15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal https://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2016-05-09
2899 Views

¿Por qué salvar a Abengoa?

Según la información que se ha generado en España, sobre la situación financiera de la empresa Abengoa, el esquema por el que ha obtenido recursos ha sido vía créditos y por los fondos recibidos para los proyectos que tiene asignados. Y de sus cinco proyectos más importantes, cuatro están en México, entre estos la concesión... Read More

Sonia Serano-04Según la información que se ha generado en España, sobre la situación financiera de la empresa Abengoa, el esquema por el que ha obtenido recursos ha sido vía créditos y por los fondos recibidos para los proyectos que tiene asignados. Y de sus cinco proyectos más importantes, cuatro están en México, entre estos la concesión del acueducto para llevar agua de la presa El Zapotillo a la ciudad de León, Guanajuato.

Las otras obras asignadas en México a Abengoa son dos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y una más de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Pero la participación de entidades públicas no se limita a los contratos para infraestructura hidráulica y energética, sino también a inversiones directas a la empresa, a través de la compra de bonos de deuda. En la lista de quienes metieron recursos públicos a Abengoa no sólo está el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), también lo hicieron el Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Nacional Financiera (Nafinsa), y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

Más allá de los tecnicismos financieros sobre la necesidad de mover el dinero en busca de rendimientos, la pregunta que surge es cuál podría ser el interés del gobierno federal y, al parecer, del estatal, de dar solvencia económica a una empresa que venía caminando a tropezones y terminó por caer.

Abengoa, como otras empresas que obtienen obras o concesiones en México, han resultado empresas de “saliva” que se capitalizan con recursos públicos que luego les sirven para obtener créditos, dejando como respaldo un patrimonio que no es de ellos. Por eso, cuando en Europa se niega un crédito a Abengoa de 1,500 millones de euros, empiezan los problemas. Algo similar vivimos en Guadalajara con la empresa Mecano, a la que los gobiernos municipales de Alfonso Petersen Farah, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y Ramiro Hernández García, respaldaron para que sacara adelante un proyecto comercial-inmobiliario en la zona de Huentitán, cuyo lío no se ha resuelto.

Según los planes de la Comisión Nacional del Agua, el acueducto que construiría Abengoa, proyecto en el que será la concesionaria, es decir, la que venderá el agua, debía estar terminado en octubre de 2014, lo que no sucedió.

Casualmente es ese año cuando los españoles vendieron los primeros bonos de deuda a bancos y sector público en México.

¿Por qué era necesario salvar a Abengoa? Habrá que esperar la respuesta. La posibilidades sólo apuntan a una indicación del gobierno federal o a una decisión del gobierno de Aristóteles Sandoval. ¿Es este caso el que ha provocado las omisiones del gobierno de Jalisco sobre la construcción de la presa El Zapotillo y el trasvase a León?

Las dudas siguen acumulándose cuando más información se conoce. Mientras, los plazos empiezan a vencerse y el Ipejal, por lo pronto, ya no pudo recuperar dos bonos de deuda, uno por 60 millones de pesos y uno más por 12 millones, de los más de 600 millones de pesos que invirtió en Abengoa.

Periodista especializada en temas políticos. Ha cubierto esta fuente para Grupo Milenio, y ahora para el diario NTR. Conductora de un noticiario televisivo en Canal 44
0 Comment

Leave a Reply