Urgen procuradurías autónomas

282
0
Compartir

El candidato en una gira al interior de Jalisco.

EL CANDIDATO DEL PARTIDO VERDE A LA GUBERNATURA SOSTIENE QUE JALISCO REQUIERE INSTITUCIONES CON MUCHA GARRA

“Jalisco no requiere dependencias ni oficinas de relumbrón que, en la mayoría de las ocasiones, se escuchan muy atractivas, pero que al momento de observar su desempeño y alcance, resulta que son de aparador, que sólo vienen a engrosar la burocracia, a incrementar las nóminas y a duplicar funciones. Es menester concretar cambios de fondo, que permitan realmente generar las condiciones para tener ahorros, disminución de plazas, para acabar con las componendas y con los favores políticos. Jalisco requiere instituciones con dientes, para que puedan sancionar y que en nada dependan de los Poderes del Estado; instancias autónomas del nivel de la Comisión Estatal de Derechos Humanos o el ITEI. Estas son algunas de las propuestas que hemos presentado al respecto”; sostiene el candidato del Partido Verde a la Gubernatura, Salvador Cosío Gaona.

Le solicitamos al candidato que desarrollara su propuesta. Aquí se las transcribimos:

POR UNA PROCURADURÍA AMBIENTAL AUTÓNOMA

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa), debe convertirse en una entidad autónoma con fortaleza para actuar y sancionar, a fin de que justifique su razón de ser. Así como está es una entidad inservible, no ha funcionado, impone sanciones que no se pueden cumplir, no tiene fuerza, ni técnica social ni moral. Se debe innovar para que sea un ente de Estado, con personalidad, patrimonio propio, autonomía del poder, para que tenga la posibilidad de ser una entidad fuerte, coercitiva y que abone al buen ambiente de Jalisco.
La Proepa debe conducirse al margen de los tres poderes, con un papel claro y definido y una jerarquía con la que pueda participar en las acciones y decisiones, enmendarlas y sancionarlas: ahora mismo no tiene fortaleza técnica ni dientes.

POR LA AUTONOMÍA DE LA DEFENSA DEL MENOR

Si bien es cierto, actualmente se cuenta con la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, ésta depende del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia  (DIF), de ahí que le falte la consistencia y fuerza para poder actuar transversalmente y que se convierta realmente en eje de un sistema de defensa y apoyo a la niñez. 

CREACIÓN DEL INSTITUTO DE COHESIÓN SOCIAL

Con el fin de evitar duplicidad de funciones, mayor burocracia, pérdida de tiempo, favores políticos, componendas, derroche y hasta desaparición de recursos, se plantea la desaparición de instituciones como la Secretaría de Desarrollo e Integración Social, el Sistema DIF, el Instituto de Justicia Alternativa, el Instituto Jalisciense de Asistencia Social y la Procuraduría Social, para dar paso a lo que sería el “Instituto de Cohesión Social”.

Todas estas instituciones cumplen funciones parecidas y hasta se cruzan, de ahí que deban dejar de existir para dar luz al nuevo “Instituto de Cohesión Social”, como un ente autónomo del Estado, constitucionalmente con una presencia fuerte para que no dependa del Poder Ejecutivo y para que el titular de ese instituto pueda ser nombrado a propuesta de la sociedad. También se busca que, por medio de un convenio, el Instituto de Cohesión Social pueda realizar las labores que actualmente realizan la Secretaría de Desarrollo Social Federal y Jalisco en su Delegación. De esta manera, se haría más eficiente y eficaz el trabajo, se evitaría clientelismo político; y con la disminución en burocracia se generarían ahorros para destinarlos al fomento de programas de Fomento al Desarrollo Social, y a los temas sociales.

CREACIÓN DE LA SECRETARÍA DE DESARROLLO ECONÓMICO Y TRABAJO (Y LA PROCURADURÍA DEL TRABAJO AUTÓNOMA)

En el tema laboral tenemos dos planteamientos muy claros: la fusión de las Secretarías del Trabajo y de Desarrollo Económico para crear una sola llamada “Secretaría de Desarrollo Económico y Trabajo”, cuyo titular será designado atendiendo las propuestas de la sociedad. Se buscará el mejor perfil que pueda equilibrar la tarea de la relación obrero-patronal, además del impulso sostenido y eficaz de la inversión y el empleo, en busca de que Jalisco crezca y fortalezca su planta productiva.

El otro planteamiento es la transformación de la actual Procuraduría de la Defensa del Trabajador.

Trara de una pequeña dependencia prácticamente poco útil al seno de la Secretaría del Trabajo del Poder Ejecutivo del Estado para que se convierta en una Procuraduría del Trabajo Autónoma, fuerte y con la solidez que requiere para la conducción de las relaciones, conflictos, mediación y defensa de los derechos de los  trabajadores, así como la protección del empleo.

POR LA AUTONOMÍA DE LA PROCURADURÍA DE DESARROLLO URBANO

La Prodeur ha sido una institución que, aunque tiene un componente mixto en la designación de su titular (intervienen entidades del sector social que proponen y es el Congreso el que dispone), no tiene la autonomía y libertad para actuar, pues depende del Poder Ejecutivo que es juez y parte. Pero, precisamente, la Prodeur debe de ser la entidad que defienda a la sociedad de los problemas derivados de políticas públicas erróneas o aplicación de ellas o aplicación de normas inadecuadamente que inciden en un desarrollo urbano insostenible no sustentable. De tal manera que debe cambiar su estatus para pasar a ser una procuraduría de Desarrollo Urbano fuera de la égida del Ejecutivo y de cualquiera de los Poderes y que sea una entidad autónoma como institución de estado, reconocida como tal y, con ello, tener una fuerza real que pueda ser útil a la sociedad.

FISCALÍA GENERAL CON AUTONOMÍA

Una de mis propuestas para combatir la inseguridad en la entidad es separar la Secretaría de Seguridad y la Fiscalía para consolidar la Fiscalía General Autónoma. Pero no sólo eso, sino que se tiene que regresar al sistema antiguo de la división en procuración por separado de Seguridad. En su momento fui crítico con la Reforma, y el tiempo me dio la razón, y el Gobernador de Jalisco me dio la razón mandando una iniciativa para volver a la anterior situación. Debe de crearse de nueva cuenta la Secretaría de Seguridad con todo lo que ello significa, fortalecida con todos los apoyos para que haga su trabajo de prevención, de información, de inteligencia: se requiere un área de esa naturaleza y fortalecer la procuración. Yo incluso, regresaría a dejar claro lo que es la Procuraduría General de Justicia que tuvo su nombre, su época, su fuerza y que el simple cambio de nombre parece ser una cosa de forma, pero también es de fondo. La gente debe confiar en la Procuración de Justicia, un procurador que emane de propuestas de la sociedad a través de colegios de abogados, universidades, y todas las áreas que inciden en una adecuada procuración de la justicia. Hay que revisar también en su momento cómo deben integrarse las fiscalías especiales.

Compartir

Dejar un comentario