¿Salvarán a Meade sus delegados?

2221
0
Compartir
El grupo fuerte del PRI arropa a Meade; esperan consolidarlo como puntero en pocos meses.

El grupo fuerte del PRI arropa a Meade; esperan consolidarlo como puntero en pocos meses.

¿QUIÉNES SON Y CUÁLES SON LAS TAREAS DE LOS COORDINADORES DEL CANDIDATO PRESIDENCIAL?

Sí hubo un escarceo, sí hubo un intento de revisar, por parte del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el comportamiento de su candidato José Antonio Meade y la posibilidad de afinar cosas. Determinaron que era más complicado cambiar de caballo a mitad del río porque, al final, no había muchas cartas. Solamente podía jugar con el ex Secretario, Miguel Ángel Osorio Chong, al quien sacó de Gobernación, pero aún a pesar de que Meade no está dando lo que se requiere, Osorio cayó de la gracia del Presidente.

El otro posible candidato, al que sacaron de una secretaría de Educación para dejarlo limpio para poder ser candidato suplente, es Aurelio Nuño. Pero Nuño demostró lo que es: un político mediano, fóbico y fílico, y que es parte más bien de los problemas que tiene Meade.

Lo que están pensando es cómo replantear el resurgimiento de Meade, y las voces más cercanas a la realidad han señalado que se debe hacer más fuerte la campaña “Meade Verde”, “Meade PANAL” y “Meade solo”, dejando menos fuerte la campaña con el PRI. Separar a Meade un poco del PRI. Además, está la cuestión de meterse cada vez menos en plantear los contrastes o los errores de López Obrador y concentrarse en presentar propuestas cumplibles.

También vieron que el asunto del “Pepe” no les daba demasiado. Creyeron que bajándolo al nivel del pueblo podía crecer. Al parecer van a intentar volver a posicionarlo como un candidato muy serio y muy preparado, y va a ser de nueva cuenta José Antonio Meade.

En el tema del priismo, lo que está viendo el equipo de estrategia es cómo amarrar el voto duro para evitar la desbandada tan grande de priistas a Morena, previendo que el saldo de las batallas distritales y de las cosas locales de gubernaturas y alcaldías lastimen y se puedan ir muchos priistas enojados.

Pero uno de los primeros intentos serios por reforzar la campaña de Meade fue el anuncio de un equipo de coordinadores. Así fueron designados como coordinadores regionales: Miguel Ángel Osorio Chong, Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Carolina Viggiano, René Juárez y Mariano González. 

Beatriz Paredes

Es una persona que tiene mucho que aportar, pero tal vez la zona en que la ponen no es la ideal. Sin embargo, Beatriz Paredes es un bulldozer, es una guerrera. Va a dar resultados. Manlio también va a trabajar fuerte porque va a querer sacar la circunscripción para tener más diputados y, seguramente, va a cobrar la factura teniendo diputados plurinominales.

Alma Carolina Viggiano Austria

Es una buena operadora, pero mediana. Alma Carolina Viggiano Austria, diputada federal, estará al frente de la coordinación de la campaña de Meade en los estados de Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas. Viggiano Austria cuenta con amplia experiencia en el sector público. Ha sido diputada por mayoría relativa en cuatro ocasiones, una local y tres veces federal. Actualmente es presidenta de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados y secretaria Jurídica y de Transparencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Mariano González Zarur

El ex gobernador de Tlaxcala entra recomendado por Beatriz Paredes. González Zarur no tiene dimensiones muy importantes. Podrían llamar a Jorge Carlos Ramírez Marín, ex presidente de la Cámara de Diputados, vicecoordinador del grupo parlamentario priista, que tiene experiencia política muy sólida, que no llegó al gobierno de Yucatán, pero podría hacer un buen papel mínimo como circunscripción. El otro cuadro al que pueden sacar de donde está y nombrarlo director de la financiera rural, es a Martínez y Martínez. Es una cosa muy triste que haya descendido de Secretario de Agricultura, líder del sector, embajador en Cuba, y haya regresado como director de la financiera de Desarrollo Rural. Martínez y Martínez tiene la capacidad incluso para ser presidente del CEN del PRI; definitivamente, se está quedando corto donde está.

René Juárez Cisneros

Es un buen cuadro, cuestionado en su estado, pero si lo mandan a otro estado puede dar resultados. Fue Secretario de Gobernación, ex senador y ex gobernador de Guerrero. Dos piezas que no embonan bien: González Zarur y Viggiano Austria. Descollan después Beatriz Paredes y Manlio Beltrones, que se reintegra y disipa los rumores de una ruptura. El trabajo de Manlio es el priismo. Osorio Chong lo mismo, se mencionaba que estaba fuera de la égida. Sigue en el ambiente el tema del PES, que Osorio Chong tuteló, que permitió que se fuera con López Obrador. Sin embargo, la integración a este equipo parece señalar que está limada cualquier aspereza.

Meade

Meade durante las precampañas.

Estos personajes van a tener un trabajo intrínsecamente priista, por lo tanto se requiere que haya un trabajo extra hacia afuera. Se requiere un trabajo de propuesta hacia la sociedad de manera que se pueda llegar a la gente vendiéndole un candidato rentable, preparado, capacitado y que tiene un proyecto claro, como quieren vender a Meade por su experiencia profesional y personal, alejándolo del estigma del político tradicional priista.

Manlio Fabio Beltrones

Se dice que tiene, junto con Emilio Gamboa, un control férreo de gran parte del priismo intermedio, la vieja clase política que tiene formación importante, que tiene control e influencias sobre muchos grupos priistas en varias regiones de México; y se mencionaba que, al no haber sido considerado en 2015 en el PRI por las derrotas que hubo en esa época, quedaba descarrilado y con un cable suelto. Pero parece ser que la inclusión de su hija en la lista para el senado, y la de él mismo -que seguramente va a ser candidato a diputado federal otra vez- lo ponen en una posibilidad de cooperación.

Habrá que ver si realmente entra y trabaja, y despliega su enorme potencial para barrer priistas, o si se dedica a hacer día de campo y cuidar lo suyo. Hay dos posibles Manlios: el Manlio pro Manlio y el Manlio pro PRI.

Manlio Fabio Beltrones ex líder nacional del PRI, estará a cargo de coordinar los trabajos de campaña de Meade en los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora. Beltrones Rivera fue gobernador de Sonora, diputado federal, senador, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en su estado natal. Presidió el Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional. En la administración pública federal se ha desempeñado como subsecretario de Gobierno, Desarrollo Político y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Osorio Chong

Tiene presencia, pero no como la de Manlio; así que es más sólida la figura de este último. Osorio se desmerece al momento de salir de Gobernación, y trae el estigma de que es el derrotado, es el perdedor y es el que no quiere cooperar. Sin embargo, su inclusión en el equipo, si opera lo que sabe, puede ser útil si se dedica al priismo: a sanar heridas, a barrer grupos, a tratar de que no haya fracturas después de las designaciones de candidatos en los estados.

El ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, será el encargado de coordinador la campaña de Meade ante los senadores de su mismo partido. Osorio Chong fue secretario de Gobernación en la actual administración; secretario electoral y presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Hidalgo, donde también se desempeñó como subsecretario y secretario de Gobierno.

¿Cómo va Meade?

Aún puede haber una posibilidad de que no todo esté resuelto a favor de López Obrador. Están los signos raros de personajes que vomitaban a AMLO, lo criticaban hasta el cansancio, y ahora se están uniendo a él en una carencia absoluta de ideales y congruencia. Por otro lado, ese esquema del AMLO redentor, en el que a todo el que toca se le quita lo ratero y lo mentiroso, está desencantando a mucha gente. Es cierto que avanza en muchos temas, pero hay mucha gente a la que no le gusta este esquema de invitar a gente como Gómez Urrutia o la liga con la maestra Elba Esther Gordillo, o haber incorporado a panistas recalcitrantes mal vistos por el panismo, eso lo ven como una pérdida de esencia en el movimiento de López Obrador.

Si bien es cierto que Meade no subió en la precampaña, también es cierto que no bajó, y eso que lleva la carga pesada del PRI. Si logra el doble esquema al apretar las tuercas del priismo y encontrar la fórmula de una campaña social, hacia la gente que no está dentro de los partidos, y acendrar el trabajo de la militancia del PVEM y PANAL, que lo arropen realmente como su candidato, podría darle los puntitos que podrían ser el pie de casa para el crecimiento.

Hay la duda de si Meade va en segundo o en tercer lugar, junto con Anaya. Sin embargo, si se actúa con cuidado en esta intercampaña con el tiempo y los recursos, y se hace una campaña estratégicamente planeada, basada en consultores eficaces y se encuentra la fórmula para dar pie con bola de qué es lo que la gente debe conocer de José Antonio Meade, puede lograr que crezca.

También la figura de Juana Cuevas, esposa de Meade, una persona sencilla, con chispa, carismática, que no habla mucho pero impacta e impone con su presencia, podrían sacarle una veta importante de hablar de la diferencia de un candidato estable familiarmente, con un padre que fue un burócrata de buen nivel, una familia con hermanos normales y que no hay hijos haciéndole al ensarapado, como los de López Obrador. Todavía hay una oportunidad para que Meade crezca.

Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.