15 49.0138 8.38624 arrow 0 bullet 1 6000 1 0 horizontal http://elrespetable.com 300 0 1
theme-sticky-logo-alt
Please assign a Header Menu.
2018-11-15
1096 Views

México y las fosas del terror

En el mapa pueden verse cientos de puntos dispersos por todo el territorio nacional. Se trata de los lugares donde se han encontrado fosas clandestinas, casi dos mil, de las que han sido extraídos cerca de tres mil cuerpos. El hallazgo corresponde a 24 estados, entre los que se incluye Jalisco. En las respuestas que... Read More

En el mapa pueden verse cientos de puntos dispersos por todo el territorio nacional. Se trata de los lugares donde se han encontrado fosas clandestinas, casi dos mil, de las que han sido extraídos cerca de tres mil cuerpos.

El hallazgo corresponde a 24 estados, entre los que se incluye Jalisco. En las respuestas que entregó vía transparencia la Fiscalía General del Estado se proporcionó información de 43 municipios de Jalisco en los que se han descubierto 137 fosas clandestinas, en las que había  214 personas enterradas de manera ilegal.

Esas son las cifras que arroja la investigación realizada por las periodistas Marcela Turati, Alejandra Guillén y Mago Torres, con el apoyo de otros periodistas del país y el financiamiento de Quinto Elemento Lab. Pero este mapa de terror, además de los datos escalofriantes sobre una de las muchas secuelas dejadas por la violencia en el país, permite también obtener muchas conclusiones.

La primera de ellas y, tal vez, una de las más importantes por la impunidad en la que se traduce, es el desorden de las autoridades. En alrededor de 200 solicitudes de información presentadas, con base en las leyes de transparencia, los periodistas se encontraron con el caos, la indiferencia o, incluso, el dolo en el manejo de los datos por parte de las fiscalías o procuradurías de los estados.

CADA ENTIDAD FEDERATIVA CLASIFICA LA INFORMACIÓN COMO CREE O PUEDE. ALGUNOS NO LA TIENEN. Y OTROS SIMPLEMENTE PREFIEREN NO ENTREGARLA.

Hubo ocho estados que negaron que hubiera fosas en su territorio, a pesar que notas periodísticas o trabajos previos los desmienten.

También otros que encontraron la manera de no entregar la información completa, como el caso de Jalisco, que no incluyó las fosas encontradas en el municipio de La Barca en 2013, las más terribles, pues en 37 fosas fueron rescatados 75 cuerpos de personas asesinadas; la coartada fue que este caso lo atrajo la Procuraduría General de la República.

Las deficiencias en el manejo de la información llevan a otra conclusión, sobre la negativa de la autoridades a dimensionar lo que sucede. Porque una fosa clandestina es una de las manifestaciones más crueles de la violencia: desaparecer, asesinar, eliminar el rastro. Como si no hubieran estado nunca.

La duda que surge es si las autoridades no quieren admitir el problema, si no lo tienen bajo control o, peor aún, son parte.

El trabajo realizado por periodistas, porque no lo hicieron las autoridades, permite también ubicar corredores en donde hay más violencia, tiempos en los que se ha acentuado e incluso formas de actuar de algunos grupos del crimen organizado que funcionan en esos territorios.

Será también una fuente de información para las familias de desaparecidos. Aunque Alejandra Guillén alertó que prácticamente los cuerpos de las personas pasan de las fosas clandestinas a fosas comunes, sin ser identificados, permite tener puntos de referencia para exigir información.

 

Periodista especializada en temas políticos. Ha cubierto esta fuente para Grupo Milenio, y ahora para el diario NTR. Conductora de un noticiario televisivo en Canal 44
0 Comment

Leave a Reply