15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2022-03-22
368 Views

Masacre, la invasión rusa a Ucrania

EL PAPA FRANCISCO HA LLAMADO A TERMINAR CON EL CONFLICTO EN UCRANIA, UNA «MASACRE SIN SENTIDO»...

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha denunciado un nuevo acto de terror tras el bombardeo de una escuela en Mariúpol. Según las autoridades locales, la escuela servía de refugio a cientos de personas, entre ellos mujeres, niños y ancianos, que quedaran atrapados bajo los escombros. «El edificio ha sido destruido y la gente todavía está bajo los escombros.

En Kiev ha explotado también un proyectil a las puertas de un edificio, dejando al menos a cinco heridos, dos de los cuales fueron hospitalizadas, según el alcalde Vitali Klitschko. El edificio, de 10 pisos, está muy dañado y todas sus ventanas quedaron destruidas. Los ataques no han cesado tampoco en Járkov, la segunda ciudad del país, en el noroeste, donde al menos 500 personas han muerto desde el inicio de la guerra, según cifras ucranianas. Putin ha asegurado, por segundo día consecutivo, que ha utilizado misiles hipersónicos, esta vez para destruir una reserva de combustible en la región de Mikolaiv, en el sur. Así el cinismo.

El presidente ucraniano, ha pedido a Israel que tome una decisión y apoye a Ucrania frente a Rusia, en un discurso por videoconferencia ante los miembros de la Knéset, el Parlamento israelí. «Ucrania hizo su elección hace 80 años y tenemos a Justos que escondieron a los judíos. Es hora de que Israel tome una decisión (…) la indiferencia mata», dijo Zelenski, que tiene orígenes judíos, en un discurso en ucraniano traducido al hebreo. Hasta ahora Israel ha adoptado una postura “prudente” e igual de tibia que los Estados Unidos de América, tras la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, alegando los vínculos especiales con ambos países.

En contraste, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha declarado que el gobierno de Rusia y Ucrania están cerca de coincidir en «puntos fundamentales» de un posible acuerdo de paz o, como mínimo, de un alto el fuego en el territorio ucraniano, invadido por Moscú el pasado 24 de febrero. Cavusoglu ha detectado una «convergencia» en la postura de ambos países sobre los primeros cuatro artículos de los seis que se están discutiendo en las negociaciones que delegaciones de ambos países llevan entablando desde hace días, según ha declarado el diplomático al diario ‘Hurriyet’, donde ha reiterado la voluntad de su país de seguir ejerciendo como principal mediador entre ambos bandos. De acuerdo con el asesor de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, estos cuatro artículos se refieren a la renuncia de Ucrania a su incorporación a la OTAN, el desarme del país y las garantías de seguridad mutua, la llamada ‘desnazificación de Ucrania’ (a grandes rasgos, la exigencia de Putin para la eliminación de elementos ultranacionalistas en el Gobierno ucraniano) y el levantamiento de las restricciones sobre el uso del idioma ruso.

La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, ha informado hoy de que la apertura de siete corredores humanitarios para permitir que los civiles abandonen las zonas donde está habiendo bombardeos. Al menos 902 civiles han muerto y 1,459 han resultado heridos en Ucrania hasta la medianoche del 19 de marzo, según la ONU. Diez millones de personas han sido desplazadas por los combates, incluidos casi 3.4 millones que han huido del país como refugiados.

Autoridades locales ucranianas han responsabilizado al gobierno de Rusia de la muerte de 56 personas por el impacto de un proyectil contra una residencia de ancianos en la disputada región de Lugansk, en el sureste del país. El incidente ha ocurrido en la ciudad de Kreminna, en el este del país, cuando un tanque ruso disparó «de manera cínica y deliberada» contra la residencia, según ha dicho el jefe de la administración cívico-militar de Lugansk, Serhi Gaidai, en su página de Facebook. Gaidai ha denunciado además que quince supervivientes del ataque han sido «secuestrados por las fuerzas de ocupación», y trasladados a la localidad de Svatove. «Simplemente condujeron el tanque, lo pusieron frente a la casa y comenzaron a disparar», ha añadido el responsable local.

En tanto, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha vuelto a ser objeto de críticas. Esta vez no es por las fiestas celebradas durante lo peor de la pandemia del coronavirus, en pleno confinamiento estricto, sino por unas desafortunadas palabras pronunciadas este sábado. Johnson, en un acto del Partido Conservador, dijo que los británicos, como los ucranianos, tienen el instinto de «defender la libertad», como según él sucedió en el Brexit. La responsable de finanzas del gabinete en la sombra, la laborista Rachael Reeves, ha tachado este domingo la comparación de totalmente desafortunada.

EL PAPA FRANCISCO HA LLAMADO A TERMINAR CON EL CONFLICTO EN UCRANIA, UNA «MASACRE SIN SENTIDO», Y HA PEDIDO A LOS DIRIGENTES QUE DETENGAN «ESTA GUERRA REPUGNANTE».

«Desafortunadamente, la violenta agresión a Ucrania no frena», ha lamentado ante decenas de miles de fieles, en su bendición dominical, en la plaza de San Pedro del Vaticano.

En tanto que más de 335,000 refugiados procedentes de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania y bajo control ruso, han llegado ya a Rusia desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero. Hasta el mediodía de este domingo, más de 335,000 personas que llegaron de Donetsk y Lugansk han cruzado la frontera con Rusia, incluidos más de 71,000 niños.

Volodímir Zelenski, ha firmado un decreto que aúna todos los canales de televisión nacionales en una sola plataforma, citando la importancia de una «política de información unificada» bajo la ley marcial, según ha comunicado su oficina. Los canales de medios privados ucranianos han continuado operando desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania. El anuncio del decreto, realizado en el sitio web presidencial, no especifica cuándo entra en vigor la nueva medida.

En el otro frente, cínicamente el gobierno de Rusia ha garantizado este domingo, por segundo día consecutivo, que ha usado misiles hipersónicos en Ucrania, esta vez para destruir una reserva de combustible del Ejército ucraniano en el sur del país. Este sábado, según informó la propia Rusia, utilizó por primera vez esta tecnología para atacar un arsenal ucraniano de misiles y munición.

Y en ese contexto, el jefe del Departamento de Investigación de la Dirección General de la Policía Nacional ucraniana en Járkov, Sergei Bolvinov, ha comunicado que 266 civiles han muerto en dicha región ucraniana desde que diera comienzo la guerra el pasado 24 de febrero.

Entre los civiles que habrían fallecido por los bombardeos de las tropas rusas se encuentran 14 niños, según ha informado Bolvinov en un comunicado compartido en su cuenta de Facebook, que también ha anunciado tres muertes en las últimas 24 horas.

Járkov, una ciudad situada en el noreste de Ucrania y que contaba con una población de 1,5 millones de habitantes antes de la invasión rusa a Ucrania, está asediada por las tropas rusas. Además, este sábado la ciudad fue bombardeada y varios edificios residenciales han sido alcanzados por los misiles, según ha informado la agencia ucraniana Unian.

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.