Gana Alfaro; ¿Ganará Jalisco?

7255
0
Compartir

La victoria de los emecistas convierte a Jalisco en un estado naranja.

¿CÓMO GOBERNARÁ CON EL NEOPANISMO QUE LO ACOMPAÑA? ¿CÓMO SERÁ LA RELACIÓN CON COMERCIANTES, MEDIOS Y LA UDEG?

Con colaboración de Guillermo Gaxiola

No erraron las encuestas: el próximo Gobernador de Jalisco será Enrique Alfaro Ramírez. Durante los próximos seis años el estado será gobernado por el Partido Movimiento Ciudadano, pero también por el Partido Acción Nacional (PAN) y, en menor medida, el Partido de la Revolución Democrática (PRD). A pesar de la mezcla tan colorida y dispar en ideas y visiones, un tinte parece ser el preponderante ante el nuevo camino al que se ha de enfrentar el estado: el azul. Movimiento Ciudadano es el nuevo neopanismo, valga la redundancia.

Ante este escenario, cabe preguntarse: ¿ganará Jalisco con el arribo de Alfaro a la Gubernatura? En este texto repasamos por 20 puntos clave que nos darán una perspectiva más clara del rumbo que tomará Jalisco en el siguiente sexenio. 20 puntos donde hay que prender una lucecita que arroje luz para los tiempos que vienen…

1.- El “Frente” en Jalisco.

En una reacción sin precedentes, los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) concluyeron, a finales del 2017, ir juntos como alianza para competir por la presidencia de México en 2018. Esta unión se llamó “Por México al Frente”. No obstante, en Jalisco esta unión se dio de manera velada: cada partido tuvo su candidato para la gubernatura; Alfaro por MC, Carlos Orozco por el PRD y Miguel Ángel Martínez por el PAN. Los tres, en cada oportunidad, iban en contra del contrincante más cercano a Alfaro: Carlos Lomelí. La unión generó en el estado confusión a algunos votantes; pensaban que el candidato de MC iba con AMLO, pero no era así. Por lo demás, pocas fueron las veces que Alfaro apoyó a Ricardo Anaya abiertamente. Con ese mismo cuidado fue con el que el próximo gobernador de Jalisco se mantuvo con bajo perfil durante el último acto de campaña de Anaya en el estado. Escondido y cauto por el resto de votos que representaba el candidato panista a la presidencia, Alfaro intentó pasar desapercibido. Por ello, cabe preguntarse: ¿Quería o no Alfaro el Frente? ¿Aceptará la opinión de perredistas durante su sexenio?

2.- PAN naranja.

A estas alturas, preguntarse por la injerencia de los panistas en MC no tiene sentido. Desde que el PAN se fue desdibujando del mapa jalisciense en 2012, cientos de panistas se pasaron a su segunda opción política, su casi doble MC. Los ex panistas más destacados y que acompañan a Alfaro son: Octavio Pérez Pozos; Iván Argüelles; Ramón Demetrio; Juan Carlos Márquez, Manuel Romo, Diego Monraz, Alejandro Madrigal y una serie de jóvenes cuyo semillero fue La Cantera, un grupo pro panista impulsado por el ex gobernador Emilio González Márquez. Siendo ya casi un PAN anaranjado, o un MC empanizado, las dudas son ¿cuál será la diferencia fundamental entre los últimos gobiernos panistas y el entrante sexenio alfarista? ¿Qué tanto puede cambiar la visión política de una serie de funcionarios que sólo cambian de partido? ¿Hasta dónde llega la influencia panista en MC? Hay que prestar atención a esto, pues en 2012, Alfaro comentó: “El PAN hoy sale por la puerta de atrás de la historia, al basurero, por haberle fallado a los jaliscienses”. Sin embargo, tenemos seis años para descubrir cuál de los dos lados de la moneda presenta el ganador de la gubernatura.

