15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2021-02-09
483 Views

Registro para vacunas, irreal y engañoso alivio

OJALÁ, AUNQUE SEA POR ESTA VEZ, EL GOBIERNO CUMPLA Y SE LOGRE EVITAR MÁS FALLECIMIENTOS Y SE PUEDA EN UN MOMENTO, NO MUY LEJANO, DECIR QUE FUE UN ÉXITO LA ESTRATEGIA DE VACUNACIÓN EN NUESTRO PAÍS

Hasta el jueves 4 de febrero de 2021, después de dos días de batallar con una página hecha al vapor, con errores que le impidieron un adecuado funcionamiento y que se cayó casi inmediatamente después de que fuese anunciado que ya estaba abierta para los registros, finalmente logré inscribirme para ser vacunado.

Yo también, como muchos de mis amigos y familiares que lo comentaron en las diversas redes sociales, sentí ese alivio de saber que mi nombre ya está considerado en algún servidor del Gobierno de México y que en cualquier momento me llamarán para ser inoculado contra la enfermedad Covid-19, que ha dejado en nuestro país más de 163 mil muertes de acuerdo a las autoridades, y más de 200 mil, según el INEGI.

Yo también experimenté una especie de logro al ver en la página de la computadora la leyenda “Ud ha sido registrado exitosamente. Con el folio… Espere nuestra llamada donde le indicaremos su fecha y lugar de vacunación”.

Yo también, por escasos momentos, me imaginé de nuevo haciendo mi vida normal. Me sentí seguro, me sentí aliviado, como si un gran peso que cargaba sobre mi espalda se hubiese quitado.

Por instantes caí en esa falsa ilusión de poder volver a abrazar a los míos, de salir a la calle sin cuidarme y sin sentir miedo de que alguien tosa, estornude o me hable sin Cubrebocas. Me vi conviviendo con mi amigos en el parque de pelota, disfrutando del béisbol y pudiendo gritar un Home run o un triunfo sin temor a contagiarnos.

Fueron pocos minutos de júbilo los que tuve, después sobrevino el golpe de realidad; sentí un escalofrío en mi cuerpo, y pasé saliva al darme cuenta de que la verdad era que no tenía nada, salvo un folio en una captura de pantalla.

SENTÍ PENA POR MÍ Y POR TODOS A LOS QUE NOS VENDIERON UNA ILUSIÓN CON UN REGISTRO PARA UNA VACUNA QUE NI SIQUIERA HA LLEGADO A MÉXICO Y NO TENEMOS CERTEZA DE CUÁNDO LO HARÁ.

Lo cierto es que el régimen actual consiguió su objetivo, tal cual si hubiese entregado espejitos como en el tiempo de la conquista: logró crear la falsa sensación de seguridad que después de casi 11 meses de pandemia no había conseguido proporcionar a los mexicanos que se contagian por decenas de miles cada día y fallecen en promedio de más de mil cada 24 horas, sin que en algún momento se haya logrado una disminución importante en alguno de los rubros mencionados y que por el contrario, se continúa en ascenso. Nada menos habría que mencionar que el mismo jueves en que muchos alcanzamos el registro, fallecieron un mil 682 personas, siendo el cuarto día con más muertes en el marco de la pandemia.

Nos registramos para una vacuna que al día de hoy, no se tiene en nuestro país, por más que confiamos en que pronto llegará la polémica vacuna rusa denominada, Sputnik V, que según el dicho del presidente Andrés Manuel López Obrador, es esperada en el transcurso de los próximos dos meses en una cantidad de 24 millones de dosis para inmunizar a 12 millones de connacionales. Ojalá así sea y esta vez sí se cumpla en tiempo y forma con el prometido embarque.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Causabon, por su parte, ha afirmado que México tiene un portafolio completo de alternativas en vacunas para la población “casi como ningún otro país”.

Continúan aumentando los fallecimientos por Covid.

Un comunicado de la Secretaría de Gobernación, con fecha del 2 de febrero del presente, refiere que “conforme a lo acordado México recibió más de 700 mil dosis de Pfizer-BioNTech y el resto de las entregas se reanudará el 15 de febrero; en el caso de AstraZeneca, se precompraron 77.4 millones de dosis y ya se recibieron dos embarques -uno de ellos esta madrugada-, con la sustancia activa para 12 millones de dosis que se envasarán en nuestro país y serán verificadas por Cofepris para que cumplan con todas las medidas sanitarias.

