15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2022-02-28
575 Views

Ebrard y México, voluntaria e involuntariamente importantes

EBRARD TIENE DOS GRANDES PROBLEMAS; EL PRIMERO ES ÉL MISMO Y EL SEGUNDO ES EL PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR...

 El conflicto bélico que acontece al Noreste de Europa propiciado por la invasión rusa a Ucrania registrada desde el pasado jueves 24 de febrero, podría pensarse que le vino como “anillo al dedo” a un Secretario de Relaciones Exteriores como Marcelo Ebrard, ávido de aparecer en las portadas de revistas y periódicos mostrando sus habilidades y destrezas; pero bien sea por su propio aletargamiento o a consecuencia de esperar instrucciones del Ejecutivo, el tema es que la impresión que se dejó tanto al interior como más allá de nuestras fronteras, fue que México tuvo una respuesta tardía para fijar su postura ante la invasión rusa siendo que el posicionamiento de Ebrard con el mensaje de condena a la acción militar del gobierno de Vladimir Putin llegó casi 24 horas después del primer ataque. 

 En este marco, Marcelo Ebrard, está llamado a jugar un papel preponderante que guiará el rumbo de nuestra nación y trascenderá directamente a las páginas de la historia. Su destreza, su inteligencia, su capacidad de maniobra, su estrategia y su habilidad de persuasión ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, marcarán el destino de México pero también el del propio canciller que tiene la puesta mira en ser el sucesor de AMLO en la silla presidencial en 2024.

 Pero Ebrard tiene dos grandes problemas; el primero es él mismo y el segundo es el presidente López Obrador. 

 La embarazosa situación con la embajada de Ucrania lo puso el mismo jueves en serios aprietos cuando la representante de aquel país en México, Oksana Dramaretsha, exigió una expresión de condena a la ofensiva militar rusa.

“Necesitamos una declaración en la que condene la agresión rusa. De México esperamos una posición clara”, dijo la diplomática frente a medios de comunicación.

 Vía Twitter, la presión también se hizo presente por parte de la embajadora eminente, Martha Bárcena, quien un tanto molesta expresó:

“Hay quienes confunden cobardía con diplomacia. Una diplomacia efectiva es valiente y arriesgada. Apegada al derecho internacional”.

 En este mensaje la diplomática evidentemente cargó contra Ebrard, pero también contra el propio presidente López Obrador, quien horas antes no se atrevió a fijar postura durante su conferencia Mañanera.  

 Como ya mencionaba, tuvieron que transcurrir casi 24 horas a partir de la primera incursión armada de Rusia en Ucrania, para que finalmente México condenara el ataque. A las seis de la tarde con cinco minutos del jueves, Marcelo Ebrard, colocó en sus redes sociales un video mediante el cual expresó una “enérgica condena” y fijó la posición de nuestro país que dijo, será la misma en todos los foros donde participe incluido el Consejo de las Naciones Unidas. 

 «Nuestra orientación principal es rechazar el uso de la fuerza y condenar enérgicamente la presencia de fuerzas de la Federación Rusa en territorio de Ucrania». 

«México condena enérgicamente esta invasión y llama a un cese al fuego inmediato que permita una salida diplomática», añadió el mexicano.

 México llegó al momento de las definiciones y en este conflicto internacional tomó partido por la vía pacífica, decidió ubicarse en la fila de los técnicos, siendo que por un momento se dudó cuál bando apoyaría, toda vez que los amigos del presidente mexicano como Nicolás Maduro (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua) y Miguel Díaz-Canet (Cuba), fijaron su posición en favor de los rusos; es decir, Rusia y sus aliados e incluso Corea del Norte. 

 A reserva del desempeño que tendrá en este asunto la embajada de nuestro país en Ucrania,  la primera estrellita que el canciller colocó en su frente fue el haber apoyado para que algunos de nuestros connacionales pudieran salir de Ucrania y enviar un avión para que quienes así lo deseen puedan retornar a territorio nacional. 

 Pero Ebrard tiene que ser más inteligente y no dejarse llevar por la influencia del presidente sino al revés, está obligado a erigirse como esa figura que logre detener las ocurrencias y malas decisiones que salen de Palacio Nacional y que continuamente nos ponen en aprietos como país. 

 México no puede vacilar ni tomar decisiones a la ligera basado en temas como sus recientes diferencias con el Secretario de Estado de la Unión Americana, Antony Blink, quien en días pasados externó preocupación por los asesinatos de periodistas en nuestro país derivando en una mala respuesta de AMLO y una misiva aún más comprometedora de parte del propio Ebrard, quien palabras más palabras menos, acusaba a los estadounidenses de ser responsables de los asesinatos que se cometen en nuestro país por ser ellos quienes fabrican las armas que se emplean en esos crímenes. 

 En el conflicto bélico internacional, se debe revisar y ponderar lo que conviene a nuestra nación dada su ubicación geográfica, sus intereses económicos, de relaciones humanas, de temas políticos, y con inteligencia optar por lo que sea mejor para los mexicanos, y justo ahí es donde Ebrard deberá mostrar todos sus talentos y capacidades tanto para desarrollar estrategias, y fijar posiciones, pero primordialmente para hacer gala de su capacidad de persuasión para con el presidente tabasqueño, a fin de que le brinde margen de acción en la toma de decisiones, pues con todas las limitaciones que pueda tener, es de esperar que los razonamientos del canciller estén mejor soportados que los del propio AMLO.  

A la distancia, pareciere que el flamante canciller mexicano, Marcelo Ebrard Casaubón, tiene ante sí una oportunidad inigualable para catapultarse como “el sucesor” en ese sitio que de algunos meses atrás viene disputando a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México para recibir la bendición del presidente y convertirse en el candidato de Morena a la presidencia de la República en 2024. 

 Para nadie es un secreto que Ebrard, -a quien lo vimos montando shows para tomarse la foto cada que arribaba a México un avión con cargamento de vacunas anti covid-, apunta a dar un golpe de timón en las preferencias de Andrés Manuel, quien tiene como favorita a Claudia Sheinbaum para entregarle la candidatura, pero Ebrard aspira a tener un notable desempeño en este conflicto internacional y de ello podría depender que gane el título de “el sucesor”, aunque lo que realmente importa es que México salga sin daños que lamentar en esta guerra en la que involuntariamente tiene un papel importante al ser el vecino del enemigo número uno de Rusia.

 

opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

 

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.