15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-03-08
679 Views

8-M: la lucha de las mujeres

EL PROBLEMA ES QUE NO HAY HUMILDAD DEL GOBIERNO PARA RECONOCER LA REALIDAD EN LA QUE VIVEN MILES DE MUJERES, NI VOLUNTAD PARA RECONOCER LAS FALLAS...

No. Realmente no hay nada que festejar; pero si conmemorar, porque la lucha por la igualdad y la equidad apenas está tomándose en serio. 

Como remembranza, el 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1975. Este día recuerda la lucha de las mujeres y la constante búsqueda de equidad de género. 

¿Por qué se conmemora el Día de la Mujer el 8 de marzo? 

Antes de iniciar la Primera Guerra Mundial, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913, mientras que en el resto de Europa, las mujeres salieron a protestar por la guerra y para solidarizarse con las demás mujeres el 8 de marzo de 1914. 

Estos acontecimientos fueron importantes para la ONU, ya que la fecha en la que comenzó esta «revolución de mujeres rusas» fue el 23 de febrero en el calendario juliano, ese mismo día en el calendario gregoriano fue 8 de marzo. 

¿Cuál es la historia y origen del Día Internacional de la Mujer? 

La industria textil comenzó a alzar la voz por sus derechos laborales; en 1910, durante el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres Socialistas se llevó a cabo la primera propuesta para la instauración de este día, pero dicha propuesta no avanzó. 

El 25 de marzo de 1911 ocurrió un incendio en una fábrica en Nueva York en el que al menos 100 mujeres, en su mayoría de origen inmigrante, perdieron la vida ya que la salida estaba bloqueada por el patrón para evitar robos. Esta tragedia no fue en vano, después de este suceso las condiciones de las trabajadoras mejoraron. 

¿Desde cuándo se conmemora el Día de la Mujer en México? 

Desde 1975, cuando la ONU declaró oficialmente el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. 

Sin embargo, el avance del reconocimiento de los derechos ha ido lento, y para muestra basta un botón, casi medio siglo despues, Palacio Nacional ‘amanece’ blindado previo a manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer 

Esta es la primera ocasión en que Palacio Nacional es blindado de esta manera previo a la conmemoración. En 2020, durante la manifestación más grande de mujeres en México en dicha fecha, el recinto solo contaba con un ‘escudo’ de policías Ateneas en el lugar para impedir las pintas de consignas en el lugar. 

Tampoco hubo este tipo de seguridad durante el primer año de Gobierno de López Obrador, en 2019. Sin embargo, el pasado miércoles, López Obrador pidió a las mujeres que las protestas fueran pacíficas y sin violencia, luego de que en ocasiones anteriores pintaran consignas en lugares como el Ángel de la Independencia y el Hemiciclo a Juárez. Incluso, en febrero de 2020, un contingente femenino hizo pintas en Palacio Nacional, tras los feminicidios de Ingrid Escamilla y la niña Fátima 

«Que se cuiden, y a corear y gritar con todo, con libertad, pero sin violencia», dijo el miércoles, López Obrador y añadió que era una recomendación pues también son libres y responsables de sus actos. 

Durante el segundo año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se cometieron 128.4% más feminicidios que en 2015, con todo y la pandemia; hay una sordera y miopía de la autoridad para atender la realidad y las voces que reclaman justicia, señala Wendy Figueroa Morales, Directora General de la Red Nacional de Refugios. 

EN MÉXICO, TRES DE CADA CINCO MUJERES VIVEN EN SITUACIÓN DE VIOLENCIA FÍSICA, EMOCIONAL, SEXUAL, ECONÓMICA O PATRIMONIAL.

Eso, sin tomar en cuenta que hay un subregistro de delitos en contra de ellas, que se estima en más de 90 por ciento. Eso quiere decir que, tan solo en el caso de asesinatos, si se tiene contabilizado que ocurren 10 feminicidios a diario, realmente suceden alrededor de 20, debido a esa cifra negra. 

De acuerdo con las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, los presuntos delitos de feminicidio aumentaron año con año, de 2015 a 2019 y, en 2020, debido a la pandemia, hubo un descenso, aunque mínimo, pues en 2019 ocurrieron 943 casos y el año pasado 939, es decir, sólo cuatro menos, con todo y que, durante nueve meses, la gente tuvo que estar en sus casas para contener la pandemia. 

En tanto, las presuntas víctimas mujeres de homicidio doloso pasaron de 1,735 en 2015 a 2,791, es decir, se incrementó 60.85%. En 2019 se denunciaron 2,868 casos y en 2020 fueron 2,791, es decir, sólo 77 casos menos con todo y la pandemia. En cuanto a presuntas víctimas mujeres de lesiones dolosas, a escala nacional se registraron 57,496 casos en 2020, mientras que en 2019 fueron 66,318, es decir, hubo 13.31% menos. 

Entre septiembre 2020 y febrero de 2021, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), la Red Nacional de Refugios (RNR) y Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) realizaron la campaña #DistanciaSeguraySinViolencias con el fin de ayudar a mujeres en situación de violencia. En ese lapso, acompañaron a 530 mujeres, niñas y adolescentes, víctimas de violencia, de 22 entidades federativas, a través de asesorías gratuitas vía telefónica. 

En ese grupo de mujeres atendidas había desde personas de 1 a 76 años. La mayor parte se encuentra en el rango de los 30 a los 40 años. 

El reporte refiere que 211 mujeres manifestaron haber acudido a otras instancias o instituciones. Al menos 57.79%, señaló que en dichas instancias se sintió escuchada pero no se resolvió satisfactoriamente su problema, en tanto, 33.67% manifestó que no fue escuchada, ni atendida. Solo 8.54% estimó que fue escuchada y la situación que la llevó a solicitar la atención se resolvió satisfactoriamente. Wendy Figueroa Morales, directora general de la Red Nacional de Refugios expuso que lo que se ha podido documentar sobre la violencia contra las mujeres es una pincelada de la realidad, porque existe una gran brecha en la información. 

Eso, porque hay muchas, que aún cuando son violentadas, no piden auxilio porque no quieren o no pueden acceder a las instancias de gobierno y no conocen que organizaciones de la sociedad civil pueden ayudarlas. Muchas mujeres no conocen sus derechos, como a tramitar un refugio u obtener una orden de protección. En ese sentido recalcó:“Nosotras sí les creemos y podemos ayudarlas”. 

La reconocida activista comentó que este 8 de marzo, cuando se conmemore el Día Internacional de la Mujer, la reflexión que debería hacerse en México es que, existe ausencia y omisiones del gobierno para atender los problemas que padecen, que, si bien, se trata de una deuda histórica, son problemas que se han agudizado en la administración del Andrés Manuel López Obrador. 

Dijo que la situación de violencia que padece ese sector de la población se agudiza, con las declaraciones del propio mandatario, cuando desdeña el reclamo de las víctimas. 

“Pareciera que se celebra que haya agresores en el poder y las violencias contra las mujeres, a través de las declaraciones que minimizan los actos violentos hacia ellas”. 

Indicó que el problema es que no hay humildad del gobierno para reconocer la realidad en la que viven miles de mujeres, ni voluntad para reconocer las fallas, lo cual permite mantener problemas estructurales y sistémicos. 

En ese sentido, destacó que la solución a esos problemas no puede darse de manera vertical y en solitario, como lo pretende el gobierno federal, ni alejando a las organizaciones de la sociedad civil y los movimientos feministas. 

“Estamos en un momento donde debido a la omnipresencia y verticalidad de las decisiones de una sola persona —las del presidente—, se ponen por encima de los derechos humanos, los intereses partidistas”, dijo Figueroa Morales. 

Desde su perspectiva, estamos ante la ausencia de un Estado de derecho, pleno y garante, que asegure la dignidad, la seguridad de las mujeres y niñas en espacios públicos y privados. “Parece que, de parte de la autoridad, hay una sordera y miopía para atender la realidad y las voces que reclaman justicia”. Agregó que las acciones implementadas por el gobierno hasta ahora “solo son parches, que lo único que buscan, es cubrir una realidad nacional que lacera, lastima y, además, se perpetúa con el silencio y la complicidad patriarcal”. 

Ante la contingencia sanitaria por COVID-19, uno de los dilemas en los que se han tenido que enfrentar las mujeres, es plantearse las implicaciones que tiene el asistir a las marchas convocadas en el marco del próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Es por lo anterior, que en la cuenta de infoactivismo en Twitter emitió algunas recomendaciones para quienes decidan manifestarse ese día. 

El sitio aconsejó a las mujeres que eviten ir a marchar si eran población de riesgo, si viven con alguien que es más propenso a padecer un cuadro grave de COVID-19, si se habían expuesto recientemente al virus o presentan cualquier síntoma relacionado con la enfermedad. 

Cabe recordar que apenas el pasado 3 de marzo, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, pidió a las mujeres que la marcha conmemorativa del día de la mujer se realizara tomando en cuenta las medidas sanitarias establecidas, para evitar los contagios de COVID-19. 

Sheinbaum refrendó que, quienes decidieran ir, de preferencia llevaran cubrebocas, gel antibacterial y mantuvieran dentro de lo posible una distancia de 1.5 metros entre persona y persona. No obstante, recalcó que el grupo de policías Atenea estaría al pendiente de la manifestación y actuaría como contención en caso de que se ameritara. “Ellas conocen los protocolos relacionados con temas sanitarios, y en general, repito, lo que hacemos son labores de contención y haciendo eco a lo que comenta el Presidente de la República, pues que solamente revisen las imágenes, cómo se utilizan toletes, por ejemplo, en la gran mayoría de las ciudades del mundo, nosotros no los utilizamos, las compañeras llevan principalmente cascos y escudos para protegerse ellas, es un protocolo completamente distinto y un reconocimiento a ellas siempre”, destacó la funcionaria. 

Cabe recordar que en otras marchas, el protocolo que se ha aplicado es el de retirar a las protestantes objetos con los que pueden lastimar a otros o a ellas mismas, y de no entregarlos a las autoridades, las policías las rodean, impidiéndoles avanzar hasta el momento en que los entreguen para su comisión. 

En ese sentido, en un informe publicado el pasado miércoles por Amnistía Internacional México, titulado “La Era de las Mujeres”, se constata que la reacción de las autoridades ante estas protestas emplea el uso excesivo de la fuerza, con detenciones ilegales, así como abuso verbal, físico y sexual. 

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.