15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2020-06-01
488 Views

LA NUEVA REPÚBLICA DE…

Me pregunto si sería respetado el nombre de Jalisco para el país que Enrique Alfaro está refundando aquí según sus nervios, aunque en realidad lo que exhibe con sus actos sea un formulario con las peores recetas de quienes lo antecedieron en el cargo de gobernadores del estado: deuda pública, represión, demagogia, amiguismo, negocios desde el... Read More
Me pregunto si sería respetado el nombre de Jalisco para el país que Enrique Alfaro está refundando aquí según sus nervios, aunque en realidad lo que exhibe con sus actos sea un formulario con las peores recetas de quienes lo antecedieron en el cargo de gobernadores del estado: deuda pública, represión, demagogia, amiguismo, negocios desde el poder, soberbia, referencias divinas, insultos…

¿Alfaro le pondría otro nombre, dejaríamos ser de Jalisco porque encargaría una consulta a Mitofsky a través de La Covacha (¡ajúa!) para saber cómo queremos que se llame el país escindido?

  1. Alfarisco

  2. El Faro

  3. Tlajolisco

  4. Enriqueneta

  5. Chivastlán

  6. Rusiatlán

  7. Ninguno de los anteriores, prefiero: (escribir sugerencia).

¿Tendremos dentro de poco que decir que hace mucho calor en mayo en Alfarisco? O que faltan 50 kilómetros para la aduana de Enriqueneta, saca el pasaporte, o bien preguntarnos ¿cuánta distancia hay de Rusiatlán hasta Cancún?

Los disparates anteriores vienen a cuento porque la política de Jalisco y el gobierno federal son una antítesis de fondo y forma, de personajes con formas encontradas de ver incluso la vida y que están al borde de la ruptura, porque no se crea el amable lector que esto se va a quedar así.

Las amenazas de salir del pacto fiscal federal de Jalisco -inspiradas por El Bronco como se ha documentado-, o el pronunciamiento reciente en Coahuila de los 7 gobernadores -incluidos por supuesto Alfaro y El Bronco– contra la política energética federal, no son meras fintas, son más bien acuerdos preliminares y guiños públicos para abrir expectativa sobre un eventual doblar de campanas similar al independentista de 1810, hoy con el tuétano extra de las elecciones intermedias 2021.

A Parras de la Fuente, Coahuila, con la anfitrionía del gobernador priista Miguel Ángel Riquelme, Alfaro llegó el 22 de mayo pasado sin importar los picos de la pandemia. 

También llegaron los gobernadores de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN); de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo (PRD); de Colima, Ignacio Peralta (PRI), de Durango, José Rosas Aispuro (PAN) y, a wiwi, de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco ¿independiente?

“El punto central de nuestro planteamiento va en el sentido en que se cumplan los compromisos de México en materia ambiental que tenemos con los mexicanos y que tenemos con el mundo”, dijo Alfaro esa ocasión, mientras en la región de Los Altos, en Lagos de Moreno y Unión de San Antonio, grandes extensiones de tierra han sido deforestadas para la construcción de naves industriales, tequileras y un parque fotovoltaico.

Es decir no fue Alfaro a Coahuila a defender una agenda de “energías limpias” para sustituir el uso de combustibles tan fósiles como el viejo y contaminado Bartlett, sino a cuidar rancho a empresas que a la sombra de la reforma energética del sexenio anterior hacen negocios con parques eólicos (deforestación incluida) en Ojuelos, donde hasta el magnate Ricardo Salinas Pliego tiene intereses empresariales. 

Ya se la sabe el góber: “Esta noche en Hechooooos…”

Pero en el fondo ese, como anteriores viajes para reunirse con otros gobernadores y El Bronco, tienen como propósito desestabilizar hasta donde sea posible el régimen encabezado por Andrés Manuel López Obrador y que ha venido a sacudir la política económica y social neoliberal de los últimos 40 años en México, una política esta que no por vieja deja de ser seductora para los nuevos mercaderes de los cargos públicos de elección, necesitados de acuerdos y mucho dinero para escalar en su ambición política.

