Días de guarda

Compartir

Mientas a todos niveles el llamado ha sido a permanecer en casa el mayor tiempo posible para evitar más contagios, hasta el momento no hay una cura para el Covid-19. Mientras los especialistas trabajan para hallar una vacuna o tratamiento, muchas personas en redes sociales contribuyen a la desinformación a partir de imágenes, noticias sacadas de contexto o incluso falsas y hasta recomendaciones que prometen curar esta cepa de coronavirus.

Muchas publicaciones proliferan en la red bajo la premisa de que los pacientes de este nuevo virus se curarán al realizar los pasos que indican. Uno, por ejemplo, afirma que la luz del sol podría matar al virus, sin embargo, “esto no es cierto”, alertó la UNICEF.

La propagación de este tipo de contenidos, en tiempos como los que se viven actualmente a nivel global, puede provocar que las personas queden sin protección o sean más vulnerables al virus, además de que también abonan a un sentimiento de paranoia, el miedo y las estigmatización, y tener otras consecuencias, como ofrecer una falsa sensación de protección.

Otro de los métodos para tratar la enfermedad que han tenido una reproducción relevante en las plataformas digitales es el de realizar gárgaras de agua tibia con sal o vinagre. Este remedio sugiere que el coronavirus permanece en la garganta varios días antes de bajar hasta los pulmones y es por eso que las gárgaras podrían eliminarlo, pero eso también es falso. No existe una evidencia científica que indique que esta combinación de productos impidan el paso del patógeno a los pulmones. El único beneficio que podría tener, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, es calmar el dolor de garganta, pero no elimina el coronavirus. Las capacidades del calor han sido relacionadas con la eliminación del Covid-19. En un video publicado en Facebook, mismo que los responsables de la red social ya se encargaron de eliminar, era posible ver a una mujer apuntando un secador de pelo a su cara con el fin de calentar sus senos paranasales y así “matar al coronavirus”.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha encargado de desmentir esta creencia, pues el virus no puede ser eliminado por secadores de manos y además resiste a ambientes con temperaturas bajas o altas. Asimismo, forzar aire caliente hacia la nariz no es recomendable. Si se desea calentar esta zona, los especialistas sugieren aspirar vapor de agua.

Una publicación más apunta que doctores japonenes descubrieron que tomar agua en lapsos de 15 minutos, aproximadamente, puede proteger a las personas del virus. La lógica de esto se basa en que el virus que llega a la boca se diluye con el líquido hasta el estómago y ahí se desintegra; es decir, no pasa por la traquea y, por lo tanto, no llega a los pulmones, de lo cual no hay ninguna evidencia.

Por otra parte, en algunos posteos también se ha señalado a la ingesta de plata coloidal como una posible solución al coronavirus, pero según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa de los Estados Unidos afirmó que aún faltan pruebas sobre sus supuestos beneficios médicos.

Entre semana, en las redes sociales también corrió un mensaje donde se aseguraba que China había anunciado un suero de origen cubano que curaba el Covid-19. “Hace unas horas, China anunció oficialmente el éxito del suero cubano, que el Dr. Hala, Ministro de Salud de CUBA, presentó al Ministerio de Salud de China para tratar el virus Corona (…) y que resultó ser 100% efectivo en más de siete casos que han sido curados” (sic).

La información era falsa. En cambio, el anuncio que sí realizó el país en donde se originó el nuevo coronavirus fue que se encontraban trabajando para desarrollar una vacuna que cure la enfermedad, además de que había sido puesta a prueba en varias personas; sin embargo, ésta todavía no ha sido aprobada para comenzar su producción a gran escala.

Pero ante tanta confusion ¿Qué hacen los responsables de las redes sociales para combatir la desinformación?

Al buscar contenido referente al virus en Facebook, los usuarios primero verán los resultados de las fuentes oficiales, como la OMS. Asimismo, los responsables de la plataforma trabajan para eliminar publicaciones falsas reportadas por usuarios y las principales autoridades sanitarias con el fin de que más personas no las vean.

También se está impidiendo la publicación de anuncios que intentan explotar la situación para el beneficio de unos cuantos. Por ejemplo, aquellos productos que aseguran, puede, curar el coronavirus están totalmente prohibidos. Además aplicarán restricciones en los anuncios de mascarillas y cubrebocas.

Google, por su parte, anunció que su equipo de Confianza y Seguridad está trabajando para proteger a los usuarios de la desinformación así como del phishing, y la distribución de malware en los dispositivos a partir de esta emergencia sanitaria. Google Ads bloquea todos los anuncios que del coronavirus que busquen sacar un rédito personal a costa de desinformación.

Lo que si se sabe, y existe evidencia de ello, es que el virus puede mantener su poder infeccioso por horas e incluso días, según un nuevo estudio.

Así pues, mientras el nuevo coronavirus se expande por el mundo, los científicos están empezando a entender la capacidad de supervivencia y poder infeccioso del patógeno fuera del cuerpo humano.

Hasta este fin de semana, el covid-19, la enfermedad que produce el virus y que fue detectada por primera vez en Wuhan, China, a fines de diciembre de 2019, había afectado a más de 200 mil personas y causado más de 8 mil muertes en 160 países, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS advierte que una persona puede contraer el virus al aspirar gotitas de las secreciones que un paciente infectado expulsa cuando tose o estornuda, y al llevarse las manos a la cara luego de haber tocado ciertas superficies en las que ha caído el virus.

 

¿Qué le hace el coronavirus al cuerpo? Ahora un nuevo estudio publicado en el New England Journal of Medicine arrojó más luz sobre cuánto tiempo puede mantenerse activo en las secreciones y en cada una de estas superficies.

El virus puede mantener su poder infeccioso por horas e incluso días, dependiendo del material en el que se encuentre, según los resultados de la investigación que realizaron el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de Estados Unidos, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., la Universidad de California en Los Ángeles y la Universidad de Princeton. Hasta tres días

Para evaluar la supervivencia del covid-19 en las secreciones de la tos y los estornudos, los autores del estudio recrearon en sus laboratorios las gotitas de estas sustancias que expulsa una persona infectada.

El experimento mostró que un porcentaje reducido del virus puede mantenerse activo en las secreciones hasta por tres horas. Y cada vez que alguien tose, puede producir hasta 3,000 gotitas de secreciones, según un estudio de la OMS.

Los científicos también midieron la resistencia del covid-19 en materiales como el acero inoxidable, el plástico, el cartón y el cobre. En el acero inoxidable y el plástico un porcentaje del virus sobrevivió y conservó su capacidad infecciosa hasta por tres días.

Estos hallazgos sugieren que el virus podría permanecer esta cantidad de tiempo en manijas de puertas, encimeras plastificadas o laminadas y otras superficies duras.

Pero hay opciones para eliminarlo. Un estudio publicado en el Journal of Hospital Infection en marzo muestra que los coronavirus “pueden desactivarse eficazmente al desinfectar las superficies con etanol al 62-71%, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0.5% o hipoclorito de sodio (lejía doméstica) al 0.1% en 1 minuto”. La supervivencia del covid-19 en otros materiales resultó menor que en el acero y el plástico.

El virus sobrevivió solo 24 horas en superficies de cartón y apenas cuatro horas en cobre.

“Las fibras naturales absorbentes en el cartón pueden hacer que el virus se seque más rápido que en el plástico y el metal”, dijo Vincent Munster, jefe de la sección de Ecología de Virus de los Laboratorios Rocky Mountain y uno de los que dirigió el estudio.

La temperatura y la humedad también pueden afectar el tiempo que el virus sobrevive fuera del cuerpo humano.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., la OMS y otras autoridades sanitarias enfatizan que tanto lavarse las manos como desinfectar diariamente las superficies que se tocan con frecuencia son clave para prevenir la propagación del covid-19.

Los expertos también recomiendan cubrirse la boca con el pliegue del codo cuando toses o estornudas, o usar un pañuelo descartable y desecharlo en un contenedor de basura cerrado.

Los autores del estudio compararon la supervivencia del nuevo coronavirus con la del SARS-CoV-1, el más “parecido” de la familia de coronavirus y que causa el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS).

Esta enfermedad afectó a más de 8,000 personas en 26 países y causó cerca de 800 muertes en 2003, a lo largo de 8 meses.

La tasa de supervivencia de ambos virus en distintas superficies resultó similar, dice el estudio. Entonces, ¿por qué la propagación del covid-19 viene siendo mucho mayor?

Las diferencias pueden deberse a factores como “las altas cargas virales (del nuevo coronavirus)” en las vías respiratorias y “la posibilidad de que las personas infectadas con esta nueva cepa transmitan el virus mientras son asintomáticas”, dicen los autores de la investigación.

“Esto haría que las medidas de control de enfermedades que fueron efectivas contra el SARS-CoV-1 fueran menos efectivas contra su sucesor”, alerta el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. en un comunicado sobre el estudio de supervivencia, difundido esta semana.

Hay que decirlo, Estados Unidos, podría ser en nuestro continente el China de Asia o la Italia de Europa, y es que el vecino país del norte reporta todos los dias nuevos y graves incrementos de personas infectadas por el virus covid-19.

Donald Trump, anunció este domingo que los gigantes de la industria automotriz General Motors y Ford, así como el conglomerado tecnológico y automovilístico Tesla, fabricarán respiradores de soporte vital para satisfacer la escasez por la epidemia de coronavirus.

Los respiradores ayudan a los pacientes más enfermos a respirar y son cruciales para la lucha contra el Covid-19, que puede causar complicaciones pulmonares en los pacientes con cuadros más graves.

Según los últimos balances, en Estados Unidos hay al menos 25,000 casos de coronavirus, mientras que el número de fallecidos supera los 300.

Se han registrado contagios en los 50 estados del país.

Este sábado, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, lanzó un llamado a las autoridades federales para aumentar el suministro de respiradores en el estado, el más sacudido por la epidemia de coronavirus en el país. “Necesitamos 30,000 respiradores (de asistencia pulmonar), solo tenemos 6,000. Por lo menos tenemos esos”, declaró el gobernador, cuyo estado suma el mayor numero de enfermos de esta pandemia en la union americana.

Andrew Cuomo, reportó este domingo 4,812 nuevos casos de coronavirus en el estado, que suma más de 15 mil contagios y 114 muertes.

De estos casos, 6,927 corresponden a la Ciudad de Nueva York, el resto a las áreas conurbadas.

Las autoridades estatales, que han lanzado un agresivo plan de diagnósticos para seguir de cerca el avance de la enfermedad, vieron un salto diario que se acerca al 50%. Según detalló Cuomo, más de la mitad de los casos son de pacientes de entre 18 y 49 años. En tanto, el 70% de las 114 víctimas fatales tenían 70 años o más, y la mayoría sufría alguna otra enfermedad.

Cuomo también destacó que no se trata de una situación de corto plazo y el alcance dependerá de cómo se enfrenta la pandemia: según los cálculos oficiales, entre un 40 y 80% podría contagiarse.

El gobernador, que reportó que a nivel nacional la cifra de muertos llegó a 374, hizo un llamado a la Casa Blanca a “nacionalizar” las empresas que fabrican equipo médico, y que lo distribuya según las necesidades de los estados.

Según reclamó, el equipo médico ha aumentado de precio y citó como ejemplo las mascarillas, que de 85 centavos la pieza ahora se venden a 7 dólares, y los ventiladores, cuyo precio se disparó de 16,000 a 40,000 dólares cada uno. “Esta es una situación imposible de manejar”, expresó.

Por su parte, el alcalde de la metrópoli, Bill de Blasio, pintó un escenario sombrío ante la falta de ayuda del Gobierno federal contra el que una vez más arremetió durante la crisis causada por el virus. “Abril será peor que marzo y mayo peor que abril” dijo el jefe de la Ciudad que además advirtió que “esto solo comienza” ante la necesidad de ventiladores y aseguró además que debido a la falta de este equipo médico la gente comenzará a morir “y no tienen por qué morir”.

Según proyectó, la Ciudad se quedará sin respiradores en cuestión de días. “Sin rodeos, estamos a unos diez días de ver la escasez generalizada de respiradores, máscaras quirúrgicas, las cosas necesarias para mantener un sistema hospitalario en funcionamiento”. Además, de Blasio pidió a Donald Trump que active al Ejército para ayudar con la crisis, ya que “tiene una extraordinario poder médico” y la mejor organización.

El alcalde también dijo que está convencido de que este cuerpo militar está listo para ayudar pero necesitan de la orden del Presidente para poder movilizarse. “Sentimos que estamos solos en esto”, afirmó De Blasio, que también reiteró que los hospitales necesitan dinero para continuar operando. “Necesitamos la ayuda militar para proveer cuidado médico”, porque “esta es una gran crisis, la peor después de la Depresión”, sostuvo.

Los casos de coronavirus a nivel global superan los 318 mil, con más de 13,500 muertes, según el balance de la Universidad Johns Hopkins. La OMS reporta que la pandemia ha llegado a 182 países.

En tanto, en nuestro país las cosas no son tan diferentes. Hace apenas unas horas, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que a partir de esta semana permanecerán cerrados los museos, cines, gimnasios, eventos de iglesias, teatros, zoológicos, así como bares, centros nocturnos y antros, debido a la propagación del COVID-19.

La funcionaria precisó que los restaurantes por el momento seguirán abiertos, sin embargo, se cancelarán todos los eventos públicos y privados que aglomeren a más de 50 personas. Algo que aquí en Jalisco, afortunadamente ya se hizo con una semana de anticipación.

La Jefa de Gobierno aseguró que el objetivo de estos cierres de lugares públicos es “disminuir la capacidad de propagación” del coronavirus y aclaró que todos los trámites se suspendieron, con excepción de los permisos de construcciones privadas, por lo que pidió a los capitalinos mantenerse en casa y respetar la sana distancia. También aclaró que en ningún lugar del mundo se ha suspendido el transporte público, por lo que el Metro únicamente será sanitizando, además de que a partir de ahora estará a disposición de los usuarios el gel antibacterial, para cuando entren y salgan.

La secretaria de Salud, Oliva López, indicó que están trabajando en reforzar la sana distancia ya que solo en Ciudad de México se han registrado 700 casos de influenza y 64 defunciones, aunque aseguró que ya se está en la última etapa de esta otra enfermedad.

La mandataria capitalina reiteró el llamada a la población para que continúe resguardandose en casa: 

Al ser cuestionada sobre si se deberían tomar medidas más estrictas de cuarentena, en las que se pida a absolutamente todos los negocios y dependencias públicas el cierre, explicó que se trabaja para que exista el menor daño económico posible con el mayor número de cierre de comercios.

Finalmente dijo que si se tuvieran que tomar medidas más radicales, se aplicarían más adelante; y explicó que desde hace semanas se hacen las compras necesarias, por lo que “hasta ahora sólo hay algunos pacientes, únicamente tres casos en hospital que están en institución de salud”.

En todo el país el número de casos de COVID-19 aumentó a 251, según el último corte informativo de la Secretaría de Salud. La dependencia confirmó en una conferencia de prensa en el Palacio Nacional que el 2% sigue considerado grave y requiere de una mayor valoración.

José Luis Alomía, director de Epidemología, y Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informaron que existen 697 casos sospechosos, mil 473 casos descartados o negativos, y ninguna defunción, sospechosa o confirmada, en las últimas 24 horas.

Se indicó que el 63% de los casos son hombres y el 37% mujeres, mientras que los datos de hospitalización se mantienen: el 90% fue ambulatorio y su resguardo fue de tipo domiciliario. Del 10% restante que sí requirió atención médica en un segundo nivel, 6% se mantiene estable y 2% continúa grave. Alomía afirmó que el promedio de hospitalización en México se encuentra por debajo del promedio mundial, que es de 15% a 16%. Por ello las acciones de sana distancia lejos de relajarse deben mantenerse y fortalecerse.

 

opinion.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

 

 

Compartir

Dejar un comentario