Desaparecidos, números y política

250
0
Compartir

¿Qué tan importante es un desaparecido? Hay dos formas de saberlo. Una es poniéndose en la posición de las autoridades, tan preocupadas por el manejo de cifras, para que éstas no afecten su imagen política. La otra es pensar en un ser querido y reflexionar lo que significaría que un día, de pronto, no regrese a casa y no tengamos idea de dónde se encuentra.

Al dar a conocer información del cierre de año, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas confirmó que Jalisco ocupa el primer lugar en desapariciones. Los datos molestaron al gobernador Enrique Alfaro.

La incomodidad de las autoridades estatales tenía un fundamento, los datos no tomaban en cuenta a todas las entidades, pues algunas no remitieron la información.

¿Fue un golpeteo político? Puede ser. Pero lo que importa en ambos espacios de gobierno, aunque suene terrible, no es que hablan de personas. A ellos les importan los números, porque así funciona la política, lo único que importa son los dividendos electorales.

Por eso se atreven a criminalizar a los desaparecidos o a buscar pretextos que les permitan manipular las cifras. Por eso dicen de manera tramposa que los cuerpos hallados en fosas clandestinas corresponden a personas con carpetas de investigación abiertas, sin precisar que esas carpetas se abrieron porque alguien denunció su desaparición y no porque hayan cometido algún delito.

Si, a las autoridades lo que les preocupa son los números. Esos que les están manchando cada día sus carreras políticas mientras sus acciones para enfrentar la crisis de violencia son deficientes y muy limitadas.

Por eso a los medios de comunicación y a la sociedad nos toca seguir señalando. Porque hablamos de personas. Esas que tuvieron una vida, una familia y hasta sueños. No podemos permitir que sigan reduciéndolos a números.

Compartir

Dejar un comentario