Principales Causas de Muerte en el País

Compartir
En días pasados en el Día internacional de la Salud, es una obligación reconocer que el acceso a la Seguridad Social es uno de los derechos con mayor rezago en nuestro país. La mayoría de los mexicanos no cuentan con acceso a esquemas amplios de seguridad social, ya que se encuentran al margen del amparo que brindan instituciones como el IMSS, ISSSTE, o los sistemas de seguridad social de Petróleos Mexicanos, la Secretaría de la Defensa Nacional o la Secretaría de Marina. También existe el Seguro Popular, el cual ha permitido que el derecho humano a la protección de la salud sea una realidad para millones de personas.
 
Frente a tal panorama nace la preocupación de establecer un apoyo económico para las personas que no reciben una pensión en caso de enfermedad en fase terminal, como sí ocurre con aquellas que cuentan con la protección de alguno de los mencionados esquemas de seguridad social pública.
De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, aproximadamente 60 por ciento de la población carece de Seguridad Social. Tan sólo en el 2012 se estimaba que poco más de 31 millones de personas que laboraban en la economía informal no contaban con ningún tipo de seguridad social.
La Ley General de Salud establece que una enfermedad en estado terminal es todo padecimiento reconocido, irreversible, progresivo e incurable que se encuentra en estado avanzado y cuyo pronóstico de vida para el paciente sea menor de 6 meses; mientras que un enfermo en situación terminal es la persona que tiene una enfermedad incurable e irreversible y que tiene un pronóstico de vida inferior a seis meses.
En nuestro país el cáncer es una de las principales causas de muerte, siendo el de próstata, de mama, cervicouterino, pulmón y estómago los que mayor incidencia de muerte presentan.
En 2014, a nivel mundial aproximadamente el nueve por ciento de los adultos padecían diabetes.
En 2012 fallecieron 1.5 millones de personas como consecuencia directa de esta enfermedad, de los cuales 80% se presentaron en países de ingresos bajos y medios.
Por su parte, en nuestro país el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida, reportó que durante el periodo que abarca de 1983 al 2014 se notificaron 170,963 casos de Sida; para el año 2013, se diagnosticaron 5,396 casos nuevos de Sida, así como 1,908 nuevos casos de personas con VIH.
Con la finalidad de otorgarles mejores condiciones de vida a las personas que padecen algún tipo de enfermedad en situación terminal, los legisladores del Partido Verde trabajaron en la creación de una nueva ley la cual tenga como objetivo fundamental entregar un apoyo económico a dichos pacientes; asimismo, se pretende otorgar un apoyo alimentario equivalente a 30 unidades de medida y actualización vigente, a través de una tarjeta; así como la creación de un padrón de enfermos en situación terminal para su seguimiento médico y entrega del apoyo económico hasta su fallecimiento.
EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario