15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-04-14
648 Views

El Siapa y el negocio del agua

PERO PARA LA CLASE POLÍTICA, ESA QUE NO ESTÁ FAMILIARIZADA CON LA PARTE TÉCNICA, EL SIAPA ES SOLO UN NEGOCIO...

En una charla informal con periodistas, el ex gobernador Jorge Aristóteles Sandoval contó que cuando recién llegó a la presidencia municipal de Guadalajara el ahora gobernador Enrique Alfaro, una de las primeras solicitudes que le hizo fue que le “entregara” el Siapa. Él respondió que no tenía problema, pero que sería un grave error, pues el entonces director Aristeo Mejía Durán era de los pocos hombres que sabían “dónde se cierran y abren las llaves del agua”.

Para bien y para mal, Sandoval Díaz tenía razón. Aristeo Mejía integraba un grupo de funcionarios públicos que se formaron en dependencias relacionadas con el agua, en una especie de servicio civil de carrera informal.

En ese grupo había de todo. Desde las cúpulas que integraron lo que también de manera informal se llamó el “cártel del agua”, comandado por Enrique Dau Flores, quienes dedicaron la mayor parte de su carrera a impulsar grandes proyectos hidráulicos, cuyas características fueron el millonario costo y el fracaso, hasta funcionarios de menor nivel que supieron cómo hacer negocio en cada área.

Pero también estaban los técnicos, entre quienes el líder era Mejía Durán, un hombre que sabía en estricto sentido cuál llave había que abrir o cuál cerrar, si se trataba de garantizar el abasto de agua para la zona metropolitana de Guadalajara. Su conocimiento sobre lo que había en las entrañas de la ciudad les permitía tomar decisiones cuando una fuente de abasto disminuía, cuando se presentaban incidentes y hasta la puesta en marcha de un plan de control de fugas.

Pero para la clase política, esa que no está familiarizada con la parte técnica, el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa) es solo un negocio. Lo es, principalmente, porque es uno de los eslabones en el desarrollo inmobiliario, por la entrega de factibilidades, ese documento que permite a un constructor asegurar a sus futuros compradores de vivienda que está garantizado el servicio del agua, aunque no sea así. Y lo ha sido también, y si no pregunten a los panistas, con la cartera vencida.

Pero regresando a las palabras de Sandoval Díaz, ahora sabemos que tenía razón. Finalmente Movimiento Ciudadano se quedó con el Siapa y no encontró a alguien que supiera dónde están las llaves que hay que cerrar o abrir.

Periodista especializada en temas políticos. Ha cubierto esta fuente para Grupo Milenio, y ahora para el diario NTR. Conductora de un noticiario televisivo en Canal 44