15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-09-01
1286 Views

FRENA: ruido y debate en Jalisco

CON LA ASISTENCIA A ESE FORO, TAMBIÉN SE CORRE EL RIESGO DE CONCEDERLES EL LUGAR DE OPOSICIÓN, LA QUE SE LEERÁ COMO ANTAGONISTA DE LAS POSTURAS DE QUIEN ASISTE, EN ESTE CASO A KUMAMOTO...

Guadalajara, México.- Con el inicio de campañas en Jalisco, la agrupación FRENA ha organizado una serie de charlas virtuales con diversos candidatos de Movimiento Ciudadano. Entre sus participantes se encuentra: Israel Orozco (Distrito 20 Federal), Estefania Padilla (Distrito 20 Local), Carmen Julia Prudencio (reelección por Distrito 9 Federal),  Fabiola Cuan (Distrito 9 Local), Joaquín Portilla (Distrito 16 Federal), Sergio Barrera (Distrito 13 Federal), Celenia Contreras (Distrito 13 Local), Higinio del Toro Pérez (Diputado Federal del Distrito 19 con licencia, candidato al Dis.19 Local), Jesús Guerrero (Alcalde de Ciudad Guzmán con licencia, candidato al Dis. 19 Federal), así como el candidato a la presidencia municipal de Zapopan Juan José Frangie. 

La dinámica del foro inicia siempre con la misma pregunta para sus participantes: ¿qué conoce(n) usteded(es) de nosotros, como FRENA?, ¿cómo nos ven?, y ¿qué opinan? Las respuestas han sido muy semejantes, más o menos articuladas, pero todas coinciden en la importancia de FRENA, así como su apoyo a la demanda central de la asociación: impedir que Morena gane gobiernos y curules. 

La visibilidad que han tenido sus foros es pequeña y claramente se dirige a simpatizantes de FRENA. Sin embargo, la invitación que ha generado mayor ruido y debate, dentro y fuera de Futuro, fue la de Pedro Kumamoto, contrincante de Frangie por la Alcaldía de Zapopan. 

De lo dicho en las intervenciones, hay dos marcos relevantes de abordar. El primero, tiene que ver con la uniformidad en las respuestas emitidas por las/os candidatos/as de MC. El discurso emecista muestra clara unidad ideológica, y cierto paralelismo con el ideario de FRENA. Lo significativo aquí, es que la insalubridad moral con la que definían a López Obrador, así como el entramado de peticiones rabiosas, en aquellas caravanas de autos convocadas por el Frente anti-AMLO, empieza a encontrar equivalencias en los discursos emecistas. A través de un armazón estable sobre lo que hace algunos meses era ruido por las calles.

Por ejemplo, el discurso de Frangie, inicia felicitando a la organización por su trabajo, para después hacer un extenso recorrido sobre su experiencia empresarial, como persona de éxito en el ámbito. En paralelo, su relación con la política, insiste en analogías futboleras, haciéndole ver como jugador experto. Ambas definiciones, con todo y sus particularidades, revelan una visión despolitizada tanto de la esfera pública, como de la economía, al orientar el deseo de la ciudadanía al terreno exclusivo del consumo, mostrándolo a él y su grupo como élite que sabe hacer. Recordemos que incluso las caravanas de FRENA,  circulaban en torno a esta lógica usando consignas como: “AMLO, vete ya. Tus patrones te lo exigimos”. 

La narrativa del ciudadano/a, consumidor/a y la despolitización de la economía, son el gran triunfo cultural del neoliberalismo. Ese relato que dividió al Estado de la economía, bajo su propia lógica (competencia y mercado), según un modelo de tipo biológico, llevado de la selección natural de Darwin, a la supervivencia de los más aptos de Spencer, como ya han revisado el sociólogo y filósofo Christian Laval y Pierre Dardot. 

Kumamoto en el foro virtual de FRENA.

El segundo marco destacado se desprende del debate suscitado por la aceptación de Kumamoto por ir a la charla con FRENA. En principio, su aceptación, como sujeto político, y el posicionamiento de algunos grupos internos de Futuro, ponen en juego la pregunta sobre dialogar con organizaciones que reconocen sólo Una (única) forma de vivir. Que defienden la familia tradicional, criminalizan el aborto, y promueven un discurso clasista. 

La discusión ocurre en tanto, el partido de Kumamoto, se presenta como una alternativa orientada a la izquierda, en favor de ampliar derechos y libertades, con un discurso inclusivo sobre la pluralidad. 

Ahora, lo menos interesante sería apuntar a un debate entre izquierda y derecha “radicales”, por lo poco que dicen esas etiquetas, y lo mucho que confunden, especialmente en nuestro contexto, y particularmente en Jalisco. Por eso, no habría que arrinconar la reflexión a la disputa entre fifís y chairos. Aunque, ciertamente, un tratamiento de esa índole puede ser sintomático de la coyuntura. Pero no, me parece más fértil explorar la reflexión sobre reunirse para hablar con estos grupos, para saber qué ocurre con un encuentro así. 

Por una parte, y eso ya ha sido abordado por diversas corrientes del pensamiento, el hecho de no hablar con ellos es una condición moral, específicamente apelar a una superioridad moral desde el discurso progresista. Al final, eso ha terminado por producir una intelectualidad chatarra, asumiendo que esa persona no sabe simplemente porque es ignorante y punto. Negar ese diálogo, sostiene una visión racionalista de la esfera pública, lo que fundamenta la mirada sobre una política de élites y para las élites. 

Al negar esa conversación pública, justificada en una racionalidad de lo social, se invalidan todos los afectos que se juegan en política, lo cual es un espejismo, y alimenta la fantasía de que dicha esfera debe ser racional y pedagógica, como única manera de entender la verdad. Ya nos lo dijo Freud desde hace un siglo: no somos sujetos de la racionalidad

Finalmente, con la asistencia a ese foro, también se corre el riesgo de concederles el lugar de oposición, la que se leerá como antagonista de las posturas de quien asiste, en este caso a Kumamoto. La amenaza en ello, es que el discurso de FRENA no tiene reparos en radicalizarse, y habrá que hacerse responsable de ese otro que tus valores excluyen del discurso, porque en esa pluralidad no caben sus demandas, y no basta con negar al presidente. 

 

@Roberttpa

Corresponsal Madrid, España. Maestro en Ciencia Política por la UdeG y doctorante en Ciencias Políticas y de la Administración y Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid.