Complicado panorama para “Nena” Limón

Compartir

María Elena Limón, alcaldesa con licencia de Tlaquepaque.

TRES CANDIDATOS INDEPENDIENTES, UN FRENTE DIVIDIDO Y LA ESTRUCTURA PRIISTA JUEGAN EN CONTRA DE LA REELECCIÓN 

En San Pedro Tlaquepaque, María Elena Limón García pretende reelegirse como presidenta municipal abanderando a la coalición parcial Por Jalisco Al Frente. Sin embargo, su panorama es complejo por dentro y por fuera.

Pugnas al interior del partido Movimiento Ciudadano (MC), inconformidad de algunos militantes del Partido Acción Nacional (PAN) que reniegan de ella como abanderada; y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el que al parecer no tuvieron problemas con su nominación pero tampoco han mostrado mucho entusiasmo, conforma el escenario desde el que sale.

Al exterior tendrá que enfrentarse con la estructura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su candidato Alfredo Barba Mariscal, hijo del líder sindical de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Alfredo “El Güero” Barba Hernández.

Además, tres candidatos sin partido darán la batalla por la alcaldía en el municipio alfarero, según lo avalado por el pleno del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPC) de Jalisco.

Sumado a todo esto, el crecimiento que ha tenido Morena a nivel nacional y que ya empezó a suceder en lo estatal pone en la pelea a su candidato a la Presidencia Municipal, Alberto Maldonado.

Independientes presumen músculo

A tan sólo dos días del banderazo de salida para buscar la postulación independiente, Alberto Alfaro García presumió haber reunido las firmas mínimas requeridas para su registro ante el IEPC.

Al concluir el plazo para recolectar el apoyo ciudadano, logró la validación de 8 mil 841 firmas, casi el doble de las 4 mil 567 que necesitaba.

“Queríamos mostrar músculo, eso es la verdad, queríamos mandar un mensaje de fuerza”, dijo al diario NTR el vocero del independiente, Juan Carlos Díaz, quien recalcó la participación de más de 120 voluntarios líderes de colonias.

Alfaro García es empresario mueblero y restaurantero. En entrevistas con diversos medios aclaró que no es pariente del candidato de MC a la gubernatura, Enrique Alfaro Ramírez. Y ha sostenido que tiene probabilidades de ganar la contienda por la alcaldía de Tlaquepaque ante el desencanto de la población hacia los partidos políticos.

En colonias como San Martín de las Flores, Las Huertas, La Capacha, Las Juntas, San Pedrito, El Vergel, La Guadalupana, Las Liebres y La Duraznera, dijo haber logrado los primeros apoyos ante el hartazgo de la población que está cansada de los gobiernos anteriores.

Alberto Alfaro.

Por otra parte, José Bañales Castro también logró aparecer como candidato independiente por la presidencia de San Pedro Tlaquepaque.

Tras una década de militancia en el PAN -del que fue representante de casilla, presidente del Comité Municipal del blanquiazul, regidor y legislador-, en 2003 se declaró diputado federal independiente. Enseguida se sumó al PRD para ser candidato a la presidencia municipal, perdió en las urnas pero alcanzó a entrar como regidor del partido del sol azteca.

Para las elecciones de 2018, el empresario Bañales Castro reapareció en la escena política como aspirante independiente. Recabó 4 mil 867 rúbricas, necesitaba 4 mil 567.

Por otro lado, también Gustavo de la Torre Navarro, “Gus”, se anotó en la contienda sin el cobijo partidista.

“Nuestro proyecto Independiente ha surgido desde el pueblo y será ejemplo para toda la nación (…) No utilizaremos un sólo peso del dinero público que da el IEPC, y del tope de gastos con la ayuda de vecinos y amigos, utilizaremos menos del 10%”, publicó en sus redes sociales el independiente que presume no tener antecedentes partidistas ni vínculos empresariales. Es coordinador de la agrupación Vecinos Unidos por Tlaquepaque y recabó 5 mil 234 firmas, necesitaba 4 mil 567.

La revancha de los Barba

Alfredo Barba Mariscal, hijo del líder de la CROC “El Güero” Barba, fue presidente municipal de Tlaquepaque de 2012 a 2015. Él tuvo que pasar la estafeta a María Elena Limón.

