FELICITAR A LOS MUERTOS

Compartir

Se puede ser inoportuno pero no tanto, cochi pero no trompudo pues. Lo digo por el afán de muchos políticos que están en la picota ahorita como AMLO y Enrique Alfaro, de tratar de justificar sus magros resultados en materia de seguridad pública, con felicitaciones o dispersando la atención en otros asuntos.

Aquí nos toca ocuparnos de Alfaro, que al Peje lo que le sobran son detractores mientras el gobernador jalisciense ha logrado un vacío mediático favorable a sus intereses por supuesto no virtud a su tolerancia a la crítica (jajaja), sino porque los medios en Jalisco están en uno de sus puntos más débiles enredados tanto en el boicot comercial del propio gobernador a lo que no sean sus agencias publicitarias favoritas (Euzen, la Covacha, Televisa…) como en la inevitable crisis derivada de la reconversión a lo digital y la falta de un modelo de negocios sustentable.

El martes 10 de marzo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos anunció que inició una investigación oficiosa -de esas que no ameritan denuncia de las víctimas- por lo ocurrido el 6 del mismo mes en la colonia Las Huertas, en Tlaquepaque, donde como recordarán algunos de mis amables cinco lectores durante un “operativo” encabezado por la Fiscalía del Estado, murieron baleados dos miembros de esa institución, un civil ajeno a los hechos y seis personas que estaban privadas de su libertad en una finca, mientras los criminales lograron huir. 

Un horror de falta de estrategia y con muy raros entretelones, un operativo a todas luces fallido y de fatales consecuencias no sólo para policías, sino para ciudadanos ajenos a los hechos y para las víctimas que se debía haber rescatado.

Bueno, pues a pesar de los nueve asesinatos en Las Huertas que debían haber provocado el despido inmediato de quienes estuvieron a cargo de armar tan mal la ¿estrategia?, el gobernador felicitó a las fuerzas del orden estatales porque, presumió, han bajado los índices de inseguridad en Jalisco un poco más del 17 por ciento en promedio, comparando febrero de 2018 con febrero de 2020. Obvio, hablando de lo patrimonial que no de la vida humana.

Y para tratar de justificar lo injustificable, Alfaro como ya es costumbre en este gobierno de personajes con la sensibilidad de un barrista del Atlas, calificó de malandros a cuatro de las víctimas que fueron acribilladas por los delincuentes que lograron escapar con total impunidad:

“Hasta ahora cuatro de los (cuerpos) identificados (tienen) antecedentes penales por tráfico de drogas y narcomenudeo. O sea, los que estaban ahí también eran malandros. Es terrible pero así es y lo que parece es que antes de salir de la finca los ejecutaron”, dijo Alfaro.

En realidad sólo completó la frase que el 6 de marzo, cuando ocurrieron los hechos, dijo el responsable de la seguridad pública en Jalisco, el ex panista y siempre grillesco Macedonio Tamez tratando de sacar raja política a los acontecimientos: “Este operativo es muestra del esfuerzo que se hace todos los días por tratar de encontrar desaparecidos y lo que ese esfuerzo cuesta en vidas humanas”. ¡Ajúa!

A través de un video que compartió en sus redes sociales, Alfaro felicitó a la Fiscalía del Estado, a la Policía del Estado, al Escudo Urbano C5, “a nuestros dos elementos caídos hace unos días, de la Fiscalía del Estado, y a todos los que se juegan el pellejo diario por cuidar a todos los jaliscienses, mi reconocimiento y mi agradecimiento, y sobre todo mi felicitación por los resultados obtenidos”.

La felicitación del gobernador se dio además cuando se cumplían 24 horas de una racha de diez homicidios en el estado en ese lapso entre lunes y martes. 

El trabajo de seguridad pública en Jalisco, por más que Alfaro presente números y estadísticas, es la peor faceta de su gobierno, lo que ya es decir mucho, pues las señales de alerta que bien podrían ayudar a prevenir o resolver delitos, son ignoradas por quienes están obligados a dar seguimiento mediante protocolos legalmente establecidos.

Una de esas alertas por ejemplo es la que hizo pública la Asociación Por Nuestros Niños, que en 2017 dio a conocer el caso del kinder de San Nicolás de Ibarra en el municipio de Chapala -donde la profesora de inglés y la directora tomaban fotos y vídeos a los menores y fueron acusadas de abuso sexual-, exigiendo ahora a las autoridades ahondar en ese asunto ante la evidencia de que existe una red de pornografía infantil, por nuevos casos que se han presentado y que también han sido menospreciados oficialmente.

“En el kinder de Chapala y en la ribera de Chapala tenemos 17 víctimas, hay un juicio con condena y otro pendiente por violación en contra de la misma imputada. Hoy tenemos tres nuevos casos con evidencia física y documental en donde las menores violentadas tienen enfermedades de transmisión sexual y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses nos da un resultado negativo, la autoridad no ha sido certera y con eso da puerta para que estos casos queden en la impunidad y no se castiguen”, dijo Gustavo Pimienta, asesor jurídico de Por nuestros niños.

En 2017 Por Nuestros Niños denunció abuso sexual contra niños del kinder Fray Juan Ruiz de Cabañas y Crespo, en San Nicolás de Ibarra, lo que permitió la detención de la profesora de inglés Ana Guadalupe “N”, quien está en prisión. La directora, quien aparentemente participaba en la grabación de vídeos y toma de fotos de los niños en posiciones eróticas, no ha sido localizada desde entonces ante la -adivinó- parsimonia casi cómplice de las autoridades que le permitió huir.

“Esa acusación al principio fue desechada por la misma agente del Ministerio Público, dando pie a que la directora se diera a la fuga desde entonces.

Hubo pasividad, negligencia y omisión por parte de las autoridades, al negar el acceso a la justicia de al menos 12 menores.

Fue la tenacidad y valentía de los padres los que hicieron posible que algunos de esos agravios salieran a la luz”, agregó Pimienta.

Afirmó que lo grave es que los nuevos casos y la respuesta oficial ante las denuncias muestran “lo que parece una constante en la atención a la infancia agraviada: desestimar los casos y con ello no garantizar los derechos a la atención psicológica, la seguridad y el acompañamiento”.

En rueda de prensa integrantes de la asociación señalaron que el abuso sexual infantil en Jalisco exige una acción coordinada de los servicios creados para proteger los derechos de los menores, pero “asumiendo un auténtico compromiso para investigar, perseguir y castigar los casos que afectan la integridad de los niños”. 

Gisela González, regidora en Chapala e integrante de la asociación, afirmó que es evidente que existe una red de pornografía infantil en ese municipio, porque los niños abusados siempre dijeron que la maestra los ponía a modelar en posiciones sexuales mientras eran grabados por la directora.

Pero no importa que le hagan buena parte de la chamba a la Fiscalía, como sucede también con los familiares de desaparecidos o con ejidatarios despojados de sus tierras en colonias del norte de Zapopan rumbo a Tesistan, quienes denuncian las amenazas de que son víctimas y presentan elementos de prueba pero en los hechos no les resuelven nada. 

Nada pasa, tal vez algún “operativo” mal montado, tal vez vez alguna felicitación inoportuna, quizá el anuncio de alguna inversión que nada resolverá, porque en los hechos los delitos contra la integridad de las personas siguen siendo impunes, han rebasado con mucho la respuesta oficial y por más que traten de taparlos con porcentajes y cifras de todo tipo, ahí están, a la vista y dolor de todos.

 

@jcgpartida

 

Compartir

Dejar un comentario