BUSCAN EVITAR DEMANDAS POR CANCELACIÓN DEL NAIM

Compartir

Este domingo en tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) volvió a ser noticia, tras informarse que el  nuevo Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario Ciudad de México (GACM) emitiría el lunes por la mañana una oferta de compra por mil 800 millones de dólares de los bonos usados para su financiamiento con la intención de suavizar el riesgo que enfrentan dichos papeles, tras la cancelación del proyecto en Texcoco.

En la minuta de los acuerdos del nuevo Consejo, -que por cierto circula en redes sociales-, se reitera que el plan de nuevo Gobierno es cancelar el NAIM, y que se llegó a un acuerdo para continuar las obras, hasta que se cuente con una nueva evaluación estratégica que les permita tomar decisiones respecto a la construcción, cuyo cierre de operación podría anunciarse en la segunda quincena de diciembre.

“Se busca que haya suficientes propuestas de aceptación para poder anunciar el cierre de la operación del NAIM en la segunda quincena de diciembre”.

Se menciona también que buscan mandar un mensaje claro a las calificadoras que han afectado las notas crediticias del Gobierno Federal y de Pemex.

El documento detalla que existen cuatro series de bonos por un total de 6 mil millones de dólares.

De acuerdo a información de El Financiero, “El Gobierno busca que cuando se presente el Paquete Presupuestal 2019 se tenga resuelto el tema del Aeropuerto, ‘con certidumbre y claridad’.

Añade que en los últimos días, se ha dado a conocer que BlackRock, Prudential, Manulife Financial y Vanguard Finance decidieron que emprenderían acciones legales de manera colectiva a través del bufete de abogados Hogan Lovells para defender sus intereses en dichos bonos.

Actualmente los bonos del NAIM cotizan a un precio de 82.337 dólares y ofrecen un rendimiento de 7.27 por ciento. En el año, los bonos han retrocedido 19.63 por ciento desde su precio de colocación y han sido rebajados por la agencia calificadora, Moody´s al borde del grado basura, luego de la cancelación de la obra. El precio de emisión del bono fue de 99.38 dólares y durante el último mes ha profundizado su caída.

Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS, sostuvo que los inversionistas buscarán que el precio de los bonos sea cercano al valor justo.

“Si es una estrategia para evitar las demandas en Nueva York, los inversionistas buscarán que la oferta de compra sea cercana a un precio justo”, sentenció Domínguez.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Base, dijo que los inversionistas podrían mostrar miedo ante la carencia de un posicionamiento oficial y certero.

Ernesto López-Quezada, director general de Massari Casa de Bolsa, sentenció que la solución que se le dé al aeropuerto definirá el futuro de nuevas inversiones para proyectos de infraestructura. “Es esencial solucionar al 100 por ciento la cancelación del aeropuerto en Texcoco, eso le va a quitar o a poner presión en el tipo de cambio”, dijo. 

Como se recordará, la cancelación del aeropuerto fue una promesa de campaña del nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador, que comenzó a tomar forma después de ganar la Elección del 1 de julio. 

El Grupo Financiero Citibanamex realizó un análisis y declaró que suspender las obras en Texcoco sería “el error de octubre”, en alusión a la crisis económica de 1995, que se conoció como “El error de diciembre” pues el problema empezó en ese mes de 1994. 

El presidente electo convocó a una consulta nacional sobre el NAIM, el pasado 16 de julio, la cual, con un costo de 1.5 millones de pesos de aportaciones voluntarias de legisladores y senadores, se celebró del jueves 25 de octubre al pasado domingo 28. Durante los cuatro días este ejercicio recibió fuertes señalamientos y cuestionamientos desde prácticamente todos los sectores. Entre las irregularidades denunciadas se encontraban que la misma fuese organizada por un partido político, que ellos mismos definieran la ubicación de las casillas para votar, que su misma gente fuera la que recibiera los votos, los contara y resguardara, sin contar las denuncias subidas a redes sociales  donde presuntamente  se encontraron urnas embarazadas y gente votando más de una vez.

La noche del domingo, se dio a conocer el resultado de la consulta denominada “México Decide”, arrojando como claro vencedor el proyecto de Santa Lucía en lo que fue un inédito ejercicio de participación ciudadana. 310 mil 463 personas votaron por continuar el aeropuerto de Texcoco (el 29%), y 747 mil votaron a favor de Santa Lucía (69%), de acuerdo con los registros de 98.18% de las casillas instaladas; 2 mil 722 votos fueron anulados.

El anuncio que se ha dado el domingo en el sentido de que no pararían las obras de la construcción del Nuevo Aeropuerto, forma parte de la estrategia para evitar demandas de los tenedores de bonos, es decir,  tratarán de comprar esos bonos a esos tenedores. En cuanto se  logre esa compra en el gobierno entonces ya oficialmente se cancelará el aeropuerto.

EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario