15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-07-20
934 Views

Covid-19: tercera ola

LA VARIANTE DELTA ES SIGNIFICATIVAMENTE MÁS CONTAGIOSA QUE LA VARIANTE ORIGINAL DE COVID-19...

Todos los virus mutan, y lo hacen con frecuencia, afirma Andrew Pekosz, profesor de microbiología molecular e inmunología en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. Pero cuando una mutación hace que un virus cambie su comportamiento —tal vez el virus se vuelve más contagioso o más letal que las versiones anteriores— se clasifica como una variante. 

La delta —la Organización Mundial de la Salud (OMS) utiliza letras griegas para nombrar a las nuevas variantes del coronavirus— es la variante más reciente que está causando preocupación en el mundo.  

Una cosa que distingue a la variante delta de otras cepas de coronavirus es la velocidad a la que se propaga.  

En solo unos meses, la variante delta pasó de ser inexistente a representar la mayoría de los nuevos casos de COVID-19, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos de América. En algunas áreas del mundo, es responsable de las tres cuartas partes de las nuevas infecciones. 

Es un patrón que también se ha desarrollado en todo el mundo —sobre todo en India, donde se identificó por primera vez la delta— y el Reino Unido, donde ahora es la variante dominante. “Tan pronto como [la variante delta] llega a un país, comienza una trayectoria ascendente y eventualmente se convierte en el virus dominante, o al menos entre la mayoría de los que circulan en ese país”, dice Pekosz.  

Eso nos dice que hay algo en este virus que hace que se transmita más fácilmente en la población, porque le ha dado ventaja a otras variantes, y aún así puede alcanzarlas y superarlas en términos de la cantidad de personas infectadas. Algunos informes sugieren que la cepa delta podría causar síntomas diferentes a otras variantes.

UN ESTUDIO DEL REINO UNIDO QUE RASTREA LOS SÍNTOMAS DE LA COVID-19 A TRAVÉS DE UNA APLICACIÓN, POR EJEMPLO, INFORMÓ DE UN CAMBIO EN LOS SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES DESDE QUE LA DELTA COMENZÓ A DOMINAR. 

Los síntomas similares al resfriado, que incluyen dolor de cabeza, secreción nasal y dolor de garganta, ahora encabezan la lista en el estudio en curso, mientras que los síntomas más tradicionales de la COVID-19 —pérdida del olfato, dificultad para respirar, fiebre y tos persistente— se han reducido desde entonces. Y los médicos en Estados Unidos están notando una tendencia similar, especialmente en áreas que tienen algunas de las tasas más altas de casos de la delta. 

Una posible explicación para el cambio en los síntomas: las personas más jóvenes tienen menos probabilidades de contraer una enfermedad grave a causa de una infección por coronavirus que los adultos mayores, afirma Lisa Gralinski, profesora adjunta de epidemiología en la Facultad de Salud Pública Global Gillings de University of North Carolina. También es menos probable que se vacunen. Alrededor del 78% de las personas de 65 años o más en paises desarrollados y en vias de desarrollo, están completamente vacunadas, mientras que solo alrededor del 8% de las personas de 18 a 24 años y alrededor del 20% de las personas de 25 a 39 años están vacunadas. 

La variante delta «evade un poco la respuesta inmunitaria que se genera tras la vacunación», afirma Gralinski. Aun así, no es un reto para las vacunas autorizadas, que según los expertos brindan un alto nivel de protección contra la delta y otras variantes que circulan.  

Señalando diversos nuevos estudios, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del vecino país del norte, dijo en una sesión informativa reciente que, después de ambas dosis, la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech es aproximadamente un 80% eficaz en la prevención de la infección por la variante delta, un 88% eficaz en la prevención de la enfermedad sintomática y un 96% eficaz en la prevención de la hospitalización causada por la delta. Sin embargo, nuevos datos procedentes de Israel muestran unos índices de eficacia más bajos: alrededor de un 64% de protección contra las infecciones y un 93% de protección contra las enfermedades graves y la hospitalización.  

Sin embargo, la clave para esta protección de alto nivel es la vacunación completa, dice Pekosz. «Si solo has recibido una de las inyecciones de ARNm, ahí es donde realmente puedes ver que la variante delta puede evadir algunas de esas respuestas inmunitarias», dice. De hecho, en un estudio en el Reino Unido, todavía sin publicar, se descubrió que una dosis de las vacunas de ARNm de dos dosis tenía solo un 33% de eficacia en la prevención de la enfermedad sintomática causada por la variante delta. 

«Por lo tanto, si tienes una respuesta inmunitaria fuerte generada por ambas dosis de la vacuna de ARNm, entonces deberías estar bien», dice Pekosz. «Pero si solo estás parcialmente inmune —si estás entre dosis o si tomas la primera dosis y decides omitir la segunda— entonces estás en una zona en la que la vacuna puede protegerte contra las cepas más antiguas, pero puede no ser suficiente inmunidad para protegerte contra la variante delta». 

La variante Delta es la mutación más dominante en todo el mundo.

Johnson & Johnson emitió un comunicado el 1.º de julio señalando que su vacuna de una sola dosis «generó una actividad fuerte y persistente contra la variante delta de rápida propagación y otras variantes virales del SARS-CoV-2 altamente prevalentes». Los estudios que contienen estos datos se están enviando actualmente para su publicación. Horas antes del anuncio de J&J, Fauci dijo que es razonable asumir que la eficacia de la vacuna de J&J está a la par con la de AstraZeneca, que utiliza la misma tecnología de vectores virales. Se ha demostrado que la vacuna de AstraZeneca, cuyo uso no está autorizado en EE.UU., es un 60% eficaz para prevenir la infección y un 92% para prevenir la hospitalización causada por la variante delta. 

La variante Delta del Covid-19 es ahora la mutación dominante en todo el mundo y ha ido acompañada de un aumento de las muertes en Estados Unidos, casi en su totalidad entre personas no vacunadas, dijeron el viernes funcionarios de Washington. 

Los casos de Covid-19 en Estados Unidos han aumentado un 70% con respecto de la semana anterior y las muertes, un 26%. 

Los brotes se han producido en partes del país con bajas tasas de vacunación, dijo la directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, Rochelle Walensky, durante una rueda de prensa. 

“Esto se está convirtiendo en una pandemia de los no vacunados”, dijo, y añadió que el 97% de las personas que ingresan en los hospitales de Estados Unidos con Covid-19 no están inmunizadas. Alrededor de 1 de cada 5 nuevos casos se han producido en Florida, dijo el coordinador de la respuesta al Covid-19 de la Casa Blanca, Jeff Zients. 

La variante Delta, que es significativamente más contagiosa que la variante original de Covid-19, se ha detectado en un centenar de países del mundo y es ahora la mutación dominante en todo el mundo, dijo el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci. 

En México no estamos ajenos a esta nueva problemática, de cada 100 nuevos casos de COVID-19 en la capital, 60 corresponden a la variante Delta, por lo que domina en la CDMX con lo que ya se genera la tercera ola. 

opinion.salcosga@hotmail.com   

@salvadorcosio1   

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.