LA BATALLA APENAS COMIENZA.-Cosío

1935
0
Compartir

Cosío sostiene que las preferencias electorales pueden cambiar.

NI ALFARO ES GOBERNADOR NI AMLO TIENE LA LLAVE DE LOS PINOS, SOSTIENE EL CANDIDATO DEL PVEM

Hay quienes ya dan por hecho el triunfo de un candidato en particular, ¿cree que la tendencia se puede revertir en estos tres meses de campaña?

La batalla apenas comienza. Estamos en una batalla en que podemos y debemos crecer actores, en donde vamos a demostrar a la gente lo que traemos, en donde la gente puede modificar su intención del voto y decidir la elección, y en donde puede haber desbalances que cambien el rumbo de la elección. Estoy convencido que ni la elección nacional ni la local está resuelta, ni Alfaro es gobernador ni López Obrador tiene la llave de Los Pinos, será una elección sui generis, hay una gran cantidad de personas que no han decidido todavía ni siquiera si van a votar y ahí todo puede cambiar.

“Hay una gran cantidad de personas que no han decidido todavía ni siquiera si van a votar y ahí todo puede cambiar”.

Hasta el momento las encuestas reflejan favoritos en ambas contiendas, ¿no les da algún crédito?

Sí, creo en las encuestas, pero me parece que lo que reflejan hasta ahora no tiene fundamentos porque es de manera muy reciente que la competencia está completa, hasta ahora vamos a salir los siete candidatos con nuestras propuestas, con nuestros proyectos, vamos a salir a que nos conozcan o a que nos conozcan mejor y todo puede cambiar. Si ustedes observan es un porcentaje similar el de los que deciden abstenerse que los que votan y en esos que han manifestado que van a votar hay una franja que se esconde en las encuestas de entre un 15 a un 25 por ciento de indecisión y luego las encuestas lo reflejan con algún algorismo y lo empatan en el escenario pero ese 18, 20 o 25 por ciento puede decidir una elección. Así es que en este momento de ninguna manera podemos dar validez o un peso específico a lo que se pretende adelantar.

De cara a la elección, ¿espera que ésta pueda ser marcada por la Guerra sucia?

Obviamente no comparto ese tipo de prácticas, no soy de la idea de utilizarla y de nuestra parte no lo vamos a hacer, no incurriremos en la falacia, la diatriba, la difamación, los chismes, los rumores, la manipulación, la desinformación, ni en el escarnio, pero lo que sí haremos, será contrastar, exigir que se fundamenten propuestas que a todas luces sean incumplibles, exhibir cuando quieran engañar a la población, cuando lo que se ofrezca no coincida con la forma de vivir y de actuar de quien lo propone, eso es parte del debate, es parte de exigir, y eso sí lo haremos, vamos a confrontar ideas, es una necesidad decir a la gente quiénes somos y también desenmascarar cuando están tratando de engañarla. Tenemos oportunidad todavía de demostrarle a la gente que hay falacias, que hay contrastes entre lo que quieren proyectar y lo que han hecho como servidores públicos y como seres humanos recientemente, no se puede ofrecer honestidad a toda prueba cuando hay inmoralidad en tu vida personal, no se puede dejar de hacer una tarea de contrastes.

¿Qué opinión le merece el ejercicio de los debates, considera que realmente pueden cambiar la intención del voto de la población?

Por supuesto, estoy convencido de que el debate es un ejercicio no solo democrático sino necesario e imprescindible para mostrar a la gente realmente quiénes somos los candidatos, mostrar nuestras propuestas, pero también desenmascarar a quienes están mintiendo, que están engañando o están abusando de haber ejercido puestos públicos para favorecer su imagen. Yo no solo pido que vayamos a estos debates, sino que encontremos en medios de comunicación, en la sociedad, en agrupaciones sociales y aquellas instituciones que tienen fuerza en la sociedad que nos convoquen a debatir, a dialogar, a contrastar, para que la gente nos pueda conocer cada vez más y así pueda tener una decisión más clara sobre por quién va a votar.

Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.
WordPress Image Lightbox