15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2020-08-24
1240 Views

Tres actos contra la popularidad de AMLO

LA POPULARIDAD DEL PRESIDENTE CAE CADA VEZ MÁS...

Por Luis Cisneros

Primer acto.

La pandemia ha convertido a México en el tercer país en fallecimientos por Covid-19 en el mundo. La popularidad del presidente cae. Estamos a menos de un año de que se vote la renovación de la cámara de diputados, y por ende, la mayoría legislativa de la 4T. Es el momento de jugar la carta de Lozoya.

Se crea la expectativa de que hay 18 videos en los que personajes cercanos al calderonismo reciben millones en sobornos. Al final surge solamente un video, en el que aparecen colaboradores de dos ex senadores panistas y uno de los cuales es actualmente gobernador de Querétaro.

Todos en México se acuerdan de los videos de Bejarano. El propio presidente reclama a los medios (y hasta a los internacionales) el que no se hayan difundido tanto el nuevo video como el de su antiguo secretario particular. Sin duda aún respira por la herida de su derrota del 2006, que inició precisamente en aquellos viejos videos presentados en otra “mañanera”, la de Brozo. El video no tuvo el impacto deseado.  Frustrado, pide que el seguimiento al caso Lozoya se convierta en un “asunto de Estado”.

Segundo acto.

Al día siguiente de su llamado, misteriosamente aparece el expediente de una denuncia penal que Lozoya presentó ante la Fiscalía de la República. En ella, acusa a los expresidentes Peña y Calderón, a Meade y a Anaya, y, muy significativamente, a Carlos Salinas de Gortari. El “innombrable”, bautizado así precisamente por AMLO, como jefe de una supuesta “mafia del poder”, el ominipresente y todopoderoso expresidente a quien AMLO ha dejado de nombrar, despareciendo completamente de su discurso,  desde su candidatura por MORENA en 2018 y en casi dos años como presidente de México.

La denuncia de Lozoya, y su filtración a la prensa, es el regreso de Carlos Salinas a las portadas de los medios nacionales. Si el video de colaboradores de ex senadores panistas no funciona, echemos el resto.

Tercer acto.

El mismo día en que el innombrable es nombrado, surge en el portal del periodista incómodo del sexenio, Carlos Loret, un video del hermano de AMLO recibiendo dinero de manos de un personaje chiapaneco, cercano, según se dice, al entonces gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, del Partido Verde. Aquel partido fundado por personajes cercanos al salinismo, que se alió a Fox cuando Labastida declaró su antisalinismo; que se alió al PRI cuando el salinista Madrazo fue candidato presidencial; que se ha aliado a Morena y a la 4T en el Congreso para facilitarle el control de las cámaras al presidente López Obrador.

Las justificaciones que da al presidente a los hechos de su hermano, si son creíbles o si lo hunden en una maraña, son tema aparte. El daño está hecho.

Epílogo.

Cuando el presidente Peña Nieto estaba en el mejor momento de su popularidad, con el Pacto por México en marcha y las reformas estructurales aprobadas, y aparecía en la portada del TIME como el salvador de México, se asignó la construcción de un tren bala que iría de la Ciudad de México a Querétaro a un conjunto de empresas con capital mayoritariamente chino. Una de las empresas nacionales asociadas era dirigida por Hipólito Gerard Rivero, cuñado del expresidente Salinas. Dicha información se filtró en el diario Reforma y el presidente decidió evadir el escándalo, razón por la cual se habría decidido cancelar la licitación. A los pocos días, la reportera incómoda de entonces, Carmen Aristegui, daba a conocer los datos relativos a la llamada Casa Blanca, en la que vivía la familia del presidente Peña Nieto. El daño estaba hecho.   

 

*Regidor en Guadalajara por Movimiento Ciudadano, politólogo, autor de los libros “Las entrañas del león negro” y “La cuarta transformación y la refundación de Jalisco”.

@luiscisnerosq

0 Comment

Leave a Reply