15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-03-26
710 Views

EE.UU. todavía no puede cantar victoria

LA ATENCIÓN DE BIDEN AHORA SE CENTRARÁ EN UN PAQUETE DE RECUPERACIÓN A MÁS LARGO PLAZO CON MEDIDAS DE INFRAESTRUCTURA Y CLIMÁTICAS QUE PODRÍAN COSTAR BILLONES DE DÓLARES MÁS,

A pesar de que en el país vecino del norte se están vacunando en promedio por día 2.5 millones de ciudadanos, las autoridades no han sentido la confianza o no han estado dispuestas a festejar de manera anticipada en cuanto a que se le está ganando la batalla al COVID-19, por el contrario, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, o lo que es lo mismo, el responsable de la estrategia en Estados Unidos de América, ha rechazado decir que lo peor ha pasado en la lucha contra la pandemia siendo que se ha alcanzado ya los 30 millones de casos. 

 El máximo experto en enfermedades infecciosas del gobierno reconoció que le preguntan eso todo el tiempo, pero respondió: “Estamos casi llegando a la esquina. Queda por ver si lograremos doblarla”.

 De acuerdo con la agencia AP, durante una sesión con periodistas en la Casa Blanca, Fauci sostuvo que el gran desafío es la alta tasa de contagios diarios, que se sitúa más o menos en 55,000 aunque en días recientes ha sido levemente mayor que eso.

 Si bien es una mejoría con respecto a los 250,000 contagios diarios que se veían en lo peor del invierno, es demasiado parecido a lo que veía en el verano.

«Cuando se está en ese nivel, no creo que uno pueda cantar victoria y decir que lo peor ya ha pasado”, expresó el experto.

 Sin embargo, un aspecto positivo, dijo Fauci, es que las tasas de infección entre las personas vacunadas son ínfimas. Además, ha habido un pronunciado descenso en el número de personas mayores de 65 años que aparecen en las salas de emergencia con COVID-19. 

Estados Unidos alcanzó 30,004,079 de casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 545,103 fallecidos por la enfermedad de la covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

 Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del jueves 25 de marzo) es de 1,362 muertes más que el martes y de 85,143 nuevas infecciones.

CON SUS MÁS DE 30 MILLONES DE INFECCIONES, ESTADOS UNIDOS SIGUE COMO EL PRIMER PAÍS DEL MUNDO EN NÚMERO DE CASOS SEGUIDO DE BRASIL (12,130,019) E INDIA (11,734,058).

 California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 57,850 muertos, seguido por Nueva York (49,717), Texas (47.689), Florida (32,850), Pensilvania (24,874), Nueva Jersey (24,292) e Illinois (23,408).

 Otros estados con un gran número de fallecidos son Georgia (18,660), Ohio (18,381), Massachusetts (16,970), Michigan (16,949), o Arizona (16,842). 

En cuanto a contagios, California suma 3,647,866, le sigue Texas con 2,766,030, tercero es Florida con 2,021,656, Nueva York es cuarto con 1,816,518 e Illinois es quinto con 1,227,607. 

El balance provisional de fallecidos -545,103- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

 El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronosticó que en total morirán más de 600,000 personas en el país a causa del virus. 

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de julio habrán muerto unas 596,000 personas.

 En lo que a vacunas se refiere, unos 85.5 millones de personas (un 25.7 % de la población) han recibido al menos una dosis, de las cuales 46.4 millones (14 %) están ya completamente inoculadas.

 Hay que decir que el presidente Biden heredó del gobierno de Donald Trump, una grave crisis sanitaria, pero también económica, ambas a causa de la pandemia y derivado de las malas decisiones del polémico ex presidente. 

  De ahí que sea de reconocer su labor desde el momento que asumió la responsabilidad al frente de la Casa Blanca. No solo alcanzó su meta de vacunar a 100 millones de ciudadanos en sus primeros 100 días de gobierno, sino que lo superó con creces al lograrlo en menos de tres meses. Y en el tema económico no ha sido menos eficaz, toda vez que consiguió se aprobara una ley para que la mayoría de los estadounidenses comiencen a recibir pagos directos de mil 400 dólares, desembolso que comenzará en unos días.

 El presidente Joe Biden promulgó el proyecto de ley de ayuda para la pandemia de 1.9 billones de dólares, que corona su primer gran logro legislativo y permite que la ayuda fluya a decenas de millones de personas, empresas y gobiernos estatales y locales.

 La medida proporciona créditos fiscales adicionales por hijos y nuevos subsidios de seguro médico, al tiempo que extiende un beneficio de desempleo suplementario de 300 dólares por semana hasta septiembre. Los gobiernos estatales y locales recibirán más de 360 mil millones dólares, los fondos de pensiones sindicales con problemas de liquidez serán rescatados, las escuelas están preparadas para recibir dinero para acelerar la reapertura y los fondos se destinarán a aumentar las vacunas.

 Los demócratas dijeron que el plan brinda un alivio crucial, mientras que los republicanos lo criticaron por lo que dijeron que era su costo excesivo y su enfoque en las prioridades liberales en lugar de la asistencia directa a la pandemia. 

Biden dijo que una gran mayoría de estadounidenses «apoyan firmemente» el proyecto de ley. “Esta legislación histórica trata de reconstruir la columna vertebral de este país”, dijo.

Esta aprobación marcó una victoria política significativa para el nuevo presidente, quien mostró su dominio sobre un Partido Demócrata que controla el Congreso por márgenes muy estrechos.  

La atención de Biden ahora se centrará en un paquete de recuperación a más largo plazo con medidas de infraestructura y climáticas que podrían costar billones de dólares más, un programa que promocionó durante su campaña de 2020 como crucial para sacar a Estados Unidos de la recesión provocada por la pandemia. 

 

opinión.salcosga@hotmail.com

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.