VELASCO YA… MACEDONIO ¿CUÀNDO?

653
0
Compartir

Así como ha sido oportuna y acertada la intervención del Gabinete Federal de Seguridad y del gobierno de Enrique Alfaro Ramirez para determinar la destitución de mandos policiacos presuntamente relacionados con carteles del crimen organizado, entre ellos el ahora ya ex secretario de Seguridad Pública en Jalisco (SSP), el general Daniel Velasco Ramírez, es preciso se abran investigaciones para que estos malos policías reciban sanciones ejemplares, pero también habrá de revisar y actuar en consecuencia en torno a la figura del todavía titular de la Coordinación Estratégica de Seguridad, el Ginecólogo, Macedonio Tamez Guajardo, tanto por su posible protección hacia con los uniformados cesados como por su incapacidad para percatarse de lo que ocurría al interior de la SSP enmarcada en el organigrama bajo su responsabilidad.

Como lo he venido mencionando en muchas otras de mis colaboraciones para El Respetable, Tamez Guajardo es el responsable directo de los altos niveles de inseguridad que privan en la entidad y evidentemente debe responder por esa terrible estadística que nos habla que en promedio se denuncian 14 desaparecidos por día tan solo en la Zona Metropolitana de Guadalajara, las múltiples fosas clandestinas, los cuerpos descuartizados y embolsados que se encuentran por todo territorio jaliscienses, sin menoscabo de los delitos por daño patrimonial que mantienen asolados a los tapatíos.

Lamentablemente al igual que ocurre en el área de la Salud, -donde el titular de esa área Fernando Petersen Aranguren ofrece cifras maquilladas y le pinta un panorama muy diferente al gobernador de lo que realmente se vive con la grave pandemia del dengue-, en el caso de la Seguridad es el doctor Tamez quien miente, oculta y engaña a Alfaro de manera perversa para mantenerse en un cargo que le ha quedado grande y en el cual solo ha mostrado su incapacidad, falta de estrategia y experiencia.

A este personaje no se le puede sostener al frente de la posición más importante en el esquema de Seguridad cuando tan solo en diez meses ha llevado a Jalisco a ubicarse en los lugares más vergonzosos en la estadística a nivel nacional en lo que a índices delictivos se refiere. 

Ni hablar de lo ocurrido en el caso del general Daniel Velasco…

Velasco fue anunciado como el paladín de la Seguridad a su arribo a nuestra entidad y hoy  ha dejado el cargo de secretario en medio de señalamientos y la deshonra.

En este contexto, habrá de recordar que el pasado 4 de octubre mediante un escueto comunicado de prensa el Gobierno del Estado informó la baja de Velasco Ramírez. En el texto únicamente se anunció a Juan Bosco Agustín Pacheco, ex director de la Policía de Guadalajara, como quien había sido designado por el Gobernador para entrar al relevo en la dependencia y se refiere este “ajuste se hizo en consenso con integrantes del Gabinete de Seguridad Federal”.

No se conocieron más detalles, pero la salida del general coincidió con el hallazgo que días antes se hizo de tres bolsas con restos humanos en su interior acompañadas de una cartulina a través de la cual los propios integrantes de un cartel hacen señalamientos y amenazas en contra de mandos policiacos;  en el mensaje se menciona a Antonio de Jesús Guerrero, a quien lo refieren como chofer, así como a tres policías, -entre ellos el General Velasco además de “Balcorta” y “El Jambo”-, de negociar con el Grupo Nuevo Jalisco, pero al mismo tiempo recibir dinero del Cartel Jalisco Nueva Generación.

En el escrito firmado por quien se hace llamar “Comandante Tigre” quien sería miembro de “Grupo: Nuevo”, se habla de traición y de “hacer favorcitos a sus amigos”, se mencionan también amantes, hijos y amenazas de muerte.

Los otros dos uniformados de los que habla serían Balcorta y el Jambo, no dejando de llamar la atención que, junto con el ex titular de Seguridad causaron baja de la Secretaría de Seguridad otros elementos; José Manuel Balcorta Martínez y José Antonio Guerrero García, quienes se desempeñaban como comisario encargado del despacho del secretario de Seguridad Pública, y comisario, de manera respectiva, siendo relevante en el caso de Balcorta el que además de haber sido el funcionario más cercano a Velasco Ramírez, tenía a su cargo el esquema de protección a funcionarios y personalidades merecedoras de esa vigilancia, lo que sin duda era una delicada tarea.

De acuerdo con información de Partidero, “tras darse a conocer el hallazgo de los tres cadáveres que acompañaron la mencionada cartulina, comenzó a circular un video en el que se interrogaba a los occisos. Uno de ellos, identificado como elemento activo de la Secretaría de Transporte, asegura en la grabación que labora para el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Menciona también que el grupo criminal al que presuntamente pertenece recibe apoyo de “todas (las corporaciones), municipales, estatales, federales, Fiscalía, especialmente en homicidios…retiran las unidades cuando vamos a ejecutar a alguien”.

“durante el interrogatorio, los otros sujetos se identifican, el primero como supuesto chofer de Uber, encargado de mover a criminales el CJNG, y el segundo como operador del mismo grupo en diversos estados de la Unión Americana”.

Ante todo este tipo de revelaciones, se hace no sólo necesario sino urgente que se dé una revisión a fondo en el tema de control de confianza al interior de las corporaciones de seguridad en el estado y procurar algún mecanismo que lo haga infalible porque nuestros policías, la gente que se supone está a cargo de nuestra integridad y Seguridad, no puede ser la misma que negocia con los carteles del crimen organizado.

Como ya lo dije, es de reconocer la labor de coordinación, inteligencia y estrategia que se dio en los últimos días entre las autoridades federales de seguridad y las de Jalisco, y se percibe que es el momento oportuno para que el gobernador aproveche la coyuntura, reestructure y haga llegar a los mejores perfiles en las diversas áreas de combate a la inseguridad.

EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario