JALISCO GASTA MÁS DE 3 MIL MDP EN PLANES FALLIDOS

Compartir

Los Arcos del Milenio es uno de los monumentos inconclusos más representativos de Jalisco.

LA ASF ADVIERTE EL INADECUADO APROVECHAMIENTO DE RECURSOS

La falta de consensos, planeación, inversiones y estudios iniciales, al igual que peleas políticas e intereses personales, han provocado la dilapidación de millones de pesos en proyectos que, para el día de hoy, a 10 años de su proyección, harían de Guadalajara y su Zona Metropolitana una ciudad de primer mundo.

Son más de 3 mil 100 millones de pesos y contando, los que ha dedicado Jalisco en proyectos fallidos, gran parte del presupuesto otorgado por la federación.

Un análisis realizado por el diario Mural, destaca los proyectos clave que se quedaron en papel y por los que se destinó considerables sumas de dinero.

El proyecto más costoso y nunca concretado, fue la construcción de la Presa de Arcediano al fondo de la Barranca de Huentitán, pensada en solucionar el abasto de agua para la metrópoli y en la que se invirtieron mil 97 millones de pesos en estudios e indemnizaciones. No obstante, al gasto se sumaron otros 20 mdp, utilizados en la reconstrucción del Puente de Arcediano, después de que la Comisión Nacional de Agua determinara que por el costo, la presa no era viable.

Planear la construcción de una segunda línea de Macrobús, un tranvía, el tren de levitación magnética y un bus loop por donde hoy pasa la Línea 3 del Tren Ligero, sumó un costó de más de 370 millones de pesos en estudios y obras preliminares, que incluían la ampliación a 10 carriles de la Carretera a Tesistán.

Otros de los proyectos encaminados a beneficiar al automóvil particular era la eliminación de los cruceros semaforizados en el Periférico, donde se invirtieron 180 millones de pesos, y una carretera de peaje bautizada como la Vía Exprés, pretendía su construcción por encima de las vías del tren desde Avenida Aviación hasta la carretera a Chapala.

Uno de los acontecimientos álgidos que generaron proyectos ambiciosos para la ciudad fueron los Juegos Panamericanos de 2011.

La anticipación del evento deportivo dejó un gasto de 350 millones de pesos, con la compra de terrenos en la zona del Parque Morelos por parte del Ayuntamiento de Guadalajara y en donde se pretendía construir originalmente la Villa Panamericana, la cual terminó edificándose en la zona de El Bajío, sobre un área de amortiguamiento del Bosque La Primavera y que afectó mantos freáticos y puntos de recarga hidrológica.

En Huentitán se gastaron más de 140 millones de pesos en la compra de terrenos para la construcción de la pista de atletismo, que al final se construyó en Zapopan.

La ASF advierte los derroches de recursos en los que Jalisco ha participado.

La construcción de dos teleféricos que conectarían el Parque Metropolitano con la Primavera y otro al Cerro de la Reina con el Centro de Tonalá, el Centro Cultural Yolkan y el Museo de Guggenheim, son otros de los proyectos que terminaron estancados.

Actualmente, Las Tres Gracias del artista Sergio Garval, el plan por regresar a las Fiestas de Octubre a la zona de la Barranca de Huentitán y por los que ya se pagaron 262.4 millones de pesos en terrenos, o los veinte años que llevan inconclusos los Arcos del Milenio, son algunas acciones del Gobierno, en riesgo de unirse al grupo.

También en materia de seguridad se registran gastos en proyectos que no obtuvieron los resultados esperados.

Como apunta el periódico El Informador, durante el último sexenio, la administración pública invirtió más de 38 mil 601 millones de pesos en cuatro “megaproyectos” malogrados, pues la violencia aumentó a pesar de sus acciones.

El último informe de la Auditoría Superior de la Federación, entregado a la Cámara de Diputados, destaca la incapacidad que tienen los estados para recaudar recursos propios, y posiciona a Jalisco entre los estados que más dependen del dinero o recursos otorgados por la Federación.

La ASF advierte el inadecuado aprovechamiento de recursos y dimensiona los derroches en los que Jalisco ha participado, con señalamientos por la ineficiencia en gasto, siendo uno de los estados con más observaciones de 2018 y tiene el primer lugar nacional en dependencia de las participaciones federales: de cada 10 pesos, nueve son federales.

Compartir

Dejar un comentario