15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2020-09-06
522 Views

Resultados pobres, calificaciones altas

NO HUBO NINGUNA SORPRESA EN EL INFORME

Ya decíamos que una sorpresa del segundo Informe Presidencial habría sido que el titular del Poder Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, reconociera que México se encuentra sumido en una de las peores crisis económicas de que se tenga registro y que apenas viene lo más terrible en casi 90 años. Decíamos también que habría sido una sorpresa que admitiera los evidentes fracasos en temas como seguridad, donde los homicidios dolosos y los delitos por delincuencia organizada van a la alza, y que se vive un escenario catastrófico con más de 66 mil muertes por la falta de pericia para manejar la estrategia contra la pandemia por coronavirus. O que se hablase de que nada se ha avanzado en la lucha anticorrupción y que el nivel de su aceptación entre los mexicanos va en picada, aunque en las encuestas se sigue registrando un nivel de aceptación bastante generoso por parte de los mexicanos que le dan en promedio un 58 por ciento. 

Y tal como lo advertimos, nada de eso se pronunció en el segundo Informe de gobierno. 

De hecho, sabíamos que diría que “Esta crisis es pasajera, transitoria. Que pronto regresará la normalidad, que la pandemia está domada, que venceremos al coronavirus, que reactivaremos la economía y que México seguirá de pie, mostrando al mundo su gloria y su grandeza”. 

Auguramos que otorgaría un largo espacio en su discurso a los reproches y señalamientos a sus adversarios, a los neoliberales, y que esta vez se sumaría la pandemia como responsable también de cualquier situación negativa que hubiese que consignar. 

Dijimos que sería difícil escuchar en el Informe presidencial que “México vivirá la peor crisis desde 1932”, como lo adelantó hace algunos días el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, quien apuntó a su vez que no habrá una recuperación expedita de la caída económica, y que “se acabaron los ‘guardaditos’”, rematando con el anuncio de un recorte en el Presupuesto de Egresos de la Federación que presentará a más tardar el próximo 8 de septiembre a la Cámara de Diputados. 

Tampoco se esperaba que repitiese la frase lapidaria que el 4 de junio soltó el doctor Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, quien dijo que un escenario catastrófico para México en el marco de la pandemia por Coronavirus sería llegar a 60 mil muertes, siendo que ya superamos los 67 mil decesos por covid 19. 

No dirīa por supuesto en el también llamado “Día del presidente”, que va en incremento el número de homicidios dolosos y que se ha superado el promedio de 100 cada día, aún cuando apenas la semana pasada el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, reconoció incrementos en diversos rubros, tales como homicidios y delincuencia organizada. 

 Y obviamente, López Obrador no admitiría que nada se ha avanzado en la lucha anticorrupción, mucho menos tratándose de una bandera que ha ondeado desde todas sus campañas y sigue siendo su estandarte aún como presidente.

En este punto, habrá que decir que hasta el momento su más importante logro respecto de los casos más emblemáticos de corrupción que se han ventilado en los últimos años como son La Estafa Maestra, Odebrecht y las corruptelas de Javier Duarte, apenas y se encuentra detenida Rosario Robles por la Estafa Maestra pero solo por omisión en un proceso judicial altamente politizado. En el tema de Odebrecht, Emilio Lozoya fue detenido en España pero en México goza de libertad en alguna de sus múltiples propiedades apegado al “criterio de oportunidad”. Y en el caso de Duarte se le ratificó la sentencia de 9 años pero se le devolvieron 41 propiedades, presuntamente adquiridas de manera ilegal y con recursos de dudosa procedencia. En tanto, al menos siete miembros de la actual administración han sido señalados por presuntos actos de corrupción saliendo avante gracias a procesos llevados en las instancias de control administrativas. 

Ninguna sorpresa pues en el informe. 

Lo que verdaderamente no deja de llamar la atención es la generosa aprobación con que los mexicanos califican a Andrés Manuel siendo que el país se encuentra sumido en uno de los peores momentos en décadas. 

El lunes 1 de septiembre, previo al acto constitucional, el diario Reforma publicó en primera plana “Llega debilitado al informe”, y entregó su encuesta realizada en vivienda respondida por 1,200 personas.

En entrevista con el periodista Leo Zuckermann, la coordinadora de encuestas del mencionado diario de circulación nacional, Lorena Becerra, justificó el titular que se le dio a la publicación con el argumento de que el presidente ha perdido 22 puntos desde la primera medición cuando tomó posesión en marzo de 2019.

Subrayó son 22 puntos de desgaste del presidente y un aumento al doble de su desaprobación, sin embargo, atribuyó el que la gente no lo califique tan mal, “pese a estar reprobado en todos los rubros salvo educación”, a que tiene una buena imagen. “Su aprobación se está sosteniendo básicamente por su imagen y no por resultados efectivos de gobierno que esté viendo la población”. 

En la encuesta de Buendía & Laredo, realizada via celular, se encuentra ciertamente lo que podríamos considerar una explicación lógica de que a pesar de los malos resultados de la gestión gubernamental la ciudadanía siga calificando bien al presidente. Y es que cuando se pregunta “lo mejor y lo peor” de la administración, la gente habla de los programas sociales. 

En la encuesta señalan como “lo mejor” el apoyo a adultos mayores, programas sociales, apoyos específicos como a jóvenes y al campo y mencionan también entre los aciertos el combate a la corrupción. Entre “lo peor”, apuntan ‘reducir los apoyos, el mal manejo del COVID, la inseguridad y la economía. 

Jorge Buendía, explica que la gente no identifica claramente un gran error de esta administración “el primer dato que te dice (la encuesta) cuando contrastas los aciertos con los errores es que tienes una brecha de 20 puntos porcentuales donde hay mayor porcentaje de gente que te puede contestar fácilmente un apoyo versus los que te dicen que tienen en la mente un error claro”. 

Entrevistado también por Zuckermann, Roy Campos de Consulta Mitofsky, habló de los resultados de su encuesta vía internet, donde AMLO registra un incremento en sus niveles de aprobación en los últimos dos meses para un 54 por ciento, su mejor calificación en los últimos seis meses. Sin embargo, mencionó que su nivel es muy parecido al que tenían Felipe Calderon y Vicente Fox en vísperas de su respectivo segundo informe; estando Felipe arriba y prácticamente empatados Fox y López Obrador.

Y si bien reconoció que los momentos entre los periodos presidenciales de cada uno son distintos debido a circunstancias que influyen como redes sociales, López Obrador no es el Dios que empezó pues ya trae desgaste de gobierno. 

Mitofsky pregunta el apoyo al presidente por profesiones y la encuesta arroja que son principalmente informales, profesores, campesinos, Free lance y amas de casa las que principalmente apoyan a AMLO, quien es peor calificado por empresarios y desempleados, siendo lógico que estos sectores que han sido afectados lo califiquen peor. 

Roy Campos subraya que “la oposición de López Obrador es la realidad. Se enfrenta a la realidad cuando hay desempleo y no apoya a los empresarios”.

Efectivamente, sorprenden las calificaciones de AMLO, pero cuando leemos las encuestas, cuando escuchamos a los especialistas, y cuando el propio López da cuenta que 7 de cada 10 familias mexicanas están recibiendo apoyos económicos, entonces llega a tener sentido la altísima aprobación que le dan los mexicanos.    

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.