15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2022-04-18
557 Views

Los coletazos del dinosaurio

OJALÁ LO QUE SE HA VIVIDO EN TORNO A LA POLÉMICA, Y YA RECHAZADA LA LEY BARTLETT, SEA EL COMIENZO DE UNA NUEVA RUTA DE UNIDAD PARA GENERAR UN CAMBIO EN 2024...
Al final no hubo sorpresas en la sesión del domingo en que se votaría la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, denominada también Ley Bartlett. El bloque opositor se mantuvo firme hasta el último momento de la sesión en la Cámara de Diputados y ni los ofrecimientos de embajadas, gubernaturas, ni millonarios ‘cañonazos’ consiguieron cambiar el sentido del voto de los legisladores de la alianza Va por México y los integrantes de la bancada de Movimiento Ciudadano. Las amenazas, la intimidación, los amagos con el aparato de Hacienda, y de la Unidad de Informacion Financiera (UIF), tampoco doblaron a los diputados que se mantuvieron estoicos hasta conseguir los votos para impedir que se aprobara la iniciativa-capricho del presidente Andrés Manuel López Obrador.
Cabe mencionar que la reforma defendida por el primer mandatario de la nación buscaba dar mayor poder a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y habría limitado al 46 por ciento la participación del sector privado en la generación de electricidad, lo que era rechazado por las empresas privadas.
Al final, con 275 votos a favor, 223 en contra y 0 abstenciones, tras más de ocho horas de discusión el pleno del Congreso rechazó en lo general la iniciativa.
En el pleno el partido gobernante necesitaba mayoría calificada, es decir, las dos terceras partes de los legisladores presentes, por lo que se requerían al menos 332 votos favorables que finalmente no se alcanzaron.
‘Consumatum est’, pero ahora hay que esperar el coletazo del dinosaurio.  AMLO es capaz de todo. Seguramente está pensando en realizar ‘acciones ejecutivas’ , ‘acciones administrativas’ , al margen de la ley, en el ánimo de imponer sus caprichosos y caóticos objetivos, sin importarle que no se haya aprobado su iniciativa de reforma ni tampoco importarle violar la Constitución de la República.
Si bien la mañana de este lunes garantizó que no volverá a presentar algún otro proyecto de reforma a la ley eléctrica en lo que resta de su sexenio y la dejará para que el candidato de su partido la abandere en su momento, de ninguna manera se puede estar confiados de que no procurará generar cambios a sabiendas de que se ha manejado a través de decretazos en el transcurso de su gobierno.
El presidente sabía que tenía perdida esa batalla, por ello desde las 20:54 del domingo publicó en su cuenta de Twitter:
“Ya lo dije en mi informe del martes: pase lo que pase ya estamos blindados contra la traición. Mañana lo vuelvo a explicar”.

ENSEGUIDA, SE OPTÓ POR FINALMENTE AGILIZAR Y SALIR DEL DEBATE EN SAN LÁZARO.

Desde Palacio Nacional se dio un golpe de timón y se modificó la idea inicial de alargar la discusión y pensar en procurar más tiempo para presionar, lo cual creo fue lo más inteligente que pudo hacer al respecto, y no continuar con las marrullerías que bien podían haber dado lugar a que se decretara un receso de dos o tres días, como ya se había hecho en el transcurso de la semana.
Al margen de atacar dialécticamente a los partidos que permanecieron unidos y evitaron la mayoría calificada, con una campaña de intento de desprestigio por lo que según él le hacen daño a México, la interrogante prevalece en cuanto a la sinrazón de proceder a la votación cuando se sabía que no les alcanzaría sin los votos de la oposición y éstos no los tenían.
Era la crónica de una muerte anunciada de la iniciativa y aún así la sometió al pleno. ¿Cuál era la intención? Seguramente muy pronto lo sabremos.
Pero no hay duda que detrás de la pasividad con la que el presidente de la Mesa Directiva, Gutiérrez, (novato por cierto en esa lides), determinó sin titubeo alguno el rechazo a la iniciativa de su jefe máximo, y concluyó la sesión ante la sorpresa de sus propios compañeros que le gritaban, quizá esperando algo más de pelea o de estrategias dilatarías, éste tenía indicaciones precisas de qué hacer y cómo proceder y lo siguió a pie juntillas.
Como era procedente, las Reservas se retiraron ya que al rechazarse en lo general no podían subsistir en lo particular.
Sin sorpresa alguna, el día después, este lunes 18 de abril, el presidente López Obrador, aseguró que el rechazo a la Reforma Eléctrica es un “acto de traición a México”.
Señaló que los diputados respaldaron a los saqueadores, pero acotó que esto no es extraño pues así ha sucedido en otros tiempos de la historia de México. Afirmó que los conservadores siempre han apoyado a los intereses extranjeros en contra del interés nacional.
Dijo además que el rechazo de la Reforma Eléctrica tiene que ver con el pensamiento conservador que predomina entre los que prefieren estar bien con los potentados.
Ahora viene el embate de la minería (litio) y a esperar lo que AMLO está tramando.
De entrada, el presidente mencionó en la Mañanera que ya firmó y envió la iniciativa de modificación a la Ley Minera para nacionalizar el mineral y que solo pueda ser explotado, industrializado y comercializado por la Nación, a través de una empresa que funcionará como la CFE y que podría depender de la Secretaria de Energía, Hacienda o Economía.
“Se tiene una iniciativa que hoy, si así lo deciden en la Cámara, se va a discutir, para que nacionalicemos el litio. Así de claro. Que solo se utilice para el beneficio del desarrollo nacional. Llamo a los legisladores y senadores para que ya se proteja el litio y empecemos a estructurar la empresa como la CFE que va a manejar todo lo relacionado con el litio”, solicitó.

En la discusión de la Reforma.

En este sentido, hay que decir que la bancada de Morena y sus aliados, no tendrán mayor problema para conseguir su aprobación dado que no requiere mayoría calificada y la van a ganar con mayoría simple.
Sin embargo, el tema del litio es quizá tan o más importante que la energía eléctrica y similares; por lo que será fundamental que los legisladores de los partidos que el domingo preservaron unidad para evitar mayoría calificada y lograr rechazarle a López su iniciativa de reforma constitucional en relación a energía eléctrica y similares vigilen el proceso legislativo relativo al Litio y demás asuntos de minería, y en su caso realicen toda acción legal válida para recurrirlo legalmente.
Ojalá lo que se ha vivido en torno a la polémica, y ya rechazada Ley Bartlett, sea el comienzo de una nueva ruta de unidad para generar un cambio en 2024 junto con la sociedad que ya no queremos las actitudes dictatoriales del gobierno lopezobradorista.
Para nadie es un secreto que el presidente va a empezar a actuar dura y quizá rudamente, -los coletazos del dinosaurio- pero más allá de ello, el tema es, preservar la unidad opositora que no podemos negar es aún endeble, pero que abre una luz en medio de la oscuridad de los últimos cuatro años del actual régimen.

opinion.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.