LA FGR DEBE INVESTIGAR A ALFARO

3992
0
Compartir

Si bien no se puede otorgar credibilidad en automático a un video expuesto en redes sociales en el que, en el marco de una imagen fija observándose un grupo de hombres fuertemente armados y al amparo de una capucha, se escucha una voz que pretende ser la de Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y se lee un texto dirigido al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador (AMLO) profiriendo una serie de acusaciones con las que se quiere hacer ver como un delincuente al polémico gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, más tampoco es posible dejar de darle atención a lo que pretende ser parte de la causa de la severa violencia por la criminalidad que escala a pasos agigantados en nuestra entidad donde un día sí y otro también se suman hallazgos de fosas clandestinas con cuerpos fragmentados y embolsados, se acrecienta el número de personas desaparecidas forzadamente y proliferan cruentas ejecuciones y desmesuradas balaceras tanto en la zona conurbada de la ciudad de Guadalajara como en municipios de las diversas regiones del estado.

Ya un semanario de señalada circulación en el ámbito nacional hizo eco del mencionado video que inundó las diversas redes digitales de comunicación comunitaria en el que presuntamente el líder del CJNG acusa a Alfaro Ramírez de incumplir un supuesto acuerdo entre ambos para administrar conjuntamente el control de la plaza en cuanto a las actividades crimínales repartiendo inmoralmente los lesivos dividendos.

En la nota periodística de PROCESO se reproduce el mensaje dirigido por quien afirma ser El Mencho y durante más de 5 minutos lee la carta con dedicatoria al presidente desnudando las presuntas actividades crimínales de Alfaro.

En el material audiovisual se afirma que el gobernador de Jalisco pretende procurar el control de la plaza a un tal Martín ‘El Aguila’ Coronel, sobrino del fallecido Ignacio Coronel, quien fuere cercano colaborador de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa y tambiéns se deslinda de las casas de seguridad que se han encontrado en los últimos meses en varios municipios de la zona metropolitana de la capital de Jalisco, en cuyo interior se localizaron fosas clandestinas con cadáveres y personas secuestradas.

De acuerdo al dicho de quien hace uso de voz en el video, el gobernador Enrique Alfaro conoce a quién pertenecen las casas de seguridad y los muertos, y asegura que son propiedad de Martín Coronel, alias El Águila y de Esteban Rodríguez, alias El Güerito, quienes dice son protegidos directamente por el gobernador, a quien acusan directamente de querer quitarles el control de las actividades crimínales en el estado para entregárselo a esas persona, y el personaje cuya voz se oye en la grabación ampliamente difundida, habla de un pacto el cual Alfaro incumplió y señala: “Todos ustedes saben que antes que entrara el nuevo gobierno, a cargo de Enrique Alfaro, aquí en Jalisco todo estaba tranquilo, y ahora con su mandato empezó la violencia en todo el estado. Alfaro hizo arreglos para sacarnos de Jalisco, pensando que lo podría hacer de la noche a la mañana para entregárselos a Martín Coronel El Águila y a Esteban Rodríguez El Güerito, ya que el gobernador Alfaro era muy amigo de Nacho Coronel, y es por esto la relación con su sobrino El Águila y El Güerito, amigo íntimo de El Águila Coronel”.

En la carta, se le pide al presidente Andrés Manuel López Obrador revisar las cuentas que tiene Enrique Alfaro en Suiza y las Islas Caimán, y advierte que en su momento dará a conocer quién es el prestanombres que utiliza el gobernador.

Entre otros señalamientos, el supuesto Mencho, adjudica a la familia de Enrique Alfaro el desbordamiento del río Apango en junio pasado, que ocasionó muertes y pérdidas materiales a los vecinos del mencionado vaso lacustre debido a la tala ilegal de árboles que realizan las familias Alfaro para favorecer sus sembradíos de aguacate, al tiempo que deslindó a los cárteles a quienes el propio gobernador responsabilizó en su momento.

Contrario a su costumbre de reaccionar en forma rápida y con bravuconadas, inicialmente el gobernador Alfaro guardó silencio sobre el mencionado video. 

Solo hizo uso de sus redes sociales para anunciar que a partir de la primera quincena de septiembre ningún policía de la entidad ganará menos de 23 mil pesos brutos mensuales pretendiendo festinar el ridículo aumento al decir : “es un primer paso para empezar a agradecerles por salir todos los días a arriesgar sus vidas por la seguridad de todos los jaliscienses”. Y además de haber hecho mutis largo rato en relación a lo acusado en su contra en el citado video, Alfaro quedó en ridículo al dejar inconformes a los uniformados, quienes en voz de algunos liderazgos al seno de las fuerzas policiales expresaron malestar ya que al desglosar el supuesto enorme incremento a su sueldo, dejaron claro el absurdo cometido por Alfaro y sus colaboradores, ya que sumando el estímulo de 5 mil pesos que ya reciben, el aumento, en realidad, solo será de 10 pesos al día , o sea simplemente 150 pesos a la quincena.

Y es que no se puede perder de vista que en lo que va del año 18 uniformados han perdido la vida en el cumplimiento de su deber y en el caso de los agentes de la Fiscalía General del Estado, pesa una amenaza de muerte impuesta por las mafias que se ha estado cumpliendo sistemáticamente.

Fue hasta pasadas varias horas que a través de un comunicado Enrique Alfaro intentó responder a las acusaciones y en su texto aduce que son señalamientos falsos y que se trata de un “montaje armado” por lo que presentará una denuncia ante la Fiscalía General de la República.

Aseguró que su gobierno no dialoga con delincuentes y que el video tiene la única intención de “difamar, intimidar, desinformar y generar miedo entre los ciudadanos”.

Suponiendo sin conceder que el video hubiese sido grabado por otros actores y con otros intereses, y que el video se trate de un “montaje armado”, los comentarios vertidos por muchísimos jaliscienses en redes sociales fueron en el sentido que no se era descabellado lo señalado contra Alfaro pues en los últimos años se ha manejado ya varias ocasiones diversa información en cuanto a que el gobernador ha estado bajo investigación del Departamento de Justicia del gobierno de los Estados Unidos por presuntos vínculos con el narcotráfico, más sin que hasta ahora se haya comprobado nada en ese sentido, pero tampoco habiéndose construido una manifestación sólida para desvirtuar los señalamientos.

Ahora bien, en cuanto al presidente Andrés Manuel López Obrador, que es a quien está dirigido el mensaje del supuesto capo, sería exigible ordene que el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, prohíje una indagatoria formal, que serviría en gran manera para descartar sospechas y tener certezas, debiéndose señalar que por ley debe investigarse cualquier señalamiento relativo a actividades delincuenciales, aún siendo anónimas.

Compartir

Dejar un comentario