15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-02-23
669 Views

Los soliloquios del federalista

AHÍ EN SU SOLILOQUIO ELECTORERO, ALFARO OLVIDÓ LOS MILLONES DE PESOS EN PRÉSTAMOS CON QUE HA COMPROMETIDO POR DECENIOS LA ECONOMÍA DE JALISCO

Faltaban 26 minutos para que Enrique el Endeudador saliera a la plaza de armas, ya sin banquito ni altavoz de cono sino con plataforma y bocinas Bose, para cual Mariano Otero o como un émulo de Prisciliano Sánchez, anunciar el Pacto Fiscal Separatista de Jalisco con el mal gobierno de la federación que tanto ha castigado las finanzas de su gobierno estatal refundicionista.

Entonces, a las 10.04 de la mañana del lunes 22 de febrero, en los correos de la prensa local, en la mensajería de la prensa, llegó un mensaje desde las profundidades de la covacha en que ha convertido su gobierno: “Buenos días, el acto de la presentación de la iniciativa de ley para negociar el pacto fiscal con la federación del gobernador Enrique Alfaro en la plaza no se llevará a cabo. El gobernador emitirá un mensaje a través de sus redes sociales en el transcurso del día de hoy para dar más detalles. Les compartiremos a la brevedad todos los materiales que se generen”.

¿Para qué exponerse al vituperio público, a alguna rechifla del cotarro, a la crítica de que realizaba un acto público masivo en plena pandemia? No, mejor bien cuidadito, de la cerca para allá por favor, guardando la sana distancia pues aunque el gobernador usa cubrebocas, ambulancia y paramédico por si las de hule, no es hora de arrumacos populistas y menos cuando policías y taxistas realizaban sendas manifestaciones a esa hora.

Así que en el tiempo inmemorial de la videograbación, con cámaras que buscan su mejor ángulo, con empleados que todos pagamos para que lo ensalcen y aplaudan como a él tanto le gusta, bajo los murales de José Clemente Orozco en la epopeya independentista pintados sobre la cúpula de la escalinata principal de palacio, armó su tinglado y comenzó a explicar sus sinrazones, condimentadas también por las sesudas reflexiones de varios de los más orgánicos y maiceados ¿comunicadores, intelectuales, activistas? de la región, quienes integraron la mesa que más aplaude, digo la mesa de análisis fiscal.

“Queremos que el gobierno federal deje de quitarnos lo que nos corresponde, queremos que lo que se genere en Jalisco garantice que nuestro estado cuente con los recursos para atender sus problemas y sus retos antes que para cumplir los caprichos del centro”, rugió Alfaro mientras a sus espaldas las imágenes de Orozco le daban un marco de estadista y redentor del federalismo, cual lo comparó el año pasado Enrique Krauze, otro “intelectual” pagado con dinero del erario jalisciense (5.4 millones, para ser exacto).

Y ahí en su soliloquio electorero, Enrique el Endeudador se olvidó de los miles de millones de pesos en préstamos con que ha comprometido por decenios la economía de Jalisco, de los miles de millones de pesos que no se gastó de esos préstamos en un subejercicio que mágicamente se volverá sobreejercicio en este año de elecciones.

EL PETATE DEL MUERTO EN QUE SE HAN CONVERTIDO SUS AMENAZAS, SUS BRAVUCONADAS, SUS PROYECTOS GRANDILOCUENTES, LA VERDAD YA A NADIE ASUSTAN.

Ahí está la refundación que ha quedado en refundición, el nuevo constituyente que ha quedado en un nido de diputados vendidos al mejor postor e incapaz de armar una iniciativa coherente que reforme la constitución estatal, sus cinco días anticipados de encierro, botonazos y su club de expertos en la pandemia que no impidieron que Jalisco sea el tercer lugar nacional en muertes y que Guadalajara sea la quinta ciudad del país con más muertes, su plan de rescate de la cuenca del río Santiago y Chapala que sólo sigue produciendo más muertes y más descargas industriales o recomendaciones de organismos hasta internacionales por la infernal contaminación… Y así, la lista se llevaría todo mi espacio si sigo.

Por eso no espanta que ahora, con ese su afán iracundo de llamar la atención en proyectos tan inviables como el de su gobierno lleno de contradicciones, diga que “es hora de revisar y actualizar el pacto fiscal” y remate, con voz ronca y sonora aunque sólo lo escuchen los empleados aplaudidores pagados con dinero de todos nosotros: “Vamos a defender a Jalisco. Vamos a defender a México”.

PARTIDIARIO

MC desesperado.– Que en Guadalajara se usen recursos humanos y bienes públicos para fomentar simpatías compradas a favor de Movimiento Ciudadano, cada vez es más notorio. El domingo publiqué en La Jornada una nota en la que se muestra cómo al menos seis empleados de la Gerencia Municipal hacen proselitismo electoral. Hablé con el contralor Enrique Aldana, quien se comprometió a ahondar en el tema y castigar si se demostraba el delito. Pues que le apure, porque las denuncias de ese proselitismo pagado, se multiplican y conforme vayan siendo evidenciadas Aldana tendrá que dedicar todo su tiempo a ir tras los que dijeron que venían a hacer otro tipo de política en Jalisco y terminaron peor que los de antes…

Y ya con esta.- Hablando de las demagogias de quienes hoy tienen el poder -y lo van a perder diría Bersuit Vergarabat en su canción Señor Cobranza-, una de las más notables fueron las “indignadas” huestes de MC desde el gobernador hasta sus diputados alabadores por el tema del alcalde de Tototlán, un machista que terminó renunciando y le quitaron la oportunidad de reelección. Y digo demagogia, porque mediáticos que son, lo defenestraron hasta que la lengua les ardió, pero se olvidaron -o evitaron- hablar de otros alcaldes acosadores de MC, misóginos como el de Zapotlanejo, Héctor Álvarez o de Poncitlán, Luis Miguel Núñez, contra quien no sólo pesan denuncias sino recomendaciones y medidas cautelares. Y por supuesto nadie en MC dijo algo respecto a que la empleada acosada en Tototlán había puesto una denuncia hace casi un año en la Fiscalía, la cual -para no variar- se quedó ahí congelada hasta que reventó el escándalo…

Sigue a Partida en Twitter:

@jcgpartida 

Periodista con experiencia en prensa escrita, radio y televisión. Corresponsal en Jalisco del diario La Jornada