Por eso la fórmula de más endeudamiento como receta, no importa que eso tuviera una repercusión casi de paradoja física, de Alfaro vs. Alfaro en la dimensión desconocida, el del presente diciendo mezquino y miserable al de pasado que no quería endeudar más al estado. Bala en el pie, escupitajo al cielo, no importa nada de eso bajo la lluvia de billetes con terminación 2021.

Y luego de usar como el trapo permeable que son los diputados locales, Alfaro también se quiere amparar del escrutinio público con el escudo de otro sector, el empresarial, al decir que serán estos quienes vigilen el buen uso de los recursos del nuevo préstamo, de los 6 mil 200 millones que como Jesús hizo con los panes y los peces, se multiplicarán lo suficiente para sacar al estado ¿al nuevo país? de la contingencia económica.

Así creó el comité de “evaluación y seguimiento”, encabezado por Augusto Chacón, director de la asociación Jalisco Cómo Vamos, que es financiada por organismos empresariales y universidades privadas.

Otras personas que lo integran y cuya reputación según Alfaro es suficiente para garantizar el buen uso de los recursos públicos -muchos de los cuales irán dirigidos a ellos mismos-, son Marisa Lazo Corvera (empresaria pastelera), Carmen Alicia Villarreal Treviño (empresaria tequilera), Carlos Villaseñor Franco (presidente de Coparmex Jalisco).

También Xavier Orendain de Obeso (presidente Canaco Guadalajara), Sofía Pérez Vázquez (presidenta del Consejo Coordinador de Mujeres Empresarias), Carlos del Río Madrigal (presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción). 

Además el académico de la UdeG, Ramiro Montero, y el periodista Diego Petersen, miembro de un clan familiar que ha tenido cargos, asesorías y negocios con gobiernos municipales y el estatal desde hace años.

Ah, lo olvidaba. Para también garantizar que la representación será una aguda vigilante del uso del nuevo préstamo, aunque sólo con derecho a voz, estarán el ex presidente de Coparmex, Mauro Garza, y el jefe del gabinete alfarista, Hugo Luna. 

Ellos (Alfaro, los 28 diputados panemecistas, los empresarios) serán recordados algún día en los libros de historia como quienes pusieron los cimientos y dieron vida a los primeros pasos en la república de ¿Tlajolisco, Chivastlán?

PARTIDIARIO

Puente Grande.– La lucha por el poder, por el autogobierno en Puente Grande, no se remite solo al Reclusorio de Sentenciados como quedó comprobado con la riña que causó ocho muertes y ocho heridos el viernes 22 de mayo, sino que también impera con total impunidad y mucha más virulencia en el Reclusorio Preventivo también en ese complejo penitenciario. Hasta el propio director de reclusorios estatal, José Antonio Pérez Juárez, reconoció cuando lo entrevisté días antes de la gresca, que en este último el autogobierno tenía el 50 por ciento del control de esa cárcel. Y uno se explica entonces que si el gobierno estatal no puede terminar con la inseguridad e impunidad que provocan delincuentes que ya están confinados, qué cabría esperar con los malandros que siguen sueltos en las calles…

Y ya con esta.-  Qué lindura la de la diputada aún morenista María Patricia Meza Núñez, quien además de chaquetear a la hora de la aprobación de más deuda pública para Jalisco y tras los chiqueos de Salvador (muy) Caro para que sintiera el calorcito nananaranja de MC, ahora quiere seguir dentro de la bancada de Morena porque según ella lo que hizo fue votar a favor de una deuda que llegaría hasta municipios gobernados por alcaldes de su partido. Oreja pos qué, dicen algunos de los diputados, quienes le iniciaron proceso para sacarla del grupo parlamentario y que el partido la inhabilite. A ver si la ex enfermera y diputada recibe lo que le prometieron por su voto….

@jcgpartida

Periodista con experiencia en prensa escrita, radio y televisión. Corresponsal en Jalisco del diario La Jornada