ALFARO Y EL CUCHILLO DE DOBLE FILO

1890
0
Compartir

La venganza de Enrique Alfaro contra Carlos Lomelí es un cuchillo de doble filo, como toda venganza.

Es un hecho que las investigaciones realizadas por la agrupación Mexicanos contra la Corrupción contra el ex candidato a gobernador de Jalisco por Morena y ex delegado federal de Bienestar se vieron alimentadas no sólo por el poder privado de Claudio X. González Guajardo, sino por el público que desde Jalisco documentó en buena medida los reportajes.

Alfaro se la cumplió pues a Lomelí como lo amenazó el año pasado en las campañas y obligó a renunciar al médico a la superdelegación, como un acto eso sí de congruencia ante el vendaval y tormenta desatado.

Pero recordemos que sobre Alfaro pesan graves señalamientos no sólo de conflicto de intereses, como es el caso de su mutimillonario programa “A toda máquina” que el diario NTR ha documentado en casi todas las vertientes, demostrando el manoseo, amiguismo, compadrazgo e impudicia en una licitación amañada que a todos ha quedado claro menos, por supuesto, a sus fiscales y contralores carnales que ahí se la llevan alargando las dizque investigaciones.

Pero este caso podría tomar otro rumbo ahora que diputados locales de Morena, debido a la falta de resultados en las investigaciones locales del tío Lolo, decidieron acudir ante instancias federales como la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción y a la Auditoría Superior de la Federación para buscar que ambas instancias tomen cartas en el asunto.

No sólo eso, los frentes que ha abierto Alfaro con tal de estar congraciado con sus compas constructores o intermediarios, son muchos.

Ahí está el caso del “acuerdo de entendimiento” firmado con el gobernador panista de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez, para el reparto del agua de la presa El Zapotillo hacia la ciudad de León, Guanajuato, cuyo abasto según documentos del propio ayuntamiento está cubierto en la actualidad arriba del 98 por ciento.

Amén de la falta de vergüenza que significa haberse opuesto por años a una presa que inunde Temacapulín y ahora -con el poder público omnímodo que posee- dejar de lado el compromiso a la mismísima usanza prianista de la que viene, Alfaro el refundador procede como sus antecesores y quiere agua para dar posibilidad de que la ciudad siga creciendo bajo el desorden de la oferta y la demanda de los grandes empresarios de la construcción.

También se puede hacer una auditoría a los planes de Alfaro en materia de protección a las mujeres violentadas, de localización de personas desaparecidas, de manejo del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, que a pesar de ser varios de los aspectos más sentidos en la sociedad y formar parte de las promesas hechas, continúan como nodos problemáticos que causan dolor cotidiano y creciente.

La proyección de carreteras a intervenir o construir -favoreciendo siempre a los fraccionadores-, el multimillonario préstamo de inicios de administración avalado por todos sus secuaces, digo patrióticos diputados prianperremecistas, la obra hidráulica para “sanear” el Santiago, los sueldazos de asesores muy por encima del propio salario del gobernador, la amistosa relación con el padillato de raUldeG para cederle el cerro del Cuatro…

Podría ser un escupitajo al cielo, como dije. La pregunta es si cuando esa saliva le caiga en la frente, Alfaro actuará como Lomelí y renunciará o pedirá licencia al cargo.

PARTIDIARIO

Desaparecidos: Las áreas de búsqueda de desaparecidos del gobierno estatal están colapsadas y eso no es ninguna novedad. El presupuesto es infame, la actuación de los agentes investigadores está acotada por la falta de recursos técnicos y humanos, pero también por el miedo a la delincuencia organizada. Para colmo el gobierno estatal busca cartuchos quemados, como el caso de Francelia Hernández Cuevas como titular de la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, o como será muy probable ocurra cuando tenga que nombrar a quien sustituya a Ruth Virginia Morán Flores, coordinadora estatal del Protocolo Alba, quien renunció el 18 de julio diciendo que no podía continuar en el cargo “en atención al estricto cumplimiento a mis valores morales y al respeto por mi dignidad humana”. No bastan los compromisos verbales, nada ocurre si no hay dinero ni hay acción.

Y ya con esta: Da risa ver cómo ahora muchos de los antipejistas tienen en FeliPillo Calderón y Chente Fo(c)x a sus figuras emblemáticas en su cruzada clasista, racista y antinaca. Y a siniestros ¿periodistas? como Ciro Gómez o Joaquín López Doriga, como sus fiables fuentes informativas. La realidad, los “otros datos”, son que continúan como una minoría frustrada que no pinta para el 2021 que se topará con un muro de millones de pobres a quienes recién empieza a hacerles justicia el reparto de la riqueza nacional. El problema que es un gran problema, es que Morena como partido es el área más descuidada de la 4T, a pesar de que fue el cañón que utilizó López Obrador para llegar a la presidencia. Ahí si tienen la razón todos los detractores, ese partido puede ser el verdadero talón de Aquiles…

Compartir

Dejar un comentario