3.- La Universidad de Guadalajara en el alfarismo

Hacia 2009, Alfaro y Raúl Padilla López pasaron del amor al odio, cuando el primero declaró a Tlajomulco como zona libre de padilllismo. Esto a pesar de haber trabado una alianza velada para arribar a la presidencia del municipio de la zona metropolitana. En una rueda de prensa, Alfaro dijo que el líder de la UdeG actuaba “a través de esquemas de presión, manipulación y chantaje”. No obstante, en 2018 rectifica: Padilla tiene, en palabras del próximo Gobernador, “un liderazgo importante” y “un factor real de poder en el Estado”. El fin de la declaración, aseguró Alfaro en entrevista con Milenio Radio, fue “dejar claro que nosotros no somos una expresión política que se arrodilla ante nadie, nosotros no aceptamos imposiciones, no aceptamos manotazos”. Si esto es así, por no mencionar a Hugo Luna, sería importante preguntarse cómo será la relación Alfaro-Padilla pues, como es sabido, la influencia de este último llega a todos los partidos en Jalisco. ¿Será una relación de iguales o alguien tendrá que ceder?

4.- Comerciantes de todo Jalisco frente al alfarismo

Es probable que una de las principales preocupaciones de cientos de comerciantes alrededor de Jalisco sea qué hará Alfaro con el comercio informal. Las acciones que tomó el emecista durante su relativo breve periodo como alcalde tapatío, hizo, literalmente, imposible la vida de muchos comerciantes. Ambulantes del centro tapatío y la zona de Obregón, los de la Feria del Calzado, calandrieros y los tianguistas del navideño, sufrieron desalojo y represión. Dos hechos que recuerdan, una vez más al PAN, se dieron con comerciantes del Tianguis Luis Manuel Rojas y ambulantes de la zona de Obregón, cuando estos últimos fueron desplegados con gas lacrimógeno durante una manifestación el día 26 de noviembre de 2015 frente al mercado San Juan de Dios. El otro hecho ocurrió durante la tarde del viernes 6 de noviembre: decenas de comerciantes ambulantes se reunieron en el Jardín de San Francisco; los policías municipales estaban presentes triplicando su presencia frente a los comerciantes quienes, decían, esperaban lo acostumbrado: “empujones, provocaciones y arrestos”. La duda aquí es si Alfaro extenderá este tipo de maniobras políticas por todo el estado.

MC se consolida como la fuerza política más importante en Jalisco.

5.- ICONIA va

En el completo artículo de Violeta Meléndez, “Iconia, el capricho de Alfaro”, se lee que en abril de 2016 se anunció que se pondría en marcha el Plan Maestro Huentitán: una veintena de obras públicas para ese distrito por 688 millones de pesos. Ahí se incluye el proyecto principal que financiará al resto: el desarrollo inmobiliario Iconia a cargo del Grupo Hotelero Salamanca. El proyecto se presentó a los habitantes de Huentitán; sin embargo, ellos no aprobaron Iconia pues, decían, “implica la privatización del terreno municipal de la calzada Independencia y Periférico Norte para detonar un núcleo habitacional y comercial de carácter privado”. Además, indicaron que dentro de las consultas ciudadanas no se especificaba que “se le entregarían a Grupo Hotelero Salamanca 5 hectáreas de 13 que son públicas”. En el artículo de Meléndez, se informa que el “Frente Unido Huentitán” considera que Iconia le quita a la ciudad la oportunidad de habilitar un predio municipal para uso público. Y, además, el terreno en donde se lleva a cabo el proyecto, tiene un valor ambiental reconocido por el gobierno del estado pero que está siendo omitido en la planeación urbana. Cabe resaltar que el proyecto comenzó con Ramiro Hernández; sin embargo, ¿por qué continuarlo cuando especialistas han señalado que su avance representa un golpe al medio ambiente?, ¿hacia dónde se dirige el estado con un movimiento urbanístico como el de Iconia? ¿Cabe esperarse otros golpes al medio ambiente en Jalisco a partir del sexenio entrante?

