Desabasto de gasolina

213
0
Compartir

El desabasto de combustibles en las gasolineras y centros de servicio en 9 estados de México ha causado crisis y molestia entre los automovilistas.

Las autoridades han argumentado que las razones son principalmente el robo de hidrocarburos, lo que provoca la escasez en Terminales de Abastecimiento y Reparto (TA) de Petróleos Mexicanos de cinco entidades del país: Puebla, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Querétaro.

En estos cinco estados, donde la petrolera reportó falta de producto “por intermitencia en poliductos” o por “suspensión permanente de Poliducto” los primeros días de diciembre, se concentró 48% de las tomas de hidrocarburos clandestinas en México durante 2018.

Luego del desabasto de gasolina y diésel registrado en al menos cinco estados, esta semana, Pemex informó que la carencia se debe a cambios en la logística de entrega para evitar el robo de combustibles.

A través de un comunicado, Pemex explicó que las nuevas formas de reparto forman parte del Plan Conjunto del Gobierno de la República para combatir el robo de hidrocarburo, mediante el cual se ha privilegiado el uso de medios de transporte más seguros.

Igualmente se asegura que la carencia de combustible no significa que haya escasez de producto ni especulación de precios; pues se cuenta con suficiente inventario para cubrir la demanda de la población.

“Pemex está haciendo su mayor esfuerzo para incrementar hasta en un 20% más su distribución en los estados afectados, todo ello mediante auto-tanques y carro-tanques”, agregan.

Finalmente exhortan a la población afectada a no hacer compras extraordinarias de gasolina, ya que el abastecimiento se normalizará a la brevedad. “Con estas medidas la empresa busca evitar pérdidas económicas por el llamado “huachicoleo” o robo de hidrocarburo”.

Este posicionamiento viene después de que al menos cinco estados del país registran desabasto de gasolina desde hace semanas.

Miles de automovilistas se han visto afectados por la falta de combustible principalmente en las ciudades del bajío y centro occidente del país.

El desabasto de combustible, que inició desde los últimos días de diciembre, ha causado desconcierto entre los automovilistas quienes esperan durante horas formados en las pocas gasolineras que cuentan con combustible, para cargar 10 o 20 litros, pues es lo único que se despacha a cada vehículo.

Los trabajadores de las gasolineras que no cuentan con combustible argumentan que el desabasto se debe a retardos en la repartición del mismo a nivel nacional.

El desabasto es principalmente de la gasolina Magna, aunque este fin de semana también escaseó la Premium.

Gasolineros aseguran que varias estaciones de servicio no han sido surtidas desde hace al menos cinco días, hecho que ellos atribuyen a que las pipas prefieren evitar ciertas rutas ante el robo constante de combustible en toda esta región del país.

Puebla es uno de los estados más afectados por el robo de combustible, conocido también como huachicoleo.

En Michoacán la carencia de gasolina comenzó desde el pasado 26 de diciembre en la ciudad de Morelia y aunque se anunció que el servicio se regularizaría este fin de semana, otros municipios reportan desabasto.

En Hidalgo, el desabasto se vive en la ciudad de Pachuca, donde desde el pasado jueves varias gasolineras están a la espera de ser surtidas.

El desabasto en Pachuca ha afectado principalmente a las gasolineras de Pemex y de la marca G500.

En Jalisco el suministro de gasolina Magna, Premium y Diésel se suspendió en al menos 500 gasolineras de Guadalajara, desde hace una semana.

La Unión de Gasolineros de Jalisco, Colima y Nayarit, A.C. argumenta que se les dijo que el problema sería solucionado desde el fin de semana pasado, pero hasta este fin continuaba el desabasto.

En el Estado de México se reportan varios municipios en la misma situación. La capital Toluca, es uno de los más afectados, además de Valle de Bravo, Tianguistengo, Tenango, Tenancingo y San Mateo Atenco.

Otros estados como Morelos, Aguascalientes y Querétaro, también han reportado desabasto.

Distintos videos mostraron largas filas de automovilistas, a la espera de poder hacer una recarga.

En un comunicado, Petróleos Mexicanos prometió el sábado que el abasto de gasolina se normalizaría pronto, pero pasó ese día y nada.

En su conferencia matutina de este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo estar enterado de dicha situación y pidió paciencia a las entidades afectadas, aseguró que su administración está trabajando para regularizar el servicio lo más pronto posible.

En el aspecto político, el grupo parlamentario del PRI expresó su descontento ante la carencia de combustible y exigió a Pemex una pronta solución al problema.