Además, como abanderado del PRI-PVEM en 2015 perdió la contienda por la diputación federal del distrito 16. Lo venció el abanderado emecista Germán Ralis Cumplido.

Con la ola de derrotas como antecedentes, el pasado 7 de enero, como precandidato del PRI a la alcaldía de San Pedro Tlaquepaque para las elecciones de 2018, arremetió contra aquellos que no son de su partido:

“Ustedes saben que cuando el PRI está unido, jamás nadie nos gana y nadie nos ganará. ¿O quieren otros años de retroceso con los que tenemos ahí en la presidencia?”

Sobre el cacicazgo que se achaca a “los Barba” en Tlaquepaque, el candidato a la alcaldía ha respondido en entrevistas con diversos medios que no es así, que se trata de liderazgo que han ganado por su cercanía con la población y el sector obrero.

Alfredo Barba.

Por su parte, María Elena Limón, desde el inicio de su administración en 2015, acusó a su antecesor de utilizar el poder sindical como herramienta de “revancha política” y lo responsabilizó del paro de labores en el área de Aseo Público y el Rastro, una de las primeras crisis que la recibió. Los males del inicio de administración los achacó como herencia de la gestión de Barba Mariscal.

En agosto de 2017, la alcaldesa dijo que detrás de la solicitud de revocación de mandato promovida en su contra, firmada por 30 mil personas, estaba el ex primer edil. En un video publicado en redes sociales le reprochó nuevamente la firma de un contrato desventajoso referente a parquímetros, la crisis en el rastro y recolección de basura.

Aunque algunos han cuestionado el arraigo de los Barba en Tlaquepaque, hay emecistas que han reconocido su poder, como el hoy candidato a gobernador por el partido naranja, Enrique Alfaro, quien en agosto de 2016 acudió en su papel de alcalde de Guadalajara a un evento encabezado por la CROC para “acompañar a esta organización que es parte también de la vida política del Estado, independientemente de su filiación partidista”, comentó sobre la invitación que le hizo el espléndido “Güero” Barba como anfitrión.

Divisiones internas

La diputada local María de Lourdes Martínez Pizano, era una de las más entusiastas contendientes que buscaba medirse con “Nena” Limón. Incluso se llegó a mencionar que algunos panistas inconformes con el Frente estarían dispuestos a apoyar a la legisladora con tal de “bajar” a la alcaldesa de su aspiración por reelegirse.

Sin embargo, Limón García empleó como cartas a su favor la cercanía con Enrique Alfaro e incluso con el gobernador priista Aristóteles Sandoval, así como los resultados del ejercicio de ratificación de mandato organizado por el propio ayuntamiento.

Martínez Pizano presumió encuestas, trabajo territorial y alegó cercanía con la gente, pero se quedó con las ganas y Limón García con la candidatura.

Por otra parte, como regidora del PAN en Tlaquepaque, Carmen Lucía Pérez Camarena, criticó en varias ocasiones la actual administración. La dirigencia estatal y la municipal del blanquiazul también hicieron constantes señalamientos contra prácticamente todos los gobiernos emecistas, haciendo énfasis en los metropolitanos.

Hasta diciembre del año pasado, en el PAN Jalisco se oponían a replicar en lo local la coalición nacional. Sin embargo, desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) vino la orden de hacer alianza parcial.

En algunos municipios, entre ellos Tlaquepaque, hubo protestas blanquiazules en contra de la coalición. En una de ellas, un hombre murió al parecer después de sufrir un paro cardíaco y golpearse en la cabeza mientras se manifestaba en contra de la “imposición” en el municipio alfarero.

Las protestas disminuyeron, pero un día antes del inicio de las campañas, circuló una carta firmada por panistas expresando su rechazo a la postulación de María Elena Limón como abanderada.

Algunos están inconformes desde la conformación del Frente en Tlaquepaque; otros señalan que lo que les molesta es que “Nena” Limón busque la reelección porque consideran que sería regresarle al PRI la presidencia municipal, como parte de un supuesto trato con el “Güero” Barba; mientras en la cúpula del partido naranja indican que son descabellados los señalamientos y aseveran que la alcaldesa con licencia volverá a sorprender en 2018 como lo hizo en 2015 con el impulso de la “marca Alfaro”.

Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.
WordPress Image Lightbox