6.- Planes Parciales de Desarrollo Urbano, van.

Con los planes parciales de desarrollo urbano se busca liberar licencias de construcción de edificios, gasolineras y comercios dentro de zonas habitacionales. Se ha denunciado que esta maniobra afectará negativamente la vida de Guadalajara. No obstante, Enrique Alfaro ha dicho que bajarán todavía más el costo de dichos predios para alentar a inversionistas. Lo problemático aquí, además del impacto ambiental, es la relación de Alfaro con los principales operadores inmobiliarios de Jalisco. Uno de ellos es Raymundo Gómez Flores, uno de los principales accionistas del consorcio GIG; otra es su tía, Beatriz Eugenia, quien es dueña de Grupo Mendelssohn, y Tierra y Armonía. 

7.- ¿Malbaratar a Jalisco?

Una de las críticas que recibió el Ayuntamiento de Guadalajara en la época de Enrique Alfaro fue la venta de predios municipales a bajo costo. Las cifras de Alfaro durante su mandato se reducen a tres lugares estratégicos para lograr, han informado las autoridades, la redensificación de Guadalajara: uno ubicado en Avenida 18 de Marzo y la Calzada Gobernador Curiel; otro se ubica a contra esquina del Rastro municipal de Guadalajara, en la avenida Gobernador Curiel; el último está ubicado en la avenida de las Rosas y la calle Cenit, en la zona de Expo Guadalajara. El primer terreno mencionado se vendió a un precio 27% menor comparado con su valor original: costaba 230 millones de pesos y se financió a 168 millones de peso. Este dato, más allá de la polémica del costo, enciende las alarmas porque dicho lote estaba calificado como “área verde”, sin embargo, ahora, está sujeto a urbanización. La zona, han sugerido los expertos, es proclive a inundaciones.

8.- Obras en parques, aunque se resistan los vecinos

Relacionado al punto anterior está la resistencia de los vecinos ante las construcciones propuestas por el Ayuntamiento tapatío. Dos casos han sobresalido en los últimos meses: Parque el Deán y el parque San Rafael. En ambos casos, según los vecinos, ha habido represión hacia quienes están en contra. En el Deán se pretende ampliar el vaso regulador al interior del parque; sin embargo, habitantes de las colonias Higuerillas y La Nogalera, consideran que la obra se convertirá en un ecocidio para el Parque Liberación puesto que se talan 70 árboles. En el parque San Rafael el panorama es similar: se pretende hacer la construcción de un vaso regulador en la zona y los vecinos del lugar se oponen, argumentando que la construcción sólo traerá inundaciones. Una vez más, aquí los expertos consideran que dichas obras no pararán las afectaciones en la zona, sino al contrario: las agravarán.

9.- El arte a condición

En Paseo Fray Antonio Alcalde entre Independencia y Juan Manuel se encuentra la obra Árbol Adentro del cantante del grupo de rock Cuca, José Fors. Más allá de juicios estéticos que puedan verterse sobre la obra, lo que llamó la atención durante su gestión y colocación en el centro de la ciudad de Guadalajara, fue el pago de la misma: 4.5 millones de pesos que formaban parte del proyecto de Arte Público de la ciudad y del programa de Colosos Urbanos se utilizaron para pagarla. Por lo demás, Árbol Adentro fue acusada de plagio por el escultor jalisciense Jorge Frausto Arias. Otro dato: José Fors hizo campaña para Alfaro durante 2015, cuando el emecista competía por la alcaldía tapatía.

10.- El arte a aprobación

Otra escultura que entró en polémica durante la administración alfarista fue la de Sincretismo del artista Ismael Vargas. Grupos políticos de derecha criticaron la obra considerándola una ofensa a la Virgen de Guadalupe. Aunque la atención de los católicos debe enfocarse a temas más importantes dentro de su Iglesia, el hecho de la colocación de la obra sobre Calzada Liberalismo, hizo que quienes profesaran esta religión realizaran marchas exigiendo que la retiraran. Alfaro, en respuesta, sacó un video que, dijo, “se tomó el tiempo” de realizar para dar respuesta a las críticas. En un tono un tanto sarcástico, Alfaro dice: “Están en su derecho (los católicos ofendidos), además caminar es bueno, que hagan ejercicio, tienen garantías en esta ciudad de poder expresar libremente su opinión”.

11.- Los medios en la carpeta de Alfaro

No es arriesgado preguntar si habrá libertad de expresión para los medios de Jalisco por los próximos seis años. En los últimos meses, Enrique Alfaro ha tenido una relación tensa con quienes le critican o no avalan ni alaban su labor como político. Uno de los eventos que más alarmas encendió para los medios se dio en su primer día de actividades proselitistas, el 3 de enero, cuando acudió al programa “Forma y Fondo”, conducido por los periodistas Jorge Octavio Navarro y Mario Muñoz. En dicho programa, Alfaro les dijo: “Traigo una carpeta grandotota, porque lo que hice fue ponerme a leer una vez más todos los programas que ustedes dieron en dos años. Ustedes hicieron menciones de un servidor en 385 programas, de esas 385 menciones, 342 fueron negativas”. Ahora bien, ¿quién está al tanto de lo que se dice y va tomando nota, una a una, para después reclamarle? ¿Por qué es necesario “fichar” a quien critica?

12.- La “basura” de los medios

Otro evento del mismo tenor se dio el 2 de junio de 2017. Al hacer entrega de una obra pública en la colonia Lomas del gallo, Enrique Alfaro olvidó el objetivo del evento y arremetió contra periodistas de MURAL, Crónica y NTR, llamándoles “basura”. Micrófono en mano, dijo: “Yo quiero ver a todos esos que escriben tantas cosas de mí, al periódico MURAL, a NTR, a Crónica, a todas esas basuras que escriben cosas todos los días denigrando, ofendiendo, atacando, quiero ver qué han hecho ellos”.

13.- “Vete de aquí, cabrón”.

En octubre de 2017, el entonces alcalde tapatío, asistió a la Unidad deportiva José María Morelos, en la colonia El Mirador para entregar obras de remodelación. Un ciudadano, Juan Manuel Plazola, intentó acercarse para reclamar la calidad de las obras realizadas en el lugar; sin embargo, miembros de seguridad se lo impidieron. Alfaro, al notar esto, se acercó a Manuel Plazola y le dijo: “Si quieres golpearme, ven a golpearme. ¿Cuál es el problema?”; y agregó: “Vete de aquí, cabrón, no estés fregando”. En la noche de ese día, Alfaro publicó en sus redes sociales que el PRI estaba detrás de la escena.

14.- Publicidad millonaria

De los contendientes a la gubernatura de Jalisco, quien más gastó para publicitarse en redes fue Enrique Alfaro: 4 millones 421 mil 268 pesos se utilizaron para publicitar su imagen en internet. Para este fin ha contratado, principalmente, a tres empresas: Indatcom, Eu Zen y La Covacha. Así, durante el trienio en curso, Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco han pagado a estas empresas 93 millones 148 mil 220 pesos.

Jalisco se pinta de naranja.

15.- Seguridad en espera

Las cifras en materia de seguridad son éstas: en la Zona Metropolitana de Guadalajara el índice de asesinatos aumentó un 49.5% y, según Fiscalía General de Jalisco, se registraron cerca de 300 asesinatos en el estado durante los primeros 65 días del 2018. Y mientras la responsabilidad transita entre Alfaro y Aristóteles, quienes padecen estos tiempos son, claro está, los ciudadanos. El plan de seguridad alfarista, presentado durante su campaña, se despliega en diez ejes centrales; sin embargo, algunos necesitan reformas legislativas para su implementación. ¿Se podrá poner un freno a la violencia e inseguridad?

16.- Relación con Morena

El Movimiento de Regeneración Nacional se ha convertido en la fuerza política más importante del país. Ante tal escenario, aún queda ver cómo conllevará Alfaro la relación con ese partido. En las elecciones que acaban de terminar, se notó de forma clara cómo MC y Morena se disputaron el estado: desde el deslinde de Alberto Uribe apenas comenzadas las campañas, hasta las acusaciones de Carlos Lomelí sobre Alfaro. El primero acusó reiteradamente al próximo gobernador de ser “ególatra” y “soberbio”; el segundo, dijo que Alfaro era un “capo inmobiliario”.

17.- AMLO vs. Alfaro

“Rastrero, traidor y farsante”, así se refirió de Enrique Alfaro la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, durante las campañas. Andrés Manuel López Obrador también le criticó fuertemente: “demagogo, falso (…) tiene acuerdos hasta con el mismo Aristóteles”, dijo el tabasqueño sobre Alfaro. El emecista contestó ya a finales de campaña en un evento en el centro de Guadalajara: “si la voluntad popular decide que así sea (que gane AMLO), entonces los invito a seguir luchando, a no permitir que nadie venga a darnos órdenes a Jalisco, que nadie se atreva a vulnerar nuestra soberanía, que nadie piense que va a someter a nuestro pueblo”. Después agregó: “Esa visión de país que no permite pensar distinto amenaza con arrebatarnos lo más preciado que tenemos, nuestra libertad”. El discurso, más panista que ciudadano, dejó entrever una relación difícil con el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

18.- Acusaciones de huachicolismo

En la recta final de la campaña, Carlos Lomelí acusó a Enrique Alfaro de tener vínculos con el robo de gasolina en Tlajomulco: “Vamos a ver cómo él recibía dinero de las ordeñas de Pemex, vamos a ir partecita por partecita (…) ustedes van a ver cómo se le va a caer la máscara a ese pillo inmobiliario que se llama Enrique Alfaro”. Aunado a esto, una supuesta acusación de un huachicolero, José Luis Machuca, se dio a conocer a finales de junio. El presunto delincuente dijo a través de un video: “Mi nombre es José Luis Machuca Delfín, me encuentro en la penal por el delito de robo de hidrocarburos, en su tiempo cuando estuve trabajando yo fuera, tuve un convenio con Enrique Alfaro que en su tiempo fue presidente municipal de Tlajomulco, el convenio se trataba de darle dinero para que nos dejara trabajar”.

19.- Defender a allegados

En un audio difundido por El Respetable se escucha al entonces jefe de Gabinete tapatío, Hugo Luna, amenazar con lenguaje altisonante a un comerciante del Mercado Corona. El funcionario tapatío sostuvo que el entonces alcalde, Enrique Alfaro, podía “dar un manotazo” al Tribunal de lo Administrativo (TEA) y poner a temblar a los magistrados. Agregó que tenía a su disposición a los diputados federales y locales de Movimiento Ciudadano para “linchar” a los magistrados. Alfaro defendió a Luna: llamó oportunistas a los partidos de oposición y recordó que Luna no estaba realizando ningún acto de corrupción o ilegal: “En este gobierno sabemos aceptar los errores de cualquiera de sus integrantes, reconociéndolos aspiramos a no repetirlos y ser mejores”, dijo.

20.- Defender a allegados, segunda parte

A mediados del 2016 sucedió un nuevo escándalo con un funcionario del Ayuntamiento. Se acusó a Carlos Delgado Padilla, “El Weren”, coordinador de Comunicación y Análisis Estratégico, de tener conflictos de interés. “El Weren” pidió la adjudicación directa de las empresas Eu Zen y La Covacha; sin embargo, este funcionario hasta un día antes de que iniciara la administración de Alfaro, trabajó en ambas empresas. Funcionarios de Movimiento Ciudadano y Alfaro los respaldaron y defendieron: Eu Zen y La Covacha siguieron con sus millonarios contratos.

Compartir

Dejar un comentario