15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-11-16
863 Views

Gobierno de Jalisco nos da el peor presupuesto de los últimos 20 años.- Villanueva

PARA EL EJERCICIO DE 2022, EL GOBIERNO ESTATAL PRETENDE DOTAR A LA UNIVERSIDAD CON 4.7 POR CIENTO DEL PRESPUESTO APROBADO PARA JALISCO 

El Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, acusó al gobernador Enrique Alfaro de invertir menos en educación superior que las anteriores administraciones. 

Esto, luego de que el Gobierno de Jalisco presumiera un aumento de presupuesto a la casa de estudios. 

Según el convenio con la Federación, para 2022 el Gobierno de Jalisco aportará 405 millones de pesos más de lo que le corresponde; para la operación de la Universidad el Gobierno Federal aportará 52% y el Estatal 48%

«¿Van a dejar de dar presupuesto a la Universidad porque la Federación decidió dejar de apoyarla, o el estado seguirá apoyando a la UdeG para respetar lo que ya se ha invertido?», manifestó el rector en conferencia de prensa. 

Villanueva Lomelí expuso que, durante el sexenio de Francisco Ramírez Acuña, el crecimiento de presupuesto promedio fue de 10 por ciento; en el gobierno de Emilio González Márquez, se creció en promedio 19.21 por ciento, y con Aristóteles Sandoval, se hizo en 8.47 por ciento. 

«Los gobernadores nos dieron más de lo que ellos crecían en el estado y es por eso que esto ha permitido tener la mejor universidad en el país», comentó. 

En cambio, lamentó que en los tres años de la administración de Enrique Alfaro Ramírez, el crecimiento de la universidad en cuanto a presupuesto ha sido del 5.78 por ciento, aun cuando Jalisco está creciendo 10.33 por ciento, casi 13 mil millones de pesos más. 

«Dicen que hay un gran trato y un gran presupuesto para la universidad, pero quiero decir que estos tres años son los peores de los últimos veinte», sostuvo.

Villanueva recordó la importancia de la UdeG para Jalisco y sus ciudadanos.

«Me gustaría saber a dónde se van los 12 mil 600 millones que, en términos reales, no se están invirtiendo la universidad. Estamos alzando la voz por las generaciones que vienen y que no tendrán un espacio para su educación», agregó. 

A nivel nacional, Villanueva Lomelí contextualizó que el gasto educativo pasó del 3.9% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2015, al 3.1% para 2022. 

Estos indicadores han impactado inversión por alumno, la cual se encuentra con los indicadores más bajos de los últimos 30 años. 

«Cuando hablamos de .8 de una proporción de 28 millones de millones, estamos hablando de cerca de 200 mil millones de pesos que este país está dejando de invertir en educación superior», indicó. 

Además, refirió que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y el Gobierno de Jalisco estiman el reparto de recursos a partir de una estimación de inflación lejana a los indicadores reales. 

Detalló que tan sólo el último año se estimó con una inflación del 3.4 por ciento cuando la real fue de 5.81 por ciento. 

El rector detalló que la UdeG ha incrementado su cobertura con apoyo del Gobierno.

«Tan solo en el último año se perdieron 2.4 por ciento por la estimación. Lo que nosotros hemos dicho es que más que estar estimando la inflación del siguiente año, lo que deberían hacer es darnos la inflación real del año anterior», expuso. 

En el caso del presupuesto estatal para la UdeG, planteó que el mal calculo ha significado un déficit anual acumulado de mil 470 millones de pesos. 

«En 2022 recibiremos 525 mdp menos de subsidio ordinario federal, 131 mdp menos de subsidio ordinario estatal y 2 mil mdp menos de fondos extraordinarios en comparación con 2015», detalló. 

A pesar de ser la universidad con mayor cobertura, la UdeG es la segunda universidad con menos inversión por alumno del todo el país. 

«La Universidad de Guadalajara siempre fue la mejor universidad del país con base en sus resultados; es por eso que somos la universidad más afectada con este recorte presupuestal», subrayó.