¿QUIÉNES ESTÁN DETRÁS DE ARRANCONES Y CARRERAS CLANDESTINAS?

5366
0
Compartir

Administraciones van y administraciones vienen y ninguna, ni estatal ni municipal, ha tomado cartas en el asunto de los arrancones y las carreras clandestinas que se celebran en avenidas de la Zona Metropolitana de Guadalajara. A nadie le ha interesado poner orden para evitar que los jóvenes continúen con esas temerarias prácticas que ponen en riesgo tanto la vida de quienes participan activamente con sus potentes automóviles como la de los asistentes, a pesar de que desde hace al menos tres años se conoce y se ha denunciado tanto por los vecinos del lugar, como por los medios de comunicación, e inclusive por funcionarios públicos que han elevado iniciativas de ley, la clandestinidad y el modus operandi de las convocatorias que se hacen a través de redes sociales, así como los días y los horarios en que se llevan a cabo, sin que alguien genere las acciones para erradicar esta peligrosa forma de entretenimiento.

Estas arriesgadas competencias que se llevan a cabo en vialidades, principalmente del municipio de Zapopan, continúan cobrando vidas sin que se tomen cartas en este asunto al que no han querido ponerle un “hasta aquí”. Nada menos la noche del pasado viernes 27 de diciembre se registró un nuevo accidente en los alrededores del estadio de las Chivas, con saldo de un muerto y seis heridos, dos de ellos de gravedad.

Se trató de un choque múltiple protagonizado por cuatro vehículos, un Camaro, un Totoya Cambry, un Porche y otro más cuyas características no se detallaron por parte de las autoridades, así como dos motocicletas.

Testigos dijeron que el accidente fue causado por la conductora del auto Camaro #LadyCamaro (como la bautizaron en redes sociales) que intentó hacer una maniobra, perdió el control y se estrelló contra el Porsche con el que competía y los demás vehículos.

Según el dicho de las personas presentes en el lugar, el Camaro embistió a los vehículos que se encontraban, unos estacionados y otros que iban circulando por la vía, así como a las dos motocicletas”, con el saldo fatal ya comentado. 

No sabemos quién organiza este tipo de eventos ni quién los patrocina, pero es de suponer que las autoridades sí deben contar con esa información tan básica para ellos y no han querido hacer nada, lo que de alguna manera provoca suspicacias en torno a el o los personajes que las manejan y el poder que ostentan, ya que ni siquiera el cambio de administración a nivel estatal ha conseguido erradicar estos peligrosos juegos en que participan desenfrenados jóvenes que presuntamente gozan de la complacencia y negligencia de las autoridades viales, quienes también cuentan con reportes de otras carrraa clandestinas en puntos como Patria y Clouthier, Periférico Nuevo a la altura de Camino a Matatlán, Aviación y Santa Margarita, Avenida Cañas (en el Álamo Industrial) y Parres Arias.

El problema también radica en la falta de claridad en cuanto a las atribuciones que se tienen respecto a quien corresponde intervenir y poner orden en este asunto, toda vez que a partir de que se determinó regresar el tema de la movilidad a la Secretaria de Seguridad Pública, la Policía Vial quedó en una especie de limbo. Sabemos que su titular es Maria Blanca Minerva Magaña Arias, pero hasta ahora, su labor no se ha visto en el tema de movilidad y será interesante escuchar lo que tenga qué decir en su comparecencia con diputados ya que ha sido convocada luego del fatal accidente de la semana pasada.

Luego del último percance ya citado, la regidora del municipio de Zapopan, Wendy Ramírez, salió a medios de comunicación a decir que vecinos del lugar ya habían denunciado la realización de los arrancones en las inmediaciones del estadio de las Chivas, y las autoridades municipales y del estado ya habían sido alertados. Señaló que ella envió un escrito al Secretario de Vialidad, Diego Monraz y a las autoridades de Movilidad de Zapopan. Sin embargo, su solicitud fue contestada sólo con un operativo de vigilancia.

La regidora propuso la realización de un estudio para colocar infraestructura vial; boyas, topes, radares de velocidad y que a través del C 5 se localice los lugares donde se realizan los arrancones, así como que se suspenda la licencia para conducir a aquellos que participen en estos eventos clandestinos.

No obstante, cabe mencionar que ni las denuncias de los vecinos ni el llamado a las autoridades, ni las iniciativas de ley constituyen un tema nuevo; pues en marzo de 2017, los diputados de la fracción del Partido Verde Ecologista de México, ya habían presentado una iniciativa de Acuerdo Legislativo sobre el tema de los arrancones, advirtiendo la peligrosidad de los mismos y denunciando su práctica. El Acuerdo señalaba:

Se exhorta a las autoridades competentes en la materia para que en uso de sus facultades soberanas, investiguen y en su caso sancionen; a aquellos ciudadanos que de manera reiterada violen la norma. Y es que el caso concreto al que nos referimos tiene que ver con los llamados “arrancones” o carreras de vehículos motorizados, que tienen lugar en la Zona del Bajío, principalmente en Avenida Aviación, detrás de la Ciudad Judicial en Zapopan, a la altura del Estadio Omnilife.

Ya que existen distintos reportes, de los vecinos de la zona, de autoridades municipales, e incluso prensa, de la reunión habitual de colectivos indeterminados que se convocan por medio de redes sociales, principalmente en Facebook, con cuentas como: “Adrenalina GDL” y “Arrancones Clandestinos Zapopan“, que convocan y organizan este tipo de reuniones. Estos colectivos y las redes sociales que administran, en principio pudieran no tener un objetivo nocivo, fuera de una convivencia social y lúdica, sin embargo…

Refrendan la peligrosidad de esta actividad no regulada y fuera de los parámetros de la norma. 

Ya que de manera reiterada encontramos en sus redes fotografías de accidentes automovilísticos y percances, mismos que ocurren por la falta de regulación de esta actividad y la consecuente violación a las normas que permiten una sana movilidad en el Estado de Jalisco.

Por lo cual los Diputados de esta Asamblea del Congreso del Estado, hacemos un llamado a la autoridad competente a investigar, vigilar y en su caso sancionar a los individuos que se reúnen a infringir la ley, en este y cualquier otro punto de la Zona Metropolitana y el Estado de Jalisco”.

En artículo marcado como único, se solicitaba: “Instrúyase al Secretario General de este Poder Legislativo, para que de manera atenta y respetuosa dirija oficio y remita este Acuerdo Legislativo al titular del Gobierno del Estado de Jalisco, al titular de la Secretaría de Movilidad para que en uso de sus atribuciones y su autonomía constitucional, tomen a cuenta la postura de esta Asamblea, que solicita y exhorta a la investigación, vigilancia y en su caso sanción, de todos los individuos que infringen la ley y reglamentos aplicables en materia de movilidad con las carreras de vehículos motorizados, en Zapopan (El Bajío) y el Estado de Jalisco. Y aunado a ello, se generen las políticas públicas de concientización y educación vial que permitan a los infractores de la norma entender el daño social ocasionado por esta actividad no regulada por el estado, donde se contemple la invitación a todos los particulares a la recreación por medio de esta actividad en los autódromos y zonas que el Estado de Jalisco regula”.

El exhorto fue aprobado por los diputados integrantes de la LXI Legislatura del Estado, pero la iniciativa quedó en letra muerta, como es evidente.

Los vecinos de El Bajío han denunciado desde hace tres años que policías de Zapopan solapan los arrancones clandestinos que ponen en riesgo la seguridad de la zona. Sin embargo, el alcalde Pablo Lemus Navarro, entrevistado al respecto, ha defendido a sus uniformados, deslindándose él también de la responsabilidad de intervenir en este tema, según da cuenta una publicación de El Diario NTR con fecha de marzo de 2017.

Detener esta práctica corresponde a la Secretaría de Movilidad (Semov) ya que no está dentro de las atribuciones del Municipio controlar el tráfico vehicular.

“Nosotros no regulamos vehículos en movimiento en la Zona Metropolitana de Guadalajara, la labor de nuestros policías tiene que ver con seguridad pública, con impartir multas con excesos de velocidad, con arrancones, instalación de topes, todo eso le corresponde a la Secretaría de Movilidad”.

“A mí me gustaría conocer el nombre del vecino que sepa, o el del policía que esté supuestamente haciéndose de la vista gorda para que sucedan estos arrancones, nosotros hemos hecho distintos operativos, pero ¿por qué no señalan que esta es una facultad de la Secretaría de Movilidad?”, planteó el alcalde.

Lemus también agregó: “Nosotros vamos a seguir haciendo este tipo de operativos, estamos dialogando con vecinos para hacer la instalación de los topes correspondientes en las zonas donde se están celebrando estos arrancones pero hacemos también un llamado a la Secretaría de Movilidad, que ellos tienen la facultad de evitarlos”.

En días pasados, luego del accidente, la Secretaría de Seguridad del Estado informó que en lo que va del año, se han implementado en los puntos identificados para esta actividad 38 operativos “preventivos y reactivos”, tanto en Zapopan como en Tonalá y que derivado de estos se han interpuesto 137 folios y se han remitido 36 vehículos.

Lo que es un hecho es que a tres años de distancia de aquellas primeras denuncias de los vecinos, de la solicitud de los diputados, y de las promesas del alcalde, en el circuito referido no hay topes, no hay boyas, no hay operativos viales o no funcionan y los arrancones y carreras se siguen celebrando; el viernes, murió un joven y seis más resultaron lesionados, dos de ellos en estado crítico, y no podemos dejar de preguntarnos quién o quiénes están detrás de la organización de estos eventos que las autoridades no han podido ni siquiera colocar un tope para cercenar esa vialidad y evitar así que la sigan tomando como pista de carreras siendo que ya existen este tipo de espacios que cuentan con las condiciones adecuadas para ello y están debidamente reguladas.

Compartir

Dejar un comentario