El Bajío, sin Villa y sin protección

239
0
Compartir

Los días pasan y el gobierno del estado sigue sin aclarar qué hará para defender su decreto de protección para la zona de El Bajío, en las inmediaciones del bosque La Primavera. Este año se anuncia que enfrentaremos uno de los peores estiajes y lo peor que podría suceder es que el desarrollo inmobiliario presionará aún más.

Como podía esperarse, un ejidatario promovió un juicio de amparo en contra de la declaratoria de protección ambiental para la zona de El Bajío, anunciada por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez el 3 de septiembre pasado.

Desde que el gobierno del Estado confirmó que había entrado en negociaciones para vender la Villa Panamericana, se alertó sobre la forma en que esto incidiría en el desarrollo inmobiliario en El Bajío. Esto, porque otros propietarios o posesionarios de terrenos reclamarían los mismos derechos para ellos.

Según Enrique Alfaro, su gobierno sí asumiría la responsabilidad sobre lo que El Bajío representa en la recarga de acuíferos, especialmente después que diferentes académicos confirmaron la importancia que tiene en la cuenca de Atemajac y sobre el bosque Los Colomos.

El decreto fue la estrategia que el gobierno del estado implementó para reducir el impacto mediático que la venta de departamentos en la Villa Panamericana traería. De hecho, aseguraron que se podría recuperar el dinero que invirtieron en ese inmueble el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) y el Instituto Jalisciense de la Vivienda (Ijalvi), además de la histórica decisión de protección.

Ninguna de las dos cosas ha sucedido. El contrato con la empresa Green Life Capital no ha podido concretarse, porque el Ayuntamiento de Zapopan sostuvo su postura de no otorgar las licencias para la venta de los departamentos.

En cuanto a la protección de El Bajío, por lo pronto ya un juez federal echó abajo los efectos de la misma sobre las parcelas de uno de los integrantes del ejido General Lázaro Cárdenas.

Lo anterior significa que una vez más la estrategia jurídica del gobierno del estado ha sido endeble y su intención de ceder únicamente a favor de los desarrolladores de la Villa Panamericana podría traer consecuencias irreversibles para El Bajío.

Compartir

Dejar un comentario