Afirmó que de acuerdo con el mecanismo multilateral Covax, que coordina la Organización Mundial de la Salud (OMS), y del que México forma parte desde marzo de 2020, para asegurar una distribución equitativa de vacunas entre los países del mundo, se recibió la confirmación de la asignación de entre 1.6 y 2.7 millones de dosis de vacunas AstraZeneca producidas en Corea del Sur, en el primer semestre de 2021.

En relación con CanSino-BIO se apartaron 35 millones de dosis, y de ser aprobada por las autoridades sanitarias, se esperan alrededor de ocho millones de dosis entre febrero y marzo para envasarse en territorio mexicano.

El secretario Ebrard Casaubon explicó que para que toda la población tenga acceso a la vacuna, el Gobierno de México evalúa otras opciones que ya se encuentran en la fase III de los estudios clínicos, es decir, en el periodo de evaluación completo de seguridad y eficacia.

En esta etapa se encuentran, entre otras: Janssen, empresa estadounidense con más de 40 mil voluntarios con una efectividad mostrada de 66 por ciento, y con una opción de contrato hasta por 22 millones de vacunas; CanSino-BIO concluyó satisfactoriamente la fase III, en donde participaron 15 mil personas; Novavax, de Estados Unidos, inició su fase III con dos mil personas; mientras que CureVac, de origen alemán, se va a aplicar a ocho mil personas en Ciudad de México, Guadalajara, Querétaro y Monterrey.

En tanto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, ha informado que, de acuerdo con los contratos que el Gobierno de México ha firmado con empresas internacionales, prácticamente toda la población del país tiene garantizada su vacuna, ya que este año se espera la llegada de 174 millones de dosis.

Conforme a esta información, se podría presumir que las autoridades han hecho su parte en lo que corresponde a gestionar y firmar contratos para lograr que lleguen las vacunas a México.

Lo delicado del asunto es que están arribando a cuentagotas, de esos 174 millones de biológicos prometidos no ha llegado siquiera un millón, siendo que se había proyectado, de acuerdo al Plan Nacional de Vacunación, cubrir en la primera etapa -entre diciembre y febrero- al personal de salud que atiende covid en primera línea, y en la segunda fase -de febrero a abril- a personal médico restante y personas de 60 años y más. Una meta que al ritmo que vamos ni por mucho se alcanzará.

Pero aunado a la falta de inmunizadores, habrá que subrayar el fracasado sistema de vacunación puesto en marcha, en el que se ha prescindido de un aparato considerado exitoso como el que tenía nuestro país a través del Sistema Nacional de Vacunación, para echar mano de militares y servidores de la nación en labores que desconocen y no les corresponden, sin menoscabo de una fallida estrategia logística.

Por si no fuera suficientes las fallas y ocurrencias ya señaladas, a los médicos y enfermeras que recibieron la primera dosis no se les ha puesto la segunda que debía ser en un periodo de 22 días y no tienen fecha para ello; ya hay casos de médicos que recibieron la primera dosis y fallecieron antes de obtener la segunda.

Además, en lugar de dar prioridad al sector de la población que está en primera línea atendiendo enfermos de COVID, se ha inmunizado a maestros en Campeche, funcionarios públicos han acaparado las vacunas para ellos y sus familiares, y por instrucciones del presidente se comenzó a vacunar a los llamados servidores de la nación que su única función conocida en la estrategia de vacunación es acompañar la caravana y tomar nota de las personas que recibieron la dosis.

Ayer vi y sentí un rayo de esperanza entre quienes al igual que yo, logramos el anhelado registro. No sé si ellos también tuvieron ulteriormente ese golpe de realidad que a mi me sobrevino, pero no iba a ser yo quien rompiera el encanto. No iba a ser yo quien les dijera lo que he escrito ahora.

¿Cuántos de nosotros con registro en mano no alcanzaremos a llegar a esa fecha que no tenemos, a ese día que no tiene una cruz en el calendario?

Ya muchos de mis amigos, y conocidos han sido víctimas fatales de esta pandemia. Se fueron esperando un fármaco que resultase efectivo contra el virus, una vacuna que no llegó.

Ojalá, aunque sea por esta vez, el gobierno cumpla y se logre evitar que más gente siga muriendo y se pueda en un momento no muy lejano decir que fue un éxito la estrategia de vacunación en nuestro país. Ojalá.

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.