La bancada priista lamentó que los ciudadanos estén limitados a adquirir tan solo 10 litros por automóvil incluso en algunas gasolineras que si cuentan con combustible.

Plantean que una de las causas del desabasto es la falta de capacidad de transporte y de almacenamiento de los combustibles, luego de que el gobierno de López Obrador anunciara el uso de pipas en lugar de los ductos para transportar el combustible.

“La decisión del Gobierno federal de cerrar lo ductos, para evitar el robo de combustibles, ha resultado en desabasto de gasolina y diésel. Para las familias mexicanas, salió peor el remedio que la enfermedad”, expresan. 

Y es que “Para combatir el robo de combustibles, se ha privilegiado el uso de medios de transporte más seguros, lo que implica cambios en la logística de entrega a las estaciones de servicio“, explicó Pemex.

Jesús Ramírez Cuevas, vocero del gobierno federal, insistió en mencionar que no hay desabasto en el país, que está garantizada la cobertura de la demanda de gasolina, aunque pidió comprensión, mientras se regulariza la venta en las estaciones de servicio. 

El combate al robo de gasolina no debe ser excusa para el desabasto, por lo que el Gobierno Federal debe combatir este delito sin que se afecte a los ciudadanos y se resuelva la insuficiencia que se está registrando principalmente en estados gobernados por la oposición. Puebla, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Querétaro sumaron cinco mil 497 tomas clandestinas de las 11 mil 240 registradas por Pemex de enero a septiembre de 2018.

A estos cinco estados se suman Oaxaca, Nuevo León y Chihuahua, pues de acuerdo con la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, algunas estaciones de servicio comenzaron a dosificar la venta a solo 10 litros por vehículo ante el desabasto de gasolinas y diésel, principalmente en Michoacán, Jalisco, Querétaro, Chihuahua, Nuevo León, Oaxaca y Puebla.

Este sábado 5 de enero se reportó escasez de gasolina magna en el centro del país, por lo que se teme que el desabasto afecte a otras entidades de México. 

Expertos afirman que el desabasto de gasolina afectará gravemente a otros sectores, por ejemplo en Morelos el kilo de tortilla aumentó. El pan artesanal y otros productos básicos también se verán afectados y quizá escaseen por la falta de transporte. 

El desabasto de gasolina que se vive provocó que habitantes de Guanajuato, Querétaro, Estado de México, Tamaulipas, Jalisco y Michoacán, entre otros estados, realizaran compras de pánico y esperaran en largas filas para adquirir el combustible.

En Guanajuato, el desabasto, tanto de Magna como de Premium, se extendió a la capital y a 11 municipios más, como León, Apaseo el Alto y San Miguel de Allende, en este último se observaron filas de hasta un kilómetro.

En León, la madrugada del sábado se abastecieron estaciones de servicio con una pipa de Pemex, pero debido a las compras de pánico 20 mil litros de hidrocarburo se acabaron en menos de ocho horas.

Esta situación se repitió en Querétaro, principalmente en la capital y en San Juan del Río, donde desde las primeras horas del sábado se hicieron largas filas para comprar el combustible. El presidente de la Unión de Estaciones de Servicio de Querétaro, Enrique Arroyo, dijo que prevén que el problema se agrave el lunes con la reanudación de actividades escolares.

En el Estado de México, al menos en 16 municipios del Valle de Toluca se reportaron unas 106 estaciones de servicio afectadas por la escasez de Magna y 122 de Premium, informó el presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes, A.C., Jorge Navarrete.

En Tamaulipas, conductores realizaron compras de pánico, ya que en al menos 200 de las 253 gasolineras desde Nueva Ciudad Guerrero hasta Matamoros, no cuentan con hidrocarburo desde hace tres días.

En tanto, en Jalisco, varias estaciones de servicio, sobre todo en los municipios de Guadalajara y Zapopan, cerraron ante la falta de suministro por parte de Pemex, pero donde aún había combustible se registraron filas de vehículos que llegaron a causar conflictos viales. 

Al respecto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) llamó a identificar a aquellas estaciones de gasolina que tengan problemas de abasto y proporcionar la información pertinente, a fin de resolver la situación en conjunto con Petróleos Mexicanos.

En un comunicado, el organismo defensor urgió a los consumidores a hacer llegar los datos sobre la ubicación y el número de las gasolineras a través de las cuentas de Twitter para compartirlas con Pemex.

Esta situación de continuar así, se espera se agrave con el regreso de los estudiantes que será a partir de esta semana, al igual que muchos que se encontraban gozando aun de periodo vacacional. 

opinion.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

Compartir

Dejar un comentario