Las aventuras del Club de Toby

Compartir

Aguijoneado por su propio carácter y evidentes problemas personales, maltrecho por la caída de su popularidad en inversa proporcionalidad al incremento en el número de homicidios y desapariciones en el estado, fracasado en su confrontación con el Peje en la que quiso montar su estrategia mediática de presencia nacional, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, comienza a dar signos de prudencia política que, para que no sean tomados como debilidad en un hombre cuya imagen es de fortaleza, disfraza con la mano izquierda para mostrarse como un político consciente y demócrata.

El primero y más rotundo de estos signos fue la declaratoria de amor que hizo en palacio nacional con el presidente López Obrador, luego de su monólogo del federalismo, del desabasto de combustibles y hasta sus fintas -estrategia común de sus desplantes- de declarar a Jalisco territorio libre y soberano, con constitución nueva y recaudación de impuestos que no rendiría cuentas a la hacienda nacional.

La segunda señal se dio en este mismo tema, cuando se deslindó del grupúsculo de políticos chafas que a la Juan Guaidó pero sin Trump como respaldo, se autoproclamaron los fieles de la balanza para servir de contrapeso a las políticas de López Obrador, el Nicolás Maduro de sus elucubraciones derechosas.

Claro que habría que ver, el tiempo siempre esclarecedor lo dirá, si ese deslinde tiene más que ver con el celo político de Alfaro hacia el gobernador de Chihuahua, su “compa” panista Javier Corral, con quien todo indica se jugará la nominación para encabezar la candidatura del partido antipejista en el 2024.

La tercera señal la dio apenas este miércoles 27 de febrero, ya de gira en California, dejando para el consumo local el anuncio de que la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres (SISEMH ¿Cisen?)) trabajará exclusivamente en el mecanismo de adelanto de las mujeres.

CLARO QUE NO QUIERE DAR SU BRAZO A TORCER Y NI POR ASOMO REPONDRÍA EL INSTITUTO JALISCIENSE DE LAS MUJERES QUE DESAPARECIÓ EN EL ALBAZO LEGISLATIVO QUE LE COORDINÓ AL MERO ESTILO PRIANISTA SALVADOR CARO EN EL CONGRESO.

Por eso dijo que su gobierno presentará una reforma a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo para que la SISEMH (¿Cisen?) se dedique “solamente a coordinar las políticas públicas para promover el desarrollo integral de las niñas y las mujeres del estado”, así como el plan rector de la política estatal de igualdad entre las mujeres y los hombres.

Criticado por las mujeres que confiaron y creyeron en él y ahora que se le fueron por arrogante hasta se burla de ellas, en ese su modo pendenciero, Alfaro presume que se realizará el diseño de un reglamento enfocado a la agenda de género, un nuevo reglamento “apegado a los mayores estándares internacionales y las nuevas disposiciones de la SISEMH (¿Cisen?) que integrará las opiniones y visiones vertidas en las mesas de trabajo por las organizaciones y colectivos de mujeres y feministas, para fortalecer el mecanismo de adelanto”.

Presume, desde su gabinete del club de Tobi, que habrá compromiso para contar con el mejor mecanismo de adelanto para las mujeres del país y que para ello su recién creada secretaría de Igualdad dependerá directamente de Él, Él, Él. Toda una garantía, pues.

Así su proyecto en el papel garantiza observancia independiente y autónoma de parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y su sobada política de “transversalidad” -el ya cada vez más viejo paradigma tecnócrata- que abarcará todas las dependencias de gobierno.

Por cierto ahora que anda reculando en temas que le han mermado popularidad, que se cuide del efecto en sus bonos personales que va a tener el préstamo multimillonario que cabildea en el Congreso, pues los objetivos pregonados tienen más salidas que un cerco viejo.

Por ejemplo hay grandes beneficios para el pulpo camionero en el caso del peribús -qué lindo construirles como lo hizo el ex gober Emilio González carriles restringidos con dinero del erario para que hagan su negocio particular-, también para los empresarios turisteros que quieren su carretera en Chalacatepc en vez de fomentar pagos e indemnizaciones justas a los ejidatarios despojados.

O también con ese préstamo queda claro que se sientan las bases de un gran negocio para los constructores de las plantas de tratamiento proyectadas en la cuenca del río Santiago, ese otro grupo de millonarios que ya se relame los bigotes, mientras el góber desdeña las políticas de un uso integral para el manejo del agua, menos costosas y más eficientes.

PARTIDIARIO

Una de perros.- No come perro el perro, dicen, pero la verdad hay veces que se debe dar una dentellada canibalesca, sobre todo cuando uno ve a “periodistas” de esos que reciben su buen chayote jalisciense, desaforados contra cualquier acción, frase u omisión de AMLO. Le critican por ejemplo que “como si fuera el tirano Maduro”, el presidente de México haya dicho que él puede colocar un mando militar a la Guardia Nacional, se desgarran las impecables vestiduras, se jalan las corbatas, se reacomodan la cartera y por supuesto con su muy provinciano tufito advierten los peligros del autoritarismo presidencial. Aunque son locales, no hacen lo mismo con su gobernador Enrique Alfaro (Al-Varo ya le dicen desde su reciente solicitud de endeudamiento), a quien le ven hasta copete y valentía, contra quien ninguno de ese grupito televisado y alimentado desde el poder público local, osa recordar que en Jalisco desde la llegada del nuevo gobernador tenemos un mando militar a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, el general Daniel Velasco, que para muy poco ha servido dado el terrible incremento en la violencia y homicidios en los ya casi 3 meses de gobierno. La verdad estos “periodistas” son una guía para cualquier escuela de periodismo de cómo la falta de ética y la ambición monetaria pervierten a quien no tiene un mínimo fundamento de la labor social que tiene la profesión…

Y ya con esta.- Hablando de inseguridad, el fiscal carnal Octavio Solís dijo que se toma con mucho cuidado la aparición de lonas con mensajes amenazantes firmadas supuestamente por Ismael “El Mayo” Zambada en varios puntos de la ciudad y lo calificó como un amago del cártel de Sinaloa hacia el resto de organizaciones criminales. Los mensajes, cinco en total, fueron colocados en diferentes lugares de Tlaquepaque: “Comienza la limpia en el país, venimos con todo el apoyo del gobierno federal, regresa la vieja escuela, bienvenidos al diálogo todos los cárteles, o se alinean o los alineo. Atte. El Mayo Zambada”, se escribió en cada una de las narcomantas, en letras negras salvo el nombre de narcotraficante que fueron pintadas de rojo, todas con la misma tipografía. Algo sabrá el fiscal carnal Solís que aceptó que la amenaza mueve a las autoridades para prevenirse…

@jcgpartida

Compartir

Dejar un comentario