15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2020-08-28
799 Views

¿Estaría dipuesto AMLO a sacrificar a su hermano?

VAMOS A VER SI AMLO SERÁ CAPAZ DE SACRIFICAR A SU HERMANO, COMO EN SU MOMENTO LO HIZO CON BEJARANO, PARA LIMPIAR SU PLUMAJE...

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no midió bien o simplemente no dimensionó la furia que desataría entre los que llama “sus adversarios”, al dejar caer sobre sus espaldas el caso Lozoya. Ahora estos le han puesto una dura prueba y necesitará más que nunca demostrar que está limpio, que su plumaje no se mancha y que es capaz de no meter las manos para defender a corruptos, aunque sea su propio hermano el que pueda estar en riesgo de ir a prisión. 

Desde que AMLO asumió como presidente transcurrieron 18 meses sin mayores sobresaltos entre él y su antecesor, ni siquiera la detención en febrero pasado del ex director de Petróleos Mexicanos (PEMEX) Emilio Ricardo Lozoya Austin, dio visos de un rompimiento.

Fue muy evidente que  entre Enrique Peña Nieto y López Obrador existió un pacto de impunidad en el que el primero tendría la tranquilidad de seguir su camino sin ser perseguido, y el segundo alcanzaría su máximo anhelo de ser presidente de la nación. 

Pero López lo rompió.

En su desesperación por no poder frenar la pandemia con todas sus muertes, ni la caída de la economía ni los homicidios en todo el territorio mexicano, excedió los límites del acuerdo. 

Los videos del hermano de AMLO.

El presidente, primero, pidió se exhibiera un video -de entre las pruebas que entregó Lozoya para evidenciar supuestos sobornos y corrupción de gobiernos anteriores- en el que supuestamente se configuraba un delito y él mismo lo mostró en su conferencia mañanera. Pero en este solo se observa a funcionarios contando dinero sin que aporte mayor información en cuanto a procedencia, destino, fechas, etcétera. No se aprecian mayores datos que pudiesen configurar un delito, en cambio, las redes sociales aprovecharon para retomar el videoescándalo y recordar a Lopez que siendo él jefe de gobierno de la Ciudad de México y René Bejarano su mano derecha, se le exhibió guardándose en el saco y en un portafolio fajos de billetes sujetados con ligas, lo que terminó por llevarlo a prisión por más que posteriormente fue exonerado. 

En un nuevo intento por distraer la atención de quienes se regodeaban en redes con el “tiro en el pie” que se dio el Ejecutivo con la fallida exhibición del video proporcionado por Loyoza, se filtró la denuncia de este, en la que acusa a tres expresidentes, dos ex candidatos presidenciales, dos gobernadores, un ex secretario de gobernación y un ex secretario de relaciones exteriores, así como otros ex funcionarios de incurrir en actos de corrupción y sobornos. 

Nombres como Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón, Enrique Peña, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, Francisco Domínguez,  Francisco Javier Cabeza de Vaca, y Roberto Gil Zuarth,  entre otros, fueron ventilados en la denuncia, rompiendo en cachitos el pacto de impunidad que durante al menos 18 meses había permitido llevar la fiesta en paz. 

Ya todos sabemos lo que vino después; un video del hermano del presidente recibiendo bolsas de dinero de David León Romero, -asesor de Manuel Velasco, en ese tiempo gobernador de Chiapas-, quien estaba por asumir como zar de las medicinas, pero tras el video su cabeza fue la primera en rodar. 

Las reacciones no se han hecho esperar: el Partido Acción Nacional (PAN) presentó ante el INE una denuncia formal en contra de David León Romero, Pío López Obrador y del partido Morena, alegando uso indebido de recursos públicos para financiamiento de campañas electorales y violación a la normatividad de financiamiento a los partidos políticos, así como a la transparencia y rendición de cuentas en materia de fiscalización de los recursos públicos, y adelantó, en los próximos días diputados presentarán otras denuncias ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por la presunta utilización ilegal de recursos públicos para apoyar a Morena y ante la Fiscalía General de la República (FGR) por peculado, financiamiento ilícito y lavado de dinero.

El lunes, integrantes de la dirección nacional extraordinaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) acudieron a la Fiscalía General de la República (FGR) a denunciar a los mismos personajes por diversos delitos derivados del supuesto financiamiento ilícito a Morena.

En su denuncia indicaron que, luego de la difusión de los vídeos de 2015 en los que se observa a López Obrador recibiendo dinero por parte de León Romero cuando este era operador político y asesor del gobierno de Chiapas, es posible que estos hechos irregulares ocurrieran en otros estados, por lo que pidieron a la FGR investigar.

Tan acostumbrado está el presidente a hablar sin tener un scrip preparado, como él mismo lo reconoció hace unos días, que esta vez se trompicó y ha dejado no pocos frentes abiertos.

Aunado a lo anterior, su ambigua y tambaleante reacción argumentando una presunta diferencia entre las donaciones que reciben los corruptos y las  “aportaciones” que habría recibido Morena, solo lo metió en más problemas.

AHORA, AMLO DEBERÁ SENTARSE A PLATICAR CON SUS ADVERSARIOS Y ACORDAR UNA TREGUA.

Quizá ya lo hizo. Ya veremos, porque como lo dije antes, con toda seguridad no es el único videoescándalo ni la única prueba que tienen para hacerle daño. 

Quizá nuevamente, como en el caso Bejarano, tendrá que dejar que alguien más pague los platos rotos. Su hermano Pío o León o ambos, tendrán que ser sacrificados porque después de esa caída será difícil levantarse como si nada hubiese ocurrido. 

Es muy temprano para hablar de una caída fulminante del presidente, pero sin duda quedó muy zarandeado y en su necesidad de recuperarse de los daños sufridos tendrá que diseñar una estrategia que le permita marcar distancia del comprometedor videoescándalo en el que su hermano aparece como protagonista recibiendo bolsas de dinero en su nombre.  

Vamos a ver si AMLO será capaz de sacrificar a su hermano, como en su momento lo hizo con Bejarano, para limpiar su plumaje. 

Doctor en Derecho y Notario; Analista y Columnista Sociopolítico; Consultor en Admon. y Políticas Publicas; Pdte. de Conciencia Cívica, A.C. y JALISCOenPLENO, A.C.
0 Comment

Leave a Reply