JUEVES NEGRO

Compartir

Yo lo llamo el jueves negro. Lo postee en redes esa noche: “El alfarismo nos endeuda 25 años con uno de los créditos más amplios y caros de la historia en el estado. Y en Ixtlahuacán de los Membrillos las autoridades recogen en un canal lleno de lirio 19 bultos en bolsas de plástico, los cuales podrían corresponder al mismo número de cadáveres. Mañana será otro día, pero la deuda y la sangre seguirán ahí…”.

Es ya otro día, viernes. Comienza a asentarse la euforia ejecutivo-legislativa por la aprobación del chingo de millones de pesos, 5,250,000´000 pa ponerlo con todos sus ceros, listos para asignar obras a diestra y siniestra, las cuales en 25 años -el plazo pagadero de la deuda aprobada- ya habrán terminado su vida útil mientras, según números de los diputados morenos, cada obra para entonces habrá costado el triple de su valor actual.

La escena montada en el recinto legislativo fue digna de tiempos de la prehistoria política, con un Salvador Caro en el Congreso al mero estilo alfarista (una simbiosis prianemecista), apresurando la sesión con evidente impaciencia, desoyendo las peticiones del pequeño grupo opositor a aprobar la deuda, a los ecos del recinto donde diputados de Morena a quienes les apagaban o prendían el micrófono, solicitaban su derecho a continuar hablando en contra del mentado préstamo, basados en la Ley Orgánica del Congreso de Jalisco.

Nada, se aguantan. Aquí nomás los chicharrones alfaristas truenan. Ya hablaron tres en contra, tres a favor, adiosito que ahora ya estamos en otro momento procesal de la sesión. A ver ¿quién vota a favor de prohibir los raspados de arrayán en el centro histórico?.

El dictamen aprobado también incluyó el refinanciamiento de casi 20 mil millones de pesos que ya se debían y que, junto al nuevo préstamo, se prolongará durante los próximos 25 años, lo que según los legisladores de Morena por intereses y manejo financiero podría hacer que se termine pagando al menos 65 mil millones de pesos o más si hay variaciones en las tasas de interés.

Recordemos que este crédito además se aprobó cuando la administración de Enrique Alfaro apenas pasa 100 días de iniciad y a pesar de que el presupuesto estatal en 2019 creció un 8 por ciento comparado por el año pasado, casi 4 puntos por arriba del índice inflacionario.

Lo autorizado además supera toda la deuda contratada en el anterior sexenio gobernado por el PRI y es mayor al 50 por ciento de lo que se contrató durante el sexenio del panista Emilio González Márquez (2007-2013), considerado el gobernador que más endeudó a Jalisco. 

Antes de que Salvador Caro impusiera su corneta de “next” en la sesión, la diputada morenista Norma Valenzuela Álvarez recordó que cuando Alfaro gobernó el ayuntamiento de Tlajomulco, entre 2009 y 2012, “hipotecó a ese municipio con una deuda de mil 800 millones de pesos a pagar en 30 años”.

O sea, que a nadie extrañe el regreso de Alfaro El Endeudador.

Es ya otro día, es cierto. Ya salió el fiscal carnal Gerardo Octavio a reconocer que lo que el jueves eran bultos el viernes son cuerpos y no 19, sino 20. Dos decenas de personas tiradas como despojo en el arroyo de aguas negras ubicado en el kilómetro 4.7 de la carretera La Capilla-La Alameda. 

Todos envueltos en plástico negro, amarrados con alambre, maniatados, torturados, algunos hinchados luego de tres semanas de permanecer en el agua, todos tatuados, lo que en la lógica policial se traduce como presuntos malandrines.

El fiscal carnal no descartó que detrás de los crímenes pudiera estar el cártel Jalisco Nueva Generación por su pugna no sólo en el estado “sino en muchas entidades de la república con otros grupos delictivos”. Es decir, aunque con eufemismos, otra vez subyace el señalamiento de que estos crueles asesinatos “son entre ellos”, aunque también diga que van a dar con y castigar a los responsables.

Tres semanas al menos los sicarios que mataron a esta gente con todos los agravantes legales, usaron ese arroyo como un tiradero con total impunidad, sin que nadie viera, sin que se tenga un indicio claro de quienes lo hicieron o por qué. Un caso más al que le saldrán barbas de tan viejo que se pondrá en los atiborrados archivos de la Fiscalía. 

Un día para no olvidarse por las repercusiones a corto, mediano y largo plazo. En el de la deuda adquirida, durante los próximos 25 años, en el de los nuevos multihomicidios como un ejemplo más de que es muy cómodo deshacerte así de tus adversarios porque difícilmente tendrás castigo.

Compartir

Dejar un comentario