Jalisco y la marihuana

Compartir

Hace algunos días Canadá logró despenalizar el uso de la marihuana con fines recreativos para convertirse así en la segunda nación -después de Uruguay- y la primera del G20 y del G7 en legalizarla. El tema de la despenalización del cannabis se colocó de nueva cuenta en la palestra y hablábamos de que era de esperarse que México irrumpiera con una nueva oleada, un movimiento impetuoso de opiniones a favor y en contra para fijar posturas. A nivel nacional escuchamos algunas voces, pero hace unos días, el todavía gobernador del estado de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, aprovechó una de sus últimas apariciones con esa investidura para pronunciarse a favor de la legalización.

El Ejecutivo del estado manifestó lo anterior durante el acto en que fue instalada la LXII legislatura dirigiéndose a los nuevos diputados del Congreso local. Les indicó que tienen ante sí la oportunidad de alzar la voz y que la voz de Jalisco siga siendo escuchada a nivel nacional, “es cierto que es poco lo que se puede hacer desde un contexto local; pero lo que se haga desde el punto de vista de lo simbólico será sin duda, en medio de este gran debate, fundamental. Es momento de cambiar la lógica porque lo que mata a nuestros jóvenes es el trasiego, no el consumo. Acabemos con los tabúes, legalización ya”.

Se antoja que la postura del mandatario llega a destiempo, cuando tuvo seis años para lanzar esa misma solicitud en condiciones más favorables, tanto por la representación que tenía su partido en el Congreso como por su propio peso específico. No quiero decir que en esta nueva legislatura no se pueda dar ese paso e incluso con un ambiente más cómodo, sino que dejó pasar un tiempo precioso para colgarse esa medalla que en este sexenio se colocarán otras figuras, con toda seguridad.

Sandoval dijo también que la política prohibicionista no ha dado resultados, e hizo mea culpa al señalar que la estrategia de seguridad aplicada en los últimos dos sexenios ha fracasado y que la forma como se combatió al crimen organizado ha generado mayor violencia.

En este contexto, cabe mencionar que el discurso del gobernador se dio a propósito de que la Suprema Corte resolvió como inconstitucional prohibir el consumo recreativo de la marihuana y estableció jurisprudencia a seguir en el tema. Esto quiere decir que el máximo tribunal de México dejó sin validez los artículos de la Ley de Salud que prohíben actividades relacionadas con el uso personal o consumo de cannabis , entre ellas sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer y transportar.

Fue la quinta decisión de la Suprema Corte en el mismo sentido por ello se creó jurisprudencia o lo que es lo mismo, que todos los tribunales del país deben respetar su interpretación.

Lo cierto es que este asunto debió haberse tratado hace muchos años. Hoy escuchamos voces encomiando esa medida y señalando la necesidad de que en México se avance al respecto, mismas voces que antes fueron omisas o incluso se pronunciaron en contra.

Al despenalizar el uso de la marihuana con fines recreativos, la intención de los canadienses fue abrir la puerta a una industria con dividendos multimillonarios. Uruguay, que validó esta medida en 2014 bajo el Gobierno de José Mujica, lo hizo con un objetivo distinto, hacer frente al narcotráfico. México, mientras tanto, mantiene vigentes las leyes que prohíben su venta, consumo y posesión. Si bien ha habido intentos por modificar algunas reformas lo cierto es que no se ha dado ese decisivo avance que permita su legalización.

El presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador, desde la campaña presidencial esbozó en varias ocasiones el punto posicionándose a favor de la despenalización para uso lúdico y recreativo, aunque hay que decirlo, sin llegar a un señalamiento contundente y es ahora ya en etapa de transición, justo antes de que tome posesión el nuevo gobierno, cuando en voz de la nombrada para fungir como Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se menciona el sentido de que el Gobierno de AMLO una vez que entre en funciones impulsará las reformas necesarias para darle vida a la legalidad, a la permisibilidad, para darle uso a la mariguana con fines lúdicos, medicinales y científicos. .

De nuestra parte lo hemos señalado, lo manifestamos durante la campaña e incluso antes de las elecciones que era necesario avanzar, tenemos que reconocer que la marihuana ya es algo incluso obsoleto entre los tóxicos o enervantes. Lo dijimos y lo reiteramos que se debe dar el paso para que quede permitido y evitar el daño a la sociedad por la forma en que está proscrito y que genera más problemas que ventajas. Es importante dejar de estar solamente en un discurso y pasar a las acciones; que se revisen de una vez por todas las fórmulas adecuadas para que se den los pasos necesarios para la legalización en México con fines lúdicos, medicinales y científicos.

EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario