SERIAS DENUNCIAS CONTRA AUTORIDAD DEL CECYTEJ

3771
0
Compartir

En un contexto como el que se vive en nuestra entidad, en que los jaliscienses votaron por un cambio; que significaba, de acuerdo al nuevo Gobierno, una nueva forma de hacer las cosas, de apegarse a la legalidad y sancionar conductas incorrectas como el nepotismo, el desvío de recursos públicos, la corrupción, el conflicto de intereses, el abuso de poder y el enriquecimiento ilícito, entre otros que se pudiesen configurar, no se puede descartar a priori ninguna denuncia que busque salir a la luz pública, aunque por temor a represalias se opte por hacerlo de manera anónima.

De ahí que haya decidido hacer pública en este espacio, una carta-denuncia que recibí, y a través de la cual se hacen serios señalamientos a quien funge como Director General del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Jalisco (CECYTEJ), así como otros funcionarios que laboran en este Organismo Público Descentralizado del Gobierno de Jalisco y que conforme a lo descrito en el texto, bien valdría la pena iniciar una investigación por parte de las autoridades correspondientes para verificar la veracidad de las irregularidades aquí denunciadas. A continuación me permito replicar el texto íntegro:

¡YA ESTUVO BUENO!

Es momento que se enteren de las cochinadas que suceden en CECyTE Jalisco. Porque ya estamos cansados de que la máxima autoridad y sus “colaboradores” sean ladrones, corruptos, abusivos, déspotas y prepotentes. ¡Porque ya estuvo bueno! de que nos vean la cara y se aprovechen de nosotros estudiantes, profesores, padres de familia, ¡todos!

No es posible que antes, un paquete de fotografías y toga para las graduaciones nos costara $650 (el más caro) y ahora nos imponen comprarlo con un sólo proveedor llamado “Elegance”, (y creen que ponerlo con un documento oficial los libra de maldad) nos cueste $1,100 es decir $450 más caro por alumno lo que nos da con poco más de 4800 graduados la cantidad de más de $5 millones de pesos y eso es sólo el comienzo.

El Director General Braulio Vázquez Martínez y sus secuaces se van a subir el sueldo con ese aumento que nos cobran siendo el 60% más de lo que ganan actualmente, eso quiere decir que sería por lo menos ¡30 mil pesos más de su nómina! Y por si fuera poco este hombre se enriquece a manos llenas abusando de su posición como director ya que también acepta sobornos de dichas empresas. Ejemplo de ello, se fue toda una semana a Grecia con su esposa, hija y yerno todo pagado por una de las empresas editoriales que venden sus libros al colegio (de nuevo con nuestro dinero). Y como ya se le hizo costumbre eso de los viajes pagados cargando familia no pierde oportunidad de ir a Puerto Vallarta con la excusa de eventos o visitas a los planteles de aquella región con dinero de la institución, se hospeda en hoteles de lujo dándose la buena vida en “Vidanta” (con razón lo que pagamos de inscripciones no alcanza para nada) mientras que en los planteles estamos sin papel de baño, sin agua, sin computadoras que sirvan, sin internet, sin impresoras, sin credenciales, sin maestros, sin que se recoja la basura, sin que se pinten las butacas, sin que se pode el pasto y sin la oportunidad de mantener lo que alguna vez fue el inicio de un proyecto de escuela de calidad y sin prestaciones completas ya que a su llegada en diciembre de 2018 sin más explicación no pagó a sus trabajadores sus derechos de nómina completos.

El director, Braulio Vázquez.

Y no solo recibe viajes sino dinero en efectivo. La empresa exclusiva para la venta de uniformes le entregó a Braulio Vázquez $1.3 millones de pesos. Por si fuera poco, a pesar de llenarse los bolsillos, esto no le es suficiente. Metió a quien es su hija adoptiva a trabajar con nómina de la institución en el plantel de Santa Anita, convenientemente a unos pocos minutos de su casa, con un sueldo de casi $12 mil, aunado a esto contrata a su amigo el abogado José Zapata, con un proceso corrupto justificándolo con 2 contratos por $250 mil cada uno cerrando el trato al contratar a la hermana como Contadora en la institución con un sueldo de $24 mil pesos. Sumándole a las barbaridades de gente sin escrúpulos y poco o nada capacitada, tienen como Contralor Interno a un Didier Pedro Sánchez Santoyo quien aparte de prepotente no tiene ni la universidad terminada, como no cuenta con licenciatura, no debería de tener dicho cargo sin embargo el Director General Braulio Vázquez, en busca de su beneficio personal y a conveniencia, lo nombró titular del órgano de control interno y podemos asegurar que la propia Contralora del Edo. Teresa Brito no está informada al respecto.

Sacando del camino a la gente que se gana un espacio a través de un examen sin ser compadre, sin cuotas políticas, sin complicidad de negocios, los despide sin justificación alguna como es el caso de los tres directores de los planteles de Cihuatlán, Nextipac y Santa Margarita. Lo interesante y atractivo es que de estos tres la plaza con ingreso y más cara es la del Director de Cihuatlán y convenientemente a su salida dicha plaza se la adjudica a su Directora Administrativa Alejandra Sánchez Acuña que pasó de un ingreso mensual de $38,558 a casi $59 mil pesos mensuales y para seguir cumpliendo con complacencias políticas, el hermano de quien funge como Subsecretario del Interior de la Secretaría General de Gobierno del Estado Manuel Romo Parra, trabaja en la institución con una plaza de Coordinador Académico del plantel de Puerto Vallarta (va de nuevo con los comisionados de plazas caras) a quien también canjeó en ese mismo beneficio la plaza de director de área de la directora administrativa (que ahora cobra como director de plantel) los $38,558 por la gran responsabilidad de “relaciones públicas” a lo que se acota solamente a generar las citas del Director General con los Presidentes Municipales y cual muertos de hambre de dinero sigue cobrando en el Ayuntamiento de Guadalajara con una plaza en el área de financiamiento.

Para colmo de males, ante el discurso del Sr. Gobernador de “cero tolerancia” al abuso de poder y de cargos como servidores públicos, cubren y protegen comportamientos deplorables como lo fue el caso del supuesto Subdirector de Vinculación Ricardo Franco Rodríguez quien en estado de ebriedad y haciendo uso del vehículo oficial choca y es detenido por las autoridades de vialidad, no fue sancionado y mantiene su cargo público en esta institución educativa.

Triste y lamentable es que somos víctimas de abuso por parte de estas “autoridades” que permiten cobros excesivos de algunos directores de plantel como en el caso específico del plantel Guadalajara, que la directora del plantel Noemí Rosas se embolsa entre sus actos académicos y el acto de imposición de cofias de enfermería la cantidad de 337 mil pesos, dicho sea de paso que este proceso ya fue observado por la Contraloría del Estado, y que además nos cobran hasta por entrar al baño. Y como sacada del mismo molde, la directora del plantel Puerto Vallarta El Pitillal Sandra Gómez cobra una cuota de $600 de aportación “voluntariamente a fuerzas” que no tiene nada que ver con la cuota de inscripción de los alumnos dando un total de apróx. 1 millón de pesos por semestre, ya que somos alrededor de 1800 alumnos de ese plantel. Hago mención que en ese mismo plantel de Guadalajara está la dirigente del sindicato Lupita Iñiguez y que a sabiendas de todas estas anomalías y atropellos a sus trabajadores no ha hecho nada al respecto, ha visto como abusan de los trabajadores, alumnos y padres de familia que confiamos en la institución, ¿será acaso que ella con la amistad que tiene con el abogado José Zapata quien fue su compañero de generación en la universidad, mantiene “convenios” a modo con el director general y por eso se queda en silencio?

¿Seguiremos permitiendo esta corrupción y robo desmedido a costa de la necesidad de una educación de “calidad”? ¿Hasta cuando les pondrán un límite?

Al Secretario de Educación ¿será ésta la insignia de su paso al frente de la educación de nosotros los Jaliscienses?

Al Gobernador Enrique Alfaro ¿seguirá permitiendo que se manche su nombre y su trabajo con estos personajes que abusan y presumen tener su protección?

A la ciudadanía en general, ¿seguiremos permitiendo que esta calaña sea quienes tengan la responsabilidad de la educación de nuestros hijos?

Es momento de levantar la voz y detener de raíz la tiranía que vivimos en lo que alguna vez los estudiantes lo consideramos un hogar y del espacio que nosotros, los padres de familia, encontramos un lugar seguro para la formación de nuestros hijos.

¡YA ESTUVO BUENO!

EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario