Morena y su responsabilidad

329
0
Compartir

El partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Jalisco entrará en un proceso de renovación de sus órganos de dirección y lo hace inmiscuido en un momento de disputas internas que han impedido a sus funcionarios organizarse y convertirse en una verdadera oposición.

Tras los resultados de las elecciones del año pasado, Morena obtuvo más espacios en ayuntamientos y en el Congreso del Estado de los que seguramente esperaban. Esos lugares fueron ocupados por funcionarios sin experiencia, lo que podría no ser tan grave, pero también sin coordinación.

Lo anterior fue bien aprovechado por el ex súper delegado Carlos Lomelí, quien asumió de facto el control del partido y de las decisiones en los principales espacios. Esto, hasta que debido a los conflictos de sus empresas tuvo que renunciar al cargo que le había dado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De cualquier forma, sigue habiendo un grupo de morenistas que aún le responden a Carlos Lomelí. Además, al igual que en el resto de los estados, la dirigencia nacional no se ha resistido a “meter mano” en las decisiones de Jalisco.

A todo esto se suma que algunos ex militantes de otros partidos políticos tiene sus pequeños cotos de control.

Los problemas y disputas internos de Morena se vuelven de interés público en la medida que ocupan cargos en los que tienen que desempeñar una función de contrapesos y oposición, y también por el crecimiento de este partido de cara a las elecciones de 2021.

Además, lo más importante es que de Morena en Jalisco también depende el aterrizaje de muchos de los programas y políticas públicas del gobierno federal. Si alguien no hace su trabajo, esto repercutirá directamente en la vida de los jaliscienses; el desastre que hubo en el empadronamiento de beneficiarios de programas sociales es el botón de muestra.

Compartir

Dejar un comentario