La ventaja de MC en el Congreso

1059
0
Compartir

La alineación de los diputados de Morena ha cambiado mucho en los inicios de esta legislatura. El resumen ejecutivo es más o menos así:

1) Originalmente eran 8 diputados de Morena. La sala Superior toma una decisión en detrimento de Oscar García Lomelí, (quién dicho sea de paso, sería el coordinador dejándolos en siete).  La diputada del PT, María Ester López Chávez, se suma a Morena y quedan de nuevo en 8. El diputado Oscar Herrera deja Morena, se va al PT y regresamos a 7. Ismael Espanta Tejeda se va a MC y Morena se quedan en seis quedando la alineación así: Bruno Blancas Mercado (coordinador), Norma Valenzuela Álvarez, Érika Pérez García, Arturo Lemus Herrera que dicho sea de paso, logró la nada despreciable hazaña de ganarle a Jonadab Martinez por la buena, con todo y conteo de votos y en su terruño, María Patricia Meza Núñez y María Esther López Chávez.

Parece que los golpes han sido duros y que Morena aún no encuentra su camino pero aún tiene la oportunidad y la obligación de despabilarse y entrar al siguiente round como una oposición firme, que marque agenda, que señale errores y sume actores importantes al proyecto.

Si MC no encuentra oposición en Jalisco podrá dedicarse a jugar en la cancha que le es más cómoda: seguir con la gorra de oposición bien puesta desde el gobierno. Recordemos que los gobiernos municipales de MC en el sexenio que termina jugaron en la cancha como opositores al Gobernador, señalando errores y esquivando culpas de esta manera. Si Morena no se construye como líder de oposición, entonces MC con mucha tranquilidad podrá apuntar sus cañones al Gobierno Federal y una vez más esquivar errores endilgando culpas.

La ruta emecista es muy clara: desmantelar a las fuerzas locales para tener una salida discursiva fácil a todos los problemas.

Hasta ahora la estrategia camina bien pero esto apenas va comenzando.

En los próximos meses veremos cómo se acomodan los regidores en los ayuntamientos y si hay cambios, nuevos fichajes, bloques o sorpresas. Ahí, muy pronto, nos iremos dando cuenta de cómo se acomodan las fichas hacia las elecciones intermedias y si MC logrará mantener su indiscutible liderazgo o si el desgaste del poder lo hará perder posiciones.

 Lo que se juega a la de ya, es el resultado electoral dentro de tres años y aunque suenen a mucho tiempo se irán gestando las cosas a gran velocidad.

La curva de aprendizaje morenista tiene que ser rápida y es importante que pasen ya a la caja de bateo y los actores aprendan rápido a jugar como equipo, con una estrategia consolidada y bien ejecutada.

De momento, el PRI y el PAN no tienen cara de estar jugando a nada, todavía entendiendo la magnitud de su derrota, pero hay actores de estos partidos que pueden despertar y buscar la mejor posición en el campo de juego para la estrategia a tres años: la de líderes de oposición.

EtiquetaZul
Compartir

Dejar un comentario