Alfaro y Lomelí inician el 2024

13257
0
Compartir

Sólo hay que dejar de ver el árbol y dirigir una mirada al bosque para advertir que la estrategia de Andrés Manuel López Obrador es sembrar en los Estados a los que podrían ser su apuesta para buscar las gubernaturas en el 2024: en Jalisco, esa figura la asumió desde ya el coordinador de los programas federales y ex candidato a Gobernador, Carlos Lomelí.

Pero también, al ser el único Gobernador importante que no pertenecerá a Morena, el que fue electo en Jalisco por las siglas de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, está posicionado en el tablero como una pieza fundamental, quien tendría ante sí, por la composición misma del campo de batalla, la posibilidad de hacerse notar a nivel nacional.

Todavía ni López Obrador ni Enrique Alfaro asumen los cargos para los que fueron electos, pero en Jalisco la contienda rumbo al 2024 ya comenzó…

Apenas regresó de vacaciones y el Gobernador electo ya dejó claro que está dispuesto a la colaboración, pero nunca a la sumisión que desde ya le quiere imponer López Obrador. Efectivamente, el tema de un coordinador de los recursos federales en Jalisco o casi vicegobernador es una figura que no está contemplada en la constitución. Y si no está contemplada, es anticonstitucional.

No sólo Alfaro, sino el resto de los Gobernadores ya pueden interponer una controversia constitucional para echar abajo esta figura, que a todas luces rompe con el pacto federal que le da autonomía a los diferentes Estados del país.

Alfaro ya levantó la voz, como es su estilo, pero en este tema le asiste la razón: si fue electo por los jaliscienses por su forma entrona y nada entreguista de hacer gobierno, es tiempo de que utilice ese valor para no dejarse mangonear por los de arriba, y no solamente usar su poder contra los que tiene abajo.

Ser el único Estado donde hay una fuerza real contra el casi hegemónico gobierno lopezobradorista es un boleto que no se puede tirar a la basura…

No hay que olvidar que en el pasado proceso electoral los jaliscienses votaron por Enrique Alfaro y no por Carlos Lomelí, quien dicho sea de paso no tuvo la capacidad o el conocimiento para generar una corriente local propia con las siglas de Morena, ateniéndose solamente a los votos que le arrojó la ola nacional de López Obrador.

Como dice la infalible máxima de Maquiavelo: en política siempre es mejor que te teman a que te respeten, y en este caso a Enrique Alfaro no le dará nada dándose a respetar si no pelea por la autonomía del Estado.

Todavía no asumen sus cargos, pero desde ya se puede decir que en Jalisco Enrique Alfaro y Lomelí dan inicio al 2024…

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario