15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-09-07
1185 Views

La revocación de Enrique Alfaro

COMIENZA A CRECER LA VERSIÓN QUE ENTRE LOS RPLBOES INICIARÁN LA PROMOCIÓN DEL EJERCICIO DE REVOCACIÓN DE MANDATO PARA QUE EL AÑO PRÓXIMO SE REALICE DICHA CONSULTA POPULAR Y VER SI RATIFICAN EN EL CARGO AL GOBERNADOR...

El “asunto concluido” con el cual el gobernador Enrique Alfaro pretende finiquitar la disputa por los 140 millones de pesos del Museo de Ciencias Ambientales para, según él, redirigir esos recursos al Hospital Civil de Tonalá, está tan lejos de concluir como su intención de ser postulado como candidato presidencial en el 2024, ahora que ya su tutor Emilio González lo recontra destapó y algunos medios afines al presupuesto público jalisciense también ya lo metieron en la lista de posibles candidatos.

Es claro que tanto la UdeG como el endeudador gobierno alfarista tienen los recursos guardaditos para que unos hagan el museo y otros el hospital, por lo que para muchos se trata sólo de un show mediático muy bien orquestado para que RPL como EAR y sus respectivos boes se avienten un round de sombra y sparrings que sirva de ilusión pública de que no son iguales y se pierda el recuerdo de la pasada elección de 2018, en la cual ambos bandos fueron uno mismo detrás del tan chistoso como nocivo ex candidato Riqui Riquín Profuguín.

Peeero comienza a crecer un dato que tres fuentes han filtrado para que mis cinco lectores se enteren: Los RPLboes iniciarán en breve la promoción del muy democrático ejercicio de revocación de mandato, contemplado desde 2018 en las leyes locales, para que el año próximo se realice dicha consulta popular y ver si, como ocurrió cuando Alfaro se decía el bienamado de Jalisco, lo ratifican en el cargo de gobernador o mejor le dan una patada con chanfle para que se vaya como nuevo DT del París Saint-Germain, si es que Messi lo admite.

De hecho, la campaña para recopilar al menos 140 mil firmas para recordarle a El Endeudador de Jalisco que debe entregar los 140 millones de pesos que, insisten los RPLboes, les cobró a lo chino de su presupuesto 2021, sería ese sí el mentado round de sombra para la madre de todas las consultas.

 El reclamo popular para que Alfaro se someta, como siempre presumió y ahora se hace sordito, a una revisión a partir del voto ciudadano es creciente, aunque el séquito que lo acompaña y nunca lo contradice le llene el horizonte de nubes blancas y arcoiris naranjas y le dice, con la sinceridad que da la nómina: “Señor gobernador ¿cómo cree?, la gente lo adora, olvídese de consultar si quieren que siga, ni que fuera usted el comunista (VOX populi de sus afinidades blanquiazules) de ANLO, ese amigo echeverrista de Maduro y de Kim Jong-un que no es que sea valiente y cumpla su palabra, sino que anda buscando reflectores. Y no es que usted le saque al bulto”.

Y aunque el reclamo es creciente en serio, quienes en otros frentes ajenos a raUldeG reclaman que Alfaro se someta a la revocación de mandato tienen los pies muy bien puestos en la tierra y, ante la insistencia de algunos de organizar una colecta de firmas para obligar a realizar ese ejercicio democrático, recuerdan los muchísimos escollos que representa.

La Ley del Sistema de Participación Ciudadana y Popular para la Gobernanza del Estado de Jalisco, en su artículo 82 señala que para solicitar una revocación de mandato tiene que solicitarla el 3 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, pero además distribuidos en las dos terceras partes de los distritos o secciones electorales en este caso de toda la geografía estatal. 

Es decir, se requieren por lo menos 186 mil 223 firmas conseguidas en un periodo de 4 meses y validadas por el yuppIEPC -ah, esos organismos electorales tan “autónomos”, tan “democráticos”, tan “honorables”-, lo que representa lograr poco más de mil 500 firmas diarias.

También se establece que la solicitud para dicho ejercicio sólo puede hacerse dentro de los primeros 120 días de la segunda mitad del periodo constitucional correspondiente (entre el 1 de diciembre próximo y finales de marzo de 2022), mientras que la votación como tal tendría que llevarse a cabo a más tardar 120 días naturales posteriores a la declaratoria de procedencia de la solicitud que emita la autoridad electoral.

Peeero, y aquí sonríe Alfaro o cualquier otro político jalisciense en un puesto de elección popular, para que el procedimiento sea válido y vinculatorio deberán participar al menos la misma cantidad de ciudadanos que lo hicieron en la jornada en la cual resultó electo, es decir, se requerirían por lo menos que participen 3 millones 359 mil 396 ciudadanos.

¿LE PARECE MUCHO? NO ES TODO:

“Cuando el número de votos a favor de la revocación de mandato del servidor público sea mayor al número de votos a favor de cuando fue electo, el servidor público cesará en el cargo y se estará a disposición de lo que establece la Constitución Política del Estado de Jalisco para la sustitución de autoridades electas por sufragio”.

Es decir, para que Alfaro deje de ser gobernador serían necesarios también al menos 1 millón 354 mil 15 votos en su contra, uno más que los que obtuvo a favor en 2018 cuando muchos pensaban que sería la solución para Jalisco y no vendría a vender el territorio a inmobiliarias, ni a pelearse con la ciudadanía reclamante ni a seguir favoreciendo a sus compas millonarios.

Es obvia la farsa de dicha ley pues aún en el caso de lograr acumular las firmas necesarias, quienes estarían a cargo de realizar el ejercicio serían las “autoridades” electorales que cada día dan muestras evidentes de su domesticación a favor del poder en turno y, como ocurrió con la consulta para el juicio de los ex presidentes, simplemente van a decir que no tienen los recursos para hacer la publicidad necesaria ni para colocar todos los puestos de votación necesario. ¡Puah!

Si la UdeG finta con el petate del muerto tendrá enfrente un enorme entramado de simulación a superar para lograr el ejercicio de revocación de Alfaro El Sordito, por lo cual la única y fría esperanza sería una modificación legal en el Congreso del Estado, lo cual parece aún más difícil ante el dominio de las diputaciones naranjas y blanquiazules, más el maiceo en caso necesario.

PARTIDIARIO

Saca, saca.- Por lo anterior el gobernador ingeniero al que se le inunda el estado por todas partes a pesar que «invierte» millones en infraestructura hídrica, no tiene empacho en decir muy a su estilo, así de frente al pueblo y con la claridad que lo ha hecho tan amado, que raUldeG tiene un fideicomiso “con más de mil millones de pesos” guardado desde 2016 y que si quiere museo en vez de hospital, pues entonces que desempolven el clavo porque Jalisco es territorio libre de RPL, again…

Y ya con esta.- En la rueda de prensa “la regañera” que ofrece cada lunes, Alfaro fue cuestionado sobre la posibilidad de que se legisle para autorizar el aborto en Jalisco, un tema al que a nivel federal los naranjas dicen sí al ser un derecho de las mujeres, pero que ya en Jalisco donde podrían hacerlo realidad en una sesión legislativa de un plumazo, nomás se hacen que la virgen les habla. “Hace muchísimos años fijé mi postura, me lo han preguntado 200 mil veces, no es un tema en el que yo esté ahorita pendiente”, dijo. Busqué y di con una de esas 200 mil ocasiones, una en 2012: “No estoy a favor del aborto, estoy a favor de la vida”. Amén, pues…

 

@jcgpartida 

Periodista con experiencia en prensa escrita, radio y televisión. Corresponsal en Jalisco del diario La Jornada