15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2020-07-06
1369 Views

Invasiones y revoluciones

DICTADURAS LLEVARON ADOCTRINAMIENTO POLÍTICO DISFRAZADO DE BRIGADAS SANITARIAS;  ESTE AÑO, GOBIERNOS MORENISTAS CONTRATARON BRIGADAS DE MÉDICOS...

“Hoy en día venezolanos y cubanos somos la misma nación. La unión nos ha hecho más fuertes y nos hará cada día más fuertes”. Hugo Chávez, 2007.

Por Luis Cisneros Quirarte * 

Un colectivo de periodistas venezolanos suscribió con el pseudónimo de Diego G. Maldonado, uno de los libros cuya lectura es obligada para los mexicanos durante los tiempos que corren: “La invasión consentida”, publicada por Editorial Debate.

Habla sobre un fenómeno político al que se le ha prestado poca atención: el proceso de integración política y económica de Venezuela y Cuba desde que Hugo Chávez llegó al poder en aquel país. Que en cierta forma responde al proyecto de integración latinoamericana al que en su momento aspiró Simón Bolívar. Pero que en los hechos se trata de la subordinación política de Venezuela al régimen cubano. De la seducción de Fidel Castro a Chávez y el tutelaje de Raúl Castro sobre Nicolás Maduro.

De la trasferencia de riqueza petrolera de un país a otro en detrimento de los venezolanos. Cómo uno de los dos países que, junto con Arabia Saudita, cuenta con la mayor cantidad de reservas petroleras en el mundo, pasó de tener poco menos de la mitad de su población en la pobreza, cuando Chávez llegó al poder, a casi nueve de cada diez venezolanos en tal situación después de veinte años de revolución bolivariana. Una fábrica de pobreza y aniquiladora de las clases medias.

Y, en última instancia, el libro es la crónica de la transición de un populismo benévolo respaldado por las urnas, de un estado clientelar que usa las rentas petroleras para construir un respaldo mayoritario al líder que una y otra vez reformó la constitución para permitir su reelección indefinida, a la construcción de un estado policial y represor, que, tras la muerte del caudillo, ha retenido el poder mediante el fraude electoral y una guardia pretoriana cubana; una dictadura que ha dejado de tener en las masas su respaldo, para tenerlo en aparatos militarizados que reprimen violentamente, con cárcel y muerte, a sus opositores. Que ha criminalizado la oposición.

Responsable de más de ocho mil ejecuciones extrajudiciales a adversarios políticos solamente entre 2015 y 2017. De otras cinco mil en 2018. 

Los autores de tan desolador testimonio refieren que la invasión consentida inició con el programa Misión Barrio Adentro, el cual consistió en llevar servicios médicos ofrecidos por personal cubano y venezolano a los barrios más empobrecidos de Venezuela a partir del 2003. En realidad, se trataba de brigadas de adoctrinamiento político. A los que acompañarían asesores políticos y militares, también cubanos.  

Una investigación periodística del portal Animal Político documenta que gracias a un convenio entre el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) del gobierno federal, y las secretarías de finanzas y salud del gobierno de la CDMX, un total de 585 médicos cubanos colaboran en los diferentes hospitales COVID de la capital del país desde el 27 de abril del presente año. El convenio es por 6.2 millones de dólares, con el gobierno cubano. Meses antes, en Veracruz, el gobierno estatal había conveniado la contratación de 180 médicos cubanos para brigadas sanitarias. Ambos gobiernos estatales, de filiación morenista.

*Regidor en Guadalajara por Movimiento Ciudadano, politólogo, autor de los libros “Las entrañas del león negro” y “La cuarta transformación y la refundación de Jalisco”.

0 Comment

Leave a Reply