15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-08-15
1346 Views

Alfaro necesita de AMLO

EL GOBERNADOR NECESITA PRESENTAR DOS CARAS A FIN DE UBICARSE COMO FINALISTA EN LA LARGA CARRERA DE LOS PRESIDENCIABLES DE 2024...

Aunque discursivamente el gobernador de Jalisco, aparece enfrentado con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en realidad Enrique Alfaro Ramírez, necesita del apoyo del mandatario federal para lograr su propósito de aparecer en la boleta de la elección presidencial de 2024.

Luego de reunirse por segunda ocasión con el titular del Ejecutivo federal en Palacio Nacional, en breves declaraciones Enrique Alfaro dijo que considera obsoleto “destaparse” como candidato presidencial, y luego señaló que serán los resultados de su gobierno en Jalisco los que decidirán si aparece como contendiente presidencial en 2024.

Basta ver la lista de temas que el gobernador de Jalisco le presentó a López Obrador el martes 6 de julio, para confirmar que Enrique Alfaro necesita del apoyo presupuestal del gobierno federal para presentarse al final del sexenio como un gobierno exitoso. Los temas presentados por Alfaro fueron cinco: 1) Línea 4 del Tren Ligero, 2) presa El Zapotillo y obras complementarias para el abasto de agua a la zona metropolitana de Guadalajara; 3) inversión para el saneamiento del río Santiago, 4) apoyo para terminar Mi Macro Periférico, y 5) Libramiento de Puerto Vallarta.

Todas estas grandes obras de infraestructura implican una inversión de miles de millones de pesos que el gobierno del estado no tiene a su disposición, y de hecho algunas obras competen al gobierno federal.

Si por alguna razón el gobernador de Jalisco lograra convencer a López Obrador de apoyar estos proyectos, y si la mayoría de ellos se resuelven al final de su sexenio, Alfaro se presentaría como un mandatario que resolvió pendientes estatales que en algunos casos tienen décadas sin resolución.

El tema pendiente más importante es el concerniente al abasto de agua suficiente para la zona metropolitana de Guadalajara, pero lo mismo podría decirse de resolver la contaminación del río Santiago.

En el caso de la movilidad, el proyecto de Mi Macro Periférico va a salir con o sin apoyo federal, pero de conseguir que se apoye este y la Línea 4 que conectaría el sur de Guadalajara con Tlajomulco, con estos proyectos y con la operación de la Línea 3 durante su administración (aunque como se sabe se construyó el sexenio pasado), al final del gobierno Alfaro se presentaría como el mandatario que mas ha crecido la red de transporte público en la zona metropolitana de Guadalajara.

EN CONJUNTO, LOS CINCO TEMAS QUE ALFARO LE PRESENTÓ AL PRESIDENTE PARA PROCURAR EL APOYO DEL GOBIERNO FEDERAL, SIGNIFICAN RETOS QUE HAN QUEDADO PENDIENTES EN ANTERIORES ADMINISTRACIONES.

El tema más añejo y complejo es el de abasto de agua suficiente a la zona metropolitana de Guadalajara, atrapado en los desacuerdos de la clase política, y con proyectos pendientes de terminar desde el sexenio de Guillermo Cosío Vidaurri a comienzos de la década de 1990, hace más de 30 años.

Pero todos estos proyectos sólo pueden avanzar y terminarse en el presente sexenio si el gobierno federal los respalda técnica y financieramente. Por eso insisto que, paradójicamente, Alfaro necesita de López Obrador. 

En el caso particular del megaproyecto hidráulico de la presa El Zapotillo, Alfaro necesita no solo del apoyo económico de la federación, también el aval del gobierno federal para que este proyecto se imponga a pesar de la oposición de las comunidades que corren el riesgo de inundarse. En otras palabras, Alfaro necesita responsabilizar al gobierno federal de concluir la presa El Zapotillo y así lavarse las manos ante las comunidades afectadas.

Así como cuando fue presidente municipal de Tlajomulco, Alfaro creció políticamente gracias al apoyo financiero del entonces gobernador panista Emilio González Márquez, ahora Alfaro gobernador necesita del apoyo financiero del presidente López Obrador para conseguir sus metas políticas de la elección presidencial de 2024. De este modo, Alfaro puede presentarse como un gobernante eficaz que resolvió en el sexenio, problemas que tenían décadas estancados.

Pero aún si consiguiera el respaldo financiero para los temas en cuestión, eso no implica que seguirá coyunturalmente con un discurso crítico y hasta de confrontación con López Obrador. Por ejemplo en el tema del reparto del pastel fiscal de la federación, con el discurso de que Jalisco es maltratado financieramente por el gobierno federal. Y ya sumó en este reclamo al próximo gobernador de Nuevo León, Samuel García.

Así que en las negociaciones en Palacio Nacional, habrá un Alfaro conciliador con el presidente, mientras que en los reflectores nacionales habrá un Alfaro en confrontación con el gobierno de la Cuarta Transformación. El gobernador necesita presentar las dos caras a fin de ubicarse como finalista en la larga carrera de los presidenciables de 2024.  

Periodista independiente. Conductor de @CosaPublica2 en @RadioUdeG. Al pendiente de las resistencias vs el despojo y las luchas sociales