Comparecencia de Tamez y Solís, más defensa que cuestionamientos

Compartir

Los legisladores sostuvieron que hubo falta de protocolos en las manifestaciones.

POCOS DIPUTADOS EXIGIERON RESPUESTAS A LOS FUNCIONARIOS; CEDHJ SEÑALA “EVIDENTES” VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS

El coordinador del Gabinete de Seguridad, Macedonio Tamez y el fiscal general, Octavio Solís, acudieron a comparecer al Congreso local sobre los hechos violentos en las manifestaciones que hubo recientemente en Jalisco; sin embargo, la mayoría de los diputados se dedicó a defender el actuar de las corporaciones policíacas que a realizar cuestionamientos.  

Por ejemplo, el legislador del Partido del Trabajo (PT), Arturo Herrera, declaró que en las manifestaciones en las que se exigía justicia por el asesinato de Giovanni López, hubo intereses “mezquinos” que buscaban enardecer el clima político.  Dijo que se trataba de “infiltrados” y “agitadores que tenían el propósito de sembrar terror.

Los diputados de otras bancadas políticas, como Movimiento Ciudadano (MC), también expresaron que los infiltrados querían desestabilizar al estado. El coordinador de este grupo parlamentario, Salvador Caro, preguntó sobre la salud del policía que resultó quemado durante la manifestación del 4 de junio.

Los funcionarios se defendieron ante los legisladores.

Las fracciones parlamentarias de oposición, como el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), realizaron los cuestionamientos más duros a los funcionarios estatales.

La líder de los priistas, Mariana Fernández, llamó a que se haga justicia sin importar los colores tanto en el caso de Giovanni como en los hechos violentos de las manifestaciones.

También preguntó que si el caso de Giovanni no se hubiera vuelto mediático, se hubiera investigado al respecto de cualquier forma. Sobre la infiltración

Por su parte, Érika López, coordinadora de Morena en el Congreso, recordó el negro historial de Octavio Solís como procurador de justicia durante sexenios anteriores, pues él fue el encargado de la seguridad durante las manifestaciones de 2004 por la III Cumbre América Latina, en las que hubo decenas de detenciones y casos de tortura.

Los legisladores preguntaron sobre la falta de protocolos en las manifestaciones.

Otros cuestionamientos que hicieron los diputados fueron: ¿quién dio la orden de las detenciones ilegales?, ¿cuándo se enteró la Fiscalía del asesinato de Giovanni?, ¿estamos ante la ausencia de un Estado de derecho?

Al igual que Tamez y Solís, el ombudsman de Jalisco, Alfonso Hernández Barrón, también compareció ante los diputados.

Funcionarios reconocen abusos de autoridad

Tanto Macedonio Tamez como Octavio Solís reconocieron que hubo abusos por parte de los elementos de seguridad que están a su mando.

Tamez se deslindó al recordar que sus facultades no tienen “ni mango ni conducción” en las fuerzas policíacas; también reconoció que faltó labor de inteligencia durante las manifestaciones.

Sin embargo, se defendió: dijo que en un principio, las manifestaciones eran pacíficas, pero grupos de infiltrados “desde los rincones de poder”, se unieron para ocasionar caos y violencia.

El fiscal general declaró que ni iba a “regatear” sobre los hechos. Dijo ser el primero en reconocer los abusos de autoridad por parte de la policía y que la institución que dirige ha perdido la credibilidad.

Solís manifestó que no se ha perdido el Estado de Derecho, sino que ya se han abierto carpetas de investigación contra los elementos de seguridad que actuaron violentamente.

Hubo antimotines afuera del Congreso.

CEDHJ: “estos hechos vergonzosos pasarán a la historia de Jalisco”

Para el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco, Alfonso Hernández Barrón, los elementos de seguridad cometieron “hechos vergonzosos que pasarán a la historia de Jalisco”.

Barrón declaró que fue “evidente” la violación a los derechos humanos, así como los actos violentos cometidos contra los manifestantes.

El presidente de CEDHJ hizo un llamado a los mandos de seguridad para que se revisen las instalaciones de la Fiscalía, pues “no es posible” que haya “jaulas” que se usen para restringir la libertad.

La Comisión anunció que se presentaron informes respecto a la actuación de la Fiscalía en las manifestaciones y sobre el asesinato de Giovanni López.

Por comparecencia, blindan el Congreso

Con Avenida Hidalgo cerrada desde temprano, el perímetro de Palacio Legislativo lució cercado con vallas metálicas como parte del operativo de seguridad para la comparecencia.

El tránsito de las calles allegadas mantuvo modificaciones en sus circulaciones a partir de las 14:00 horas, cuando se cerró también Avenida Independencia.

Dentro del edificio histórico, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado realizaron inspecciones previas al evento para la detección de armas y explosivos. 

Horas más tarde, fuera del recinto un equipo de diez antimotines vigiló al pequeño grupo de manifestantes que colocaron pancartas amarillas en las que pedían la destitución del gobernador Enrique Alfaro Ramírez y del fiscal, Gerardo Octavio Solís.

Salvador de la Cruz Rodríguez, secretario general del Poder Legislativo, negó que el blindaje fuera solicitado por el Congreso y aclaró que se ofició como en cualquier evento.

 

Lee también

Crece indignación por atentado a derechos humanos en Jalisco

Compartir

Dejar un comentario