15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-09-13
697 Views

El veto del Gobernador

A PESAR DEL DURO RECLAMO A LA LABOR DEL CPS, ENRIQUE ALFARO TUVO LA SENSIBILIDAD DE VETAR UNA LEY NO SOLO INCONSTITUCIONAL, SINO ANTIDEMOCRÁTICA Y REGRESIVA...

Es de reconocerse la rectificación en torno a la contrarreforma que eliminaba los honorarios, que no salarios, de los consejeros ciudadanos del Comité de Participación Social (CPS). A pesar del duro reclamo a la labor del CPS, el gobernador tuvo la sensibilidad de vetar una ley no solo inconstitucional, sino antidemocrática y regresiva. Un gobernador emanado del partido Movimiento Ciudadano no podía darse el lujo de publicar una ley contraria a la participación ciudadana.

Sin embargo, entre las observaciones que envió el Ejecutivo al Congreso del Estado, hay asuntos que parecerían menores, pero que en realidad podrían ser incluso más regresivos si no se legislan correctamente. Ahora el balón está en la cancha del Legislativo, que tendrá que discutir (esperemos que de forma deliberativa en parlamento abierto) en los próximos días. Aun no se conoce públicamente el documento que el gobernador firmó el jueves pasado, pero habrá que estar atentos a lo que se envíe al Congreso para su aprobación. La letra chiquita del veto es clave para saber si efectivamente, como lo dice el gobernador, se fortalece el sistema estatal anticorrupción o, por el contrario, termina por debilitarlo, aunque se mantengan o ajusten los honorarios del CPS.

No se trata de un asunto meramente de honorarios, sino de la autonomía de la instancia ciudadana en el combate a la corrupción. Desde luego que los honorarios del CPS deben someterse a revisión, al igual que todos los sueldos del sector público de Jalisco. Lo que no se vale es medir con dos varas distintas. En el presupuesto estatal de este año, las únicas percepciones que sufrieron una reducción significativa fueron las del CPS, razón por la cual algunos decidimos amparamos en contra de una decisión ilegal y arbitraria.

AHORA BIEN, ¿SON EXCESIVOS LOS HONORARIOS DEL CPS?

Hace tres años, el Comité Técnico de Valoración Salarial fijó el monto de los honorarios del CPS, sobre la base de responsabilidades, perfiles de puestos y funciones asignadas al CPS. No fue una decisión discrecional sino técnica que, por supuesto, debe revisarse a la luz de la ley de austeridad, como el resto de la administración pública estatal. Sin embargo, también se pretende prohibir que los consejeros del CPS trabajen en otras partes, como la universidad pública, que la ley general no prohíbe. El espíritu de la legislación es que los consejeros ciudadanos que sean académicos, por ejemplo, regresen a las aulas: de ahí que sus percepciones sean sin prestaciones ni perspectivas de permanencia en el cargo. Ser profesor de una universidad no te convierte en parte de grupo político alguno, por lo que no existe conflicto de interés alguno, aunque algunos nos quieran involucrar en conflictos ajenos al CPS.

Es falso que el CPS no rinde cuentas. De manera anual en su informe y de manera mensual en sesión ordinaria se dan a conocer a la opinión pública los avances del plan de trabajo y de las actividades que realiza el comité. Tampoco es cierto que no haya resultados. Desde luego que falta mucho por hacer y lo podemos hacer mejor. Pero son innegables sus logros, reconocidos nacionalmente y evaluados de forma externa. Ojalá se exigieran cuentas con la misma vehemencia a otras instancias y dependencias de la administración pública estatal.

Acaso lo más preocupante es que se pretenda incluir un mecanismo de remoción del CPS desde el Congreso del Estado. No se trata de hacer inamovibles a los consejeros ciudadanos, pero si son designados por una instancia intermedia como la Comisión de Selección, no habría razón lógica para que pudieran ser removidos directamente por el Legislativo. Hay que reiterarlo: la reforma al CPS no es un asunto de pesos y centavos, sino de pesos y contrapesos democráticos. El CPS es el único espacio ciudadano fuera del control político del grupo gobernante.

Doctor en Administración Pública por la Universidad de Nueva York. Analista político. Director de Transversal Think-thank Twitter: @GomezAlvarezD Mail: gomezalvarezd@gmail.com