15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2020-07-28
1127 Views

Alfaro, el revolucionario

A MENOS QUE EN LOS PRÓXIMOS MESES EL GOBIERNO ESTATAL REPLANTÉ SUS PRINCIPALES OBJETIVOS DE DESARROLLO, TODO APUNTA A REFORZAR EL MODELO DE CAPITALISMO ORIENTADO A LA EXPORTACIÓN QUE SE REORGANIZÓ EN JALISCO DESDE HACE 30 AÑOS.

La crisis sanitaria, económica y social que vive la sociedad mundial producto de la pandemia provocada por el coronavirus ha tenido como consecuencia inmediata un cambio discursivo de la clase política. De pronto admiten la crisis sistémica de la moderna sociedad capitalista, anunciada desde hace tiempo por los estudiosos de la economía-mundo capitalista. Y una buena parte de los gobernantes admiten ahora que se tienen qué hacer cambios sociales profundos en la sociedad, además de insistir que no se puede volver a la “antigua normalidad”.

En la “nueva normalidad”, aparentemente, se avecinan cambios sociales y políticos desde los propios gobiernos. Todo eso es por ahora mero discurso.

El gobernador de Jalisco no escapa a esta moda del nuevo discurso postcovid.19 como lo dejó entrever en una charla virtual en la que participó el pasado 21 de julio.

En su intervención en la clausura de la iniciativa “Revolución Sostenible: diálogos para la recuperación, la resiliencia y la equidad”, organizado por Instituto de Recursos Mundiales México (WRI México, por sus siglas en inglés), el gobernador de Jalisco dijo que “La idea de la reconstrucción es tener un nuevo acuerdo social donde se vea desde el tema gobierno y sociedad organizada. Sería terrible que no entendiéramos que la lógica de vida que hemos construido con los años es insostenible. Creo que esta tendrá que ser una lección importante para todos”.

En su participación, Enrique Alfaro enfatizó más el discurso federalista que ha ido armando en sus encuentros con otros gobernadores que llaman a un nuevo pacto federalista y con el que el gobernador de Jalisco pretende posicionarse como uno de los líderes de la oposición al gobierno de la Cuarta Transformación que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

En el encuentro virtual mencionado, Enrique Alfaro dijo: “En medio de lo que hemos vivido en estos meses por la pandemia, la relación de gobiernos subnacionales con la federación ha sufrido un replanteamiento de fondo, pero a partir de lo que hemos visto se tiene que construir una nueva relación con la federación”.

Más adelante enfatizó la política medio ambiental que tiene su gobierno y mencionó como ejemplos la reducción de incendios forestales, el proyecto “Revivamos el Río Santiago”, las Juntas Intermunicipales para el tema del manejo de los residuos, y distintas medidas de movilidad sustentable como la construcción de ciclovías y la ampliación del Macrobús. Además de esto ha promovido una Alianza de Gobernadores por el clima, dentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Pero quiero volver al enfoque inicial de su discurso: la idea de que tras la crisis sistémica develada por la pandemia de Covid.19 no se puede volver a la vieja normalidad. Textualmente Enrique Alfaro dijo “Sería terrible que no entendiéramos que la lógica de vida que hemos construido con los años es insostenible”, y creo que la mayoría estaríamos de acuerdo con esta afirmación.

EL ACTUAL MODELO DE CAPITALISMO DEPREDADOR DE LA VIDA Y LOS BIENES COMUNES ES INSOSTENIBLE.

Ahora lo que hay que mirar es si las políticas y modelos de desarrollo que promueve el gobierno del estado que encabeza Enrique Alfaro son un cuestionamiento o una continuidad con esa “lógica de vida insostenible”.

A menos que en los próximos meses el gobierno estatal replanté sus principales objetivos de desarrollo, todo apunta a reforzar el modelo de capitalismo orientado a la exportación que se reorganizó en Jalisco desde hace 30 años.

Las políticas del actual gobierno, como la de sus antecesores panistas y priistas, está orientada a crear infraestructura para atraer inversión privada y crear empleos mal pagados (en su mayoría y con pocas excepciones para cuadros directivos); para apuntalar una industria secundario exportadora que no promueve el desarrollo de ciencia y tecnología local y la creación de patentes. El gobierno apuntala también una agroindustria con un grupo pequeño de empresas inversoras (varias extranjeras) que controlan amplias extensiones de tierras, con trabajos extenuantes y mal pagados a los jornaleros y con uso excesivo de químicos que contaminan tierras, aguas y los cuerpos campesinos que trabajan en esas plantaciones.

En las ciudades, los gobiernos de Movimiento Ciudadano son paladines de políticas urbanísticas que favorecen al capital inmobiliario, provocando la gentrificación en las zonas urbanas más deseables, desplazando a los más pobres a las periferias con servicios precarios y de baja calidad.

Y todo eso promoviendo un consumismo desenfrenado y el endeudamiento para todos los estratos sociales. Y no sobra decir que todo este modelo de producción y consumo se sostiene mediante la depredación de recursos y bienes comunes y provocando una devastación ambiental.

Lo que dijo Alfaro en su discurso mencionado, cambiar el modelo de vida insostenible, suena muy revolucionario; pero las políticas económicas y de desarrollo apuntan más a una conservación y restauración del sistema que a cambiarlo. Las políticas del actual gobierno están encaminadas a apuntalar y no a cuestionar el capitalismo depredador que nos condena a un modelo de vida insostenible, pese a las palabras de Alfaro.

Periodista independiente. Conductor de @CosaPublica2 en @RadioUdeG. Al pendiente de las resistencias vs el despojo y las luchas sociales
0 Comment

Leave a Reply