‘El puntero siempre va a la baja’

1141
0
Compartir

“Las encuestas se hacen en casa y las elecciones, en las urnas”, apunta Pizano.

ALFARO VA DE BAJADA; CASTRO, LA OPCIÓN; LOMELÍ, MUY LEJOS DEL POSICIONAMIENTO DE AMLO, SOSTIENE EL LÍDER ESTATAL DEL TRICOLOR

El líder estatal del PRI, Héctor Pizano Ramos, sostiene que esta elección apenas está por empezar; sin embargo, aclara que a partir de hoy el puntero, Enrique Alfaro, siempre irá a la baja y el resto de aspirantes empezarán a ganar terreno.

“Hemos llegado a la cita que estábamos esperando. Por lo menos esta dirigencia se ha estado preparando desde abril de 2017, generando una estructura, renovación, asambleas, consejos, para con una plataforma y una alianza con la sociedad, ser una opción. Enrique Alfaro, que lleva en campaña más de nueve años, obviamente tiene un reconocimiento referido a esa campaña y a su desempeño al frente de dos municipios de nuestra entidad; sin embargo, nosotros tenemos la oportunidad de presentar un perfil que reúne lo que el electorado busca, cuando la principal preocupación de los mexicanos es el tema de la honestidad, el combate a la corrupción, el combate a la impunidad y un trabajo con eficacia y eficiencia. Es el caso particular de Miguel Castro”, asienta en entrevista.

¿Cree que Carlos Lomelí llegue a la elección en segundo lugar?

Sin duda AMLO, quien lleva mucho tiempo posicionado en las encuestas y estudios de opinión, va a ser un referente. No obstante, vemos cómo siempre acaba por desplomarse al final, en el momento en que se toman las decisiones. También hay que recordar que las encuestas se hacen en casa y las elecciones son en las urnas. En el caso del proyecto local, el Dr. Carlos Lomelí, no tiene ni lejos el posicionamiento de la propuesta nacional. En cualquier estudio de opinión, a nivel estatal Morena no tiene ni una tercera parte del posicionamiento que hay a nivel nacional.

“En cualquier estudio de opinión, a nivel estatal Morena no tiene ni una tercera parte de la posición que hay a nivel nacional”.

¿Qué papel considera que va a jugar el candidato del PAN en el estado?

Lo señalamos desde el principio: estas alianzas son la búsqueda del poder por el poder, contravienen principios, ideologías y proponen cosas totalmente adversas entre un instituto político y otro. Fue a través de una resolución jurídica como se les obligó a los panistas del estado a aceptar una alianza que no querían, que no quieren y que no querrán. Esto ha venido a desvirtuar el arraigo, la tradición y el trabajo del PAN en Jalisco. Los que han trabajado en Jalisco quieren rescatar a ese PAN que conocen como un instituto político que tiene principios, y que esta alianza los contraviene.

¿Cómo ve la elección de Guadalajara?

Nuestro candidato, Eduardo Almaguer, tiene una trayectoria de victorias al frente de nuestro partido: a nivel municipal recuperó Guadalajara, a nivel estatal recuperó Jalisco. Conoce perfectamente el entorno, la competencia, y tiene una trayectoria que avala que en Guadalajara sea conocido como quien ha trabajado en cada una de las colonias. En el caso de nuestro partido en Guadalajara, sigue siendo un municipio con contrastes, que ha quedado insatisfecho por lo que en tres años no se cumplió y que cobrará factura.

¿Qué puede decir de Zapopan?

Una vez más, hubo una serie de promesas y proyectos inconclusos, incumplidos por candidatos con serios matices que los identifican como opciones totalmente contrastantes: por una lado tenemos a Abel Salgado, quien ha trabajado toda su vida al lado de la gente, en las comunidades más desprotegidas, que fue diputado local y federal, y a quien se le puede reconocer un amplio conocimiento del municipio, de su problemática, pero sobre todo, un personaje con fuertes raíces en las partes más abandonadas del municipio que esperan un rescate ante tres años de promesas y de obras inconclusas.

¿Qué opinión tiene de la salida del alcalde de Tonalá, Sergio Chávez?

En su momento señalamos que era lamentable que un personaje de los que había sido más beneficiados de la política partidista en ese municipio, decidiera en el momento en que las estadísticas y los estudios de opinión no lo favorecían en su interés de ser candidato del PRI, abandone las filas desde el poder, es decir, después de haber ganado una elección con los votos de los ciudadanos a este instituto político. Después de haber sido diputado federal y local, y haber tenido todas las oportunidades de crecimiento político, a pesar de los acuerdos que se deben honrar con la palabra y con los hechos, hoy abandona su trayectoria, su convicción, sus principios y a sus amigos. Lamentamos que de un día para otro cambien las convicciones de un ser humano.

¿Y de Claudia Delgadillo?

En este caso específico, fue una de las mujeres que más oportunidades tuvo de desarrollo político. Tuvo todo el apoyo de los actores políticos que militamos en el PRI para que lograra todos los espacios de representación. Inexplicablemente, de un día para otro, se va con quienes en su momento habían sido sus detractores. Abandona una vida de trabajo político en un partido para buscar, en una aventura, un espacio de representación que tal vez no llegue, si se aplica la legislación tal y como está aprobada.

Compartir

Dejar un comentario