15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2022-09-20
457 Views

NO TODO ESTÁ PERDIDO CON LA SCJN 

El reproche de AMLO a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que tuvo más tinte de amenaza y extorsión, sin duda constituyó un muy preocupante episodio en la relación entre los Poderes Ejecutivo y Judicial, que fue salvado de la forma más decorosa posible al no tener que votar... Read More
d

El reproche de AMLO a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que tuvo más tinte de amenaza y extorsión, sin duda constituyó un muy preocupante episodio en la relación entre los Poderes Ejecutivo y Judicial, que fue salvado de la forma más decorosa posible al no tener que votar el proyecto que generó el conflicto, es decir, la eliminación de la Ley de Prisión Preventiva Oficiosa (PPO), que fue retirada por el Ministro ponente, Luis María Aguilar, cuando ya algunos de sus compañeros habían exhibido sus posiciones que iban en sentido a favorecer la exigencia del presidente de la República de rechazar la propuesta; sin embargo, lo que llamó la atención y que puede significar un halo de esperanza y pensar que no todo está perdido en la Corte, fue la postura que mantuvo el Ministro Presidente Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, quien de principio a fin defendió que debe ser eliminada la PPO.

Durante la sesión del pasado martes, Arturo Zaldívar, fijó su postura en contra de la prisión preventiva oficiosa como medida cautelar en el sistema de justicia mexicano, aseguró que los más afectados son las y los pobres. En la discusión el Ministro presidente se llevó los aplausos y el reconocimiento. Algunos calificaron como ¡Enorme! su posicionamiento. Pero si algo hay que reconocerle es que a pesar de las amenazas y el amedrentamiento proferido en televisión nacional por el presidente del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, se fajó para reafirmar la postura que ya había venido manejando con anterioridad en cuanto a la necesidad de replantear el modelo.

En su intervención en la Corte, Zaldívar sostuvo que esta figura en México “tiene a miles de personas en la cárcel. La mayoría de ellos son pobres: los olvidados y marginados que no tienen quien los defienda”.

Pero hay que subrayar que esta postura la había venido ponderando desde febrero cuando pidió abrir un debate informado con argumentos sobre el tema, debido a que esta medida cautelar ha aumentado en México “de manera muy importante”, dijo en aquella ocasión.

“Ha generado hacinamiento en las prisiones, violación de derechos humanos y otros problemas, pero no ha disminuido ni la delincuencia, ni la violencia”, dijo Zaldívar en conferencia de prensa el miércoles 16 de febrero.

Aseguró que la medida “es una condena sin sentencia que castiga, en la mayoría de los casos, la pobreza y no la delincuencia y que estadísticamente afecta más a las personas de las capas más desprotegidas, a los sectores más pobres de la población y a las mujeres”.

Consideró que la prisión preventiva se debe utilizar “excepcionalmente” solo cuando exista riesgo de fuga, de destrucción de pruebas o peligren las víctimas y los testigos.

“Es necesario, que es indispensable, que es importante, replantearnos esta figura que me parece que aporta muy poco al combate contra la inseguridad y genera violaciones reiteradas a los derechos humanos de miles de mexicanas y de mexicanos”, enfatizó.

Zaldívar afirmó que “es inconvencional, viola la Convención Americana de los Derechos Humanos y consecuentemente el bloque de constitucionalidad del artículo primero constitucional”.

Hay que destacar que el magistrado visitó en mayo pasado la prisión femenil de Santa Martha Acatitla, al oriente de la Ciudad de México, y su óptica en el tema se aclaró y reafirmó en cuanto a la situación. 

 “Vayamos a las prisiones y díganme cuánta gente rica hay y vean cuánta gente pobre hay”.

“Cuántas personas se les fabrican delitos o se les pone un agravante para que ya no puedan salir y se pasen 10, 12, 17, 20 años en una prisión preventiva oficiosa sin que se les dicte sentencia”, agregó en su posicionamiento de esta semana. 

Finalmente, aseguró que se trata de “una profunda injusticia que padece el pueblo de México todos los días”, con lo que dejó ratificada su postura contra la implementación de esta medida de manera oficiosa, aún cuando esto signifique estar en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien defendió este recurso utilizado frecuentemente en el Ministerio Público (MP).

Hay que recordar que el pasado 9 de febrero, la Primera Sala de la Corte decidió, por mayoría de cuatro votos, que una vez transcurridos dos años de la prisión preventiva se tiene la obligación de revisar esta medida, por lo que el Ministerio Público debe acreditar por qué se justifica que siga. El amparo fue interpuesto por el Instituto de Defensoría Pública del Poder Judicial de la Federación, pero tiene efectos para cualquier persona procesada, que lleve más de dos años encarcelada en un proceso penal que aún no concluye.

En ese contexto, el ministro Luis María Aguilar Morales presentó el proyecto que planteaba la eliminación de esta figura, pero después de generar la furia del Ejecutivo de la Nación, -quien abiertamente amagó, amedrentó, fustigó y extorsionó a los Ministros de la Corte que habrían de votar el documento-, y no encontrar consenso para aprobar su proyecto, el jueves se definió por retirarlo y ofreció realizar uno nuevo, en el que se interprete esta medida para evitar que se aplique de manera automática.

En consecuencia, sin fijar fecha estimada, el ministro Aguilar Morales se comprometió a presentar en los próximos días su nueva propuesta.

Es un hecho que el debate por la prisión preventiva oficiosa es amplio y seguramente tendrá más capítulos por escribir, pero quizá lo más importante es que el Ministro Presidente Arturo Zaldívar, ha vuelto a ser congruente, ha dado la cara por los pobres, por las mujeres, por los que no pueden defenderse, y esa es una buena noticia. 

Y es que hay que decir que en no pocos momentos del actual sexenio el Ministro Presidente ha sido objeto de fuertes críticas por ponerse del lado del Ejecutivo en temas controversiales motivando con ello que se llegase a cuestionar igualmente en varias ocasiones la División de Poderes, o asumir que el Poder Judicial se había doblegado ante los caprichos de Palacio Nacional. Y si bien no se puede descartar que en algún tópico así haya ocurrido, en este momento hay que exaltar la postura del togado en el polémico tema de la Prisión Preventiva Oficiosa, en el cual se pudo mantener firme en su rechazo a esta figura tal como se encuentra ahora. 

El ministro no se doblegó ante los amagos de Andrés Manuel López Obrador y nos debe dar una esperanza de que en la SCJN no todo está perdido. 

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.