La simulación de proteger a las mujeres

371
0
Compartir

La lucha para frenar la violencia contra las mujeres en Jalisco ha sido una gran simulación. El tema se abrió a la discusión, comenzó a aparecer en los medios, las mujeres se atrevieron a hacerlo visible y se encontraron en condiciones de una mayor vulnerabilidad.

Para quien crea que hemos avanzado, se recomienda echar un vistazo al informe presentado recientemente por la Comisión Estatal de Derechos Humanos, impulsado por el Instituto Jalisciense de las Mujeres, sobre los institutos municipales que atienden este tema: en dos municipios ni siquiera se han tomado la molestia de integrarlos, se trata de Santa María del Oro y Santa María de los Ángeles.

En los demás, encontramos casos en que no hay titulares, no hay oficinas, no tienen personal, no tienen protocolos, no tienen computadoras ni internet. Atengo, Ejutla, Hostotipaquillo, Jesús María, Mazamitla, Teuchitlán, Tolimán, Tuxcacuesco, Valle de Juárez y Villa Hidalgo tienen un instituto, pero no tiene titular. Es decir, ante los casos de violencia contra las mujeres que puedan registrarse, no habrá quien se haga cargo.

En la prevención de la violencia, sólo 47 municipios dijeron tener personal especializado.

Además, apenas 34 tienen personal jurídico de apoyo y únicamente en 41 hay ayuda psicológico para las víctimas.

La actual administración estatal dio pasos importantes en el tema. Por ejemplo, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz dio indicaciones para que empezaran a emitirse las órdenes de protección, a las que su antecesor, el panista Emilio González Márquez, se resistió. También está la declaratoria de Alerta de Violencia de Género, a pesar de que había en el mismo gabinete estatal funcionarios que no querían que sucediera.

Por lo demás, han venido los discursos en los que se habla de áreas especiales para atender los feminicidios, la creación de unidades policiales especiales para atender las denuncias de violencia y apoyar a quienes tienen órdenes de protección desde algunos municipios metropolitanos. Pero el problema es tan grave, que no ha sido suficiente.

El grave rezago de los municipios y la resistencia de las corporaciones de seguridad a entender lo que sucede, han convertido los esfuerzos aislados en una simulación. Hemos dado, en general, un paso adelante por dos hacia atrás. Por ello, es un tema que debemos exigir se coloque en la agenda electoral